Pan: La historia de cómo Peter se convirtió en Peter Pan

La precuela de Peter Pan, del director Joe Wright, cuenta la historia de cómo un niño llegó al País de Nunca Jamás para convertirse en Peter Pan.
 
Pan: La historia de cómo Peter se convirtió en Peter Pan
Foto: /
POR: 
Juan Sebastián Alba Torres

Pan
Director: Joe Wright
Reparto: Hugh Jackman, Levi Miller Garrett Hedlund, Rooney Mara.
Duración: 1 h. y 51 min.

La historia de Peter Pan, la de cómo Peter se convirtió en “el” Peter Pan, comienza en Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial. Su madre lo abandona en la puerta de un hogar para niños huérfanos dirigido por una monja que esconde comida, a pesar de que no hay suficiente para los niños del orfanato, y monedas de oro en su oficina –las monedas de oro parece que se las dan los piratas a cambio de niños, nunca se sabe-. Una noche, los niños son raptados de sus camas por piratas que los llevan al País de Nunca Jamás.

Al llegar allí, exactamente a una mina donde los niños se encargarán de extraer Pixum, o polvo de hadas para Barbanegra, los mineros, en su mayoría otros niños que ya llevan bastante tiempo allá, los reciben cantando en coro Smells Like Teen Spirit, de Nirvana, mientras Barbanegra (Hugh Jackman) hace su primera aparición. Todo es muy confuso, empezando por la razón de que esa sea la canción con la que reciben a Barbanegra, o por qué en otra escena cantan Blitzkrieg Bop, de Los Ramones, algo que nunca se aclara en la película. Son detalles que no tienen mucha incidencia en el argumento de la historia y dejan al público bastante perdido.

[diners1]

[/diners1]

Barbanegra se entera de que Peter es el elegido por una profecía que dice que un niño capaz de volar liderará una revolución y lo matará, por eso decide acabar con él quien escapa de la mina con la ayuda de James Hook (Garrett Hedlund en el papel de una versión joven del Capitán Garfio, rebelde y con pinta de Indiana Jones) y de Smith, quienes deciden llevarlo a la tribu de nativos, los enemigos de los piratas. Allí Peter debe demostrar que es el hijo del príncipe de las hadas y de una humana que luchó y fue asesinada por Barbanegra, al dominar su capacidad para poder volar. Cuando Peter demuestra que él es niño de la profecía se enfrenta contra Barbanegra con la ayuda de Hook y de Tiger Lily (Rooney Mara), una “nativa” (una forma políticamente correcta de hacer pasar a una actriz blanca por la india de la historia original) que le revela la historia de su mamá. Inmediatamente, Peter se convierte en Pan, el mejor guerrero de la tribu. A partir de ahí ya todos conocemos la historia.

Los eventos en Pan pasan tan rápido que no da tiempo de comprender por qué suceden; saltan de una idea a otra que, de no tener la referencia de la historia de Peter Pan que todos conocemos, sería complicado entenderla. En el aspecto que destaca la película es en la creación del País de Nunca Jamás: los efectos visuales crean un lugar que solo podría existir en la imaginación de alguien y se ven muy bien logrados, llenos de color y de criaturas fantásticas que adornan la historia de Barbanegra y Peter. Para ser una película que trata de ampliar una historia que se ha contado tantas veces, no sorprende con su manera de narrar; sin embargo, tiene buenos momentos de acción y personajes que refrescan con su humor, como el despistado Smithee, más allá de eso es una historia que parece estar hecha de retazos que no se sostiene bien y que deja la sensación de que pudo haber sido mejor contada.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
octubre
7 / 2015