Girls: ¿Qué significa tener certeza sobre lo que se quiere en la vida?

Este segundo capítulo de la temporada muestra parte de lo que significa asumir la toma de buenas o malas decisiones en la vida. ¿Depende de la madurez adquirida o de las circunstancias? hay un poco de ambos.
 
POR: 
Paola Páez S.

Tener certeza de lo que se quiere en la vida. ¿Qué tan sencillo puede ser? Encontrar en el error la respuesta a las decisiones que han sido provechosas o no para cada cual. Tratar de justificar emociones que pueden ser nocivas en la medida en que haya irrespeto por los intereses personales o dar rienda suelta al sentimiento que motiva las ganas del corazón; si la certeza no fuese una variable medida a razón de la emoción humana, no habría chiste en la gracia de vivir.

Tener claridad no siempre es la respuesta, y las chicas de Girls lo dejaron más que claro en el segundo capítulo.

En el capítulo pasado, Hannah decidió terminar por fin su historia amorosa (y tormentosa) con Adam. Luego del accidente ella se dedicó a cuidarlo pues podía más el sentimiento de culpa que las ganