Series para vencer la depresión post-Mundial

Se nos fue el Mundial y el mundo parece un lugar más oscuro. Aquí hay varias series para ver y tratar de olvidar que faltan cuatro largos años hasta que ruede el balón en Rusia.
 
Series para vencer la depresión post-Mundial
Foto: /
POR: 
Pablo Ruiz

Ya nada tiene sentido. Se fue y no volverá por 1432 días. El Mundial se acabó y además no hay fútbol hasta Agosto. Si se siente un poco desubicado, un poco huérfano, no se preocupe. El Mundial nos abandonó y los síntomas del síndrome de abstinencia se avecinan. Sin partidos para ver, goles para comentar, árbitros para insultar y goles mal anulados a Yepes para lamentar, existen varias maneras de lidiar con la ausencia de fútbol. De las que son legales, una de las mejores maneras para llenar el vacío que siente en estos duros momentos es viendo series de televisión. Y a continuación le presentamos una lista con varias recomendaciones para que escoja y se olvide de que ya no tenemos excusa para pintarnos la cara.

Las recomendaciones cubren un amplio rango de gustos, géneros y tonos para que no importa su estado de ánimo, usted encuentre algo en esta lista. Si usted no ha visto series reconocidas como Game of Thrones, Breaking Bad, House of Cards, The Walking Dead u Orange Is The New Black esta es su oportunidad. Así podrá participar en las conversaciones cuando salga con gente aficionada a la televisión y sabrá las diferentes razones por las que sus amigos le tienen terror a las bodas, de dónde viene su obsesión con la palabra bitch y por qué tienen un detallado plan anti-zombies perfectamente desarrollado. Pero si usted está actualizado con todas estas series, aquí hay cinco recomendaciones de series de las cuales tal vez ni ha oído hablar pero debería ver.

The Americans (acción/ espionaje)

Esta es para los fans de 24. Para los que revisan Netflix cada día para ver si la nueva temporada de Homeland ya está en linea. The Americans fue una de las mejores series debutantes del 2013 (junto con Masters of Sex) y, tras concluir su segunda temporada a principios de este año, es la serie perfecta para ver y recomendar antes de que sea conocida por todos. La serie toma lugar durante la guerra fría y sigue a dos agentes soviéticos encubiertos que pretenden ser una familia normal estadounidense. Mezclando elementos de espías, acción, suspenso y drama familiar, The Americans es una de los programas más completos que la televisión puede ofrecer en estos momentos.

El rango de la historia de Elizabeth y Phillip, ideada por el ex-agente de la CIA convertido guionista Joe Wisenberg, ofrece tantas emociones como los partidos de octavos, que mezclaron thrillers definidos por penalties, actuaciones destacadas y remontadas en los últimos minutos. Tras tan solo 26 episodios, The Americans ya se postula como una de las series más interesantes a seguir en los próximos años y todo el mundo podrá disfrutar de su escritura inteligente, sus sorpresas y sus complejos personajes.

Shameless (comedia/drama)

Si usted ya se ha visto la increíble Orange is the New Black de Netflix, el tono de Shameless le parecerá conocido. Basada en la serie británica del mismo nombre, Shameless camina entre la comedia y el drama, saltando de la una a la otra en un segundo con absoluta destreza. El corazón y alma de la serie es Fiona, interpretada por Emmy Rossum, quien cuida a sus cinco hermanos y maneja la casa ante la ausencia de su madre y el alcoholismo de su padre (William H. Macy). Repleta de un humor más que oscuro, es difícil imaginar una serie más honesta que esta. La interpretación de la vida de esta familia disfuncional y de como se las arreglan para sobrevivir es conmovedora e inventiva, además de dejarlo pensando a uno qué estaría dispuesto a hacer en situaciones parecidas.

Tras concluir su cuarta temporada, que muchos consideran la mejor hasta ahora, hace meses, es el momento perfecto para sumergirse en el mundo de los Gallagher y actualizarse antes de que vuelvan a nuestras pantallas en enero del próximo año. Ver un episodio de Shameless es una montaña rusa emocional y uno pasa de una euforia parecida a ver que James iba a entrar contra Japón al catastrófico sentimiento del 2-0 de David Luiz en materia de minutos. Shameless es quizás la más desconocida de las recomendaciones pero con sus actuaciones estelares y unos guiones impresionantes, la serie no decepciona en ningún momento. Si quiere reírse y llorar en el espacio de una hora, de la bienvenida a los Gallagher a su casa. Y recuerde buscar su billetera antes de dejarlos ir. Puede que se la hayan llevado.

Arrested Development (comedia)

Esta es la típica serie de la que uno nunca ha oído hasta que un amigo la ve y no para de hablar de ella (similar a Community & Firefly). Originalmente del 2003, duró 3 temporadas hasta su prematura cancelación y luego fue revivida para su cuarta temporada por Netflix. La serie cuenta la historia de una familia adinerada que lo pierde todo y del hijo que no tuvo opción sino mantenerlos juntos. Ampliamente considerada como una de las mejores comedias de todos los tiempos, Arrested Development tiene un elenco de personajes excéntricos, egoístas e ilusos que se mezclan a la perfección para crear las situaciones más surrealistas que se pueden ver en televisión. En el centro de todo esta Michael Bluth, hijo del Presidente de la compañía familiar, quién es arrestado por fraude en el primer capítulo. Michael trata de mantener la compañía y su familia a flote a pesar de los desorbitados gastos de sus hermanos, sobrinos y su madre, Lucille. A todo esto se le suma un narrador que eleva el humor a otro nivel y un estilo parecido a un documental que después se volvería popular con series como Modern Family, The Office y Parks and Recreation.

