Love: el amor “millennial” llegó de la mano de Judd Apatow

La primera serie de Judd Apatow en Netflix muestra el lado moderno, horrible e hilarante, del amor.
 
Love: el amor “millennial” llegó de la mano de Judd Apatow
Foto: /
POR: 
Gabriela Sáenz Laverde

Love
Netflix
Judd Apatow tiene la curiosa cualidad de hacer reír al espectador al mismo tiempo que muestra realidades duras como un puño en el estómago. Love, su primera serie con Netflix, es justamente eso: un recordatorio de que el amor al mismo tiempo nos duele en las tripas y nos pone a sonreír sin que podamos evitarlo.

Es lo que les pasa a Gus (Paul Rust, I love you Beth Cooper) y Mickey (Gillian Jacobs, Community), un nerd y una chica fiestera que se conocen en un minimercado de Los Ángeles y empiezan, cada uno a su manera, a descubrir que salir con alguien y estar en pareja significa dejar el ego a un lado. Gus es un profesor especial de niños actores, mientras Mickey es productora de un programa de radio.

Hay momentos en “Love” tan incómodos que usted querrá cerrar los ojos; recuerde que a veces la interacción humana es tan difícil que se siente como una película de terror, porque uno de los temores más comunes de la vida moderna es mostrarse, completamente, ante alguien que es prácticamente un desconocido. Esto es especialmente cierto en el caso de Mickey, quien tiene un complejo historial de adicciones y relaciones destructivas. Gus, por su parte, se esfuerza por mantener el optimismo en situaciones que rayan en el patetismo. Es como un accidente de carretera: sabemos que no debemos mirar pero no podemos evitarlo. Es una sensación que producen varios programas de televisión actuales, como “You’re the worst” y “Girls“.

Coincidencialmente, Leslie Arfin, una de las creadoras de “Love” (y esposa de Rust) también trabaja como guionista en la serie de Lena Dunham. Los “millennials”, parece, están más dispuestos a mostrar ese lado oscuro e incómodo de las relaciones que las generaciones anteriores. Nadie se imaginaría a Ross y Rachel atracándose de comida rápida después de una noche de drogas y alcohol en una piscina.

Los personajes secundarios le dan fuerza a la serie. Iris Apatow, la hija del director con la actriz Leslie Mann, brilla como la malcriada Arya, la joven actriz alumna de Gus; y Claudia O’Doherty como Bertie, la australiana compañera de casa de Mickey se roban el show en sus escenas, así como el grupo de amigos de Gus (liderados por la siempre genial Charlyne Yi): las sesiones de “jamming” para componer canciones de películas son de lo mejor de la serie.

[diners1]

[/diners1]

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
febrero
19 / 2016