Shonda Rhimes: la mujer más poderosa de la televisión

Pocos la conocen, pero Shonda Rhimes es una de las mujeres más poderosas de la televisión de Estados Unidos. Esta es la "reina de los placeres culposos"
 
Shonda Rhimes: la mujer más poderosa de la televisión
Foto: /
POR: 
Juliana Uscátegui

¿Qué pasaría si existiera una mujer negra, con sobrepeso, divorciada y madre soltera, que fuera tan poderosa que definiera qué hace famosos a otros? ¿Y si, aunque muy pocos supieran quién es, todos siguieran sus obras como abejas a la miel?

Conozca ahora a Shonda Rhimes, esa mujer. Es la creadora de la serie Grey’s Anatomy, que a 10 temporadas de su estreno sigue imparable. La mujer fue capaz de sacarle una serie como una costilla y hacerla también exitosa como llegó a ser Private Practice, el spinoff de Grey´s que volvió a la villana esposa  adúltera la heroína de su propia serie.

Esa misma mujer poderosa también sacó a la luz a Scandal, una serie en donde la amante (Kerry Washington) de un presidente de los Estados Unidos es querida  por todos, es afroamericana y puede ser más importante que el mismo presidente.

Próximamente estrenará How to get away with murder, donde nuevamente la protagonista será una mujer negra empoderada y fuerte: Viola Davis, nominada al Oscar en 2011, quien en este caso representará a una abogada, profesora de leyes en una prestigiosa universidad.

Rhimes, que ha sido llamada “La reina del placer culposo”, y quien cuenta entre sus fans a Michelle Obama, fue elegida por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes del mundo.

Y es que “Shondaland”, el mundo que Rhimes creó y que le da nombre a su productora, es la versión “showbiz” del discurso I have a dream de Martin Luther King. Las protagonistas de Grey’s Anatomy son una mujer rubia y una coreana, y la amistad entre ellas es posiblemente más conmovedora que sus historias de amor. Los médicos de Private Practice son negros, blancos y latinos. El jefe de prensa de la Casa Blanca en Scandal es gay y está casado con su pareja. En el “mundo de Shonda” no existen las distinciones basadas en la raza, el credo o la apariencia física. Y aunque sus personajes están muy lejos de ser perfectos (especialmente en Scandal, donde la conspiración y la traición son el pan de cada día), sus creaciones sí ofrecen una visión mucho más profunda e interesante de la realidad.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
octubre
29 / 2014