Pero lo que hace que Arrested Development una serie legendaria es su complejidad y su absoluto compromiso. Hay frases que pasan desapercibidas solo para ser reveladas como el principio de un chiste que se completa capítulos después. Es una serie que entre más atención le dedique uno, más le da en retorno. Repetir episodios ya vistos es un placer, pues uno descubre cada vez más y más detalles en el diálogo, la ropa o en los sets. Es como ver el gol de James contra Uruguay una y otra vez, en un loop continuo. Arrested Development es la comedia que todo guionista quiere imitar cuando es jóven. Repleta de chistes internos, referencias a otras series, películas y a si mismos, la serie creada por Michael Hurwitz, que se puede ver entera en Netflix, es una de esas cosas que uno simplemente debe ver en su vida, como el Ciudadano Kane o El Padrino. Solo que más alocada, mucho menos convencional y más entretenida.

Orphan Black (sci-fi/ acción / suspenso)

Si conoce esos futbolistas que pueden jugar en prácticamente toda posición? Como el holandés Kuyt, que contra México jugó en cuatro posiciones diferentes, o Phillip Lahm que destaca tanto como en el mediocampo alemán como de lateral derecho o izquierdo. El equivalente a estos futbolistas en el mundo de la actuación es Tatiana Maslany, la estrella canadiense de Orphan Black, una serie que tan solo tiene dos temporadas (una de ellas en Netflix) pero que ya comanda una legión de fanáticos impresionante. Quizás leyó su nombre la semana pasada en algún gritó digital de algún conocido, que no comprendía como Maslany no había sido nominada ni siquiera a un Emmy. Y digo ni siquiera a uno porque Maslany interpreta 6 o más papeles en la serie, que se centra en el misterio alrededor de Sarah Manning después de que esta descubre que existen clones suyos. Maslany interpreta a cada personaje de tal manera que más de una vez por capítulo usted se encontrará pensando que son diferentes personas. Es fácil tener discusiones sobre cuál es la clon más linda, la más chistosa o la más sexy sin darse que cuenta que todas son Maslany debajo de los diferentes peinados y detrás de las complejas personalidades de cada una de las protagonistas.

Además de la absurda versatilidad de la actriz principal (y secundaria, invitada y demás), la serie maneja una variedad de tonos y atmósferas en sus historias que promete que todo televidente va a encontrar algo que disfrutar. Si le gustan las heroínas de acción recursivas y escurridizas, esta Sarah Manning. Si usted es más de comedia, la soccer mom de suburbios Allison será su favorita. Para los fans del terror esta Helena, la asesina ucraniana. Y todo esto sin mencionar a Cosima, a Rachel o al mejor personaje no interpretado por Maslany, Félix. Orphan Black es tan camaleónico como su actriz principal y vale la pena verla simplemente para preguntarse como hace Tatiana Maslany para confundirlo a uno de tal manera. Usted terminará la serie pensando que si alguna vez se hace una película sobre el Mundial del 2014, Maslany podría interpretar a James, a Touré Yaya y a Müller sin problema alguno.

The Wire (drama)

Tal vez ha oído de The Wire. Es una serie de la que se habla en susurros y tonos venerenciales. En el panteón de las mejores series de la historia, The Wire se eleva sobre las otras candidatas con facilidad para muchos. Aunque decidir entre Los Soprano, Breaking Bad y The Wire es como escoger entre Pelé, Maradona y Cruyff, lo importante es que si usted quiere ser un experto de la televisión, el drama de HBO es una tarea indispensable. Aunque en la superficie es un simple drama policíaco, la minuciosa atención al detalle y realismo hace que el drama creado por David Simon se sienta a veces más como un documental o una novela que una serie de televisión. Cada una de sus cinco temporadas explora un aspecto diferente de la ciudad de Baltimore, lentamente pintando un detallado retrato de la ciudad, su su burocracia, su mundo criminal y su población. The Wire es una imagen imparcial de la ciudad, una ventana que nos muestra la corrupción en ambos lados y como la burocracia, el sistema y la complacencia pueden hacer pudrir hasta a la más pura de las almas.

La dedicación de los guionistas nos deja ver historias que siguen la idea de un policía de legalizar las drogas en una sección de la ciudad para disminuir el crimen, por ejemplo. El experimento es mostrado con sus fallas y sus ventajas y es seguido hasta que alcanza su final. Aunque es difícil de disfrutar al principio, una vez uno ve unos 4 capítulos empieza a familiarizarse con las mecánicas del drama, una extraña fascinación por los personajes, el mundo y sus reglas lo posee a uno hasta acabar cada temporada. Y con cada capitulo, el mundo de Baltimore se va expandiendo poco a poco, de una manera que ninguna otra serie ha logrado imitar. Entre los grandes, The Wire se alza sobre los otros candidatos. Es una serie que toca ver. The Wire es el 7-1 a Brasil, el 5-0 a Argentina. Es el escorpión de Higuita y el gol de Maradona a Inglaterra en el 86. Es parte de la historia, algo que marcó un antes y un después.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
julio
16 / 2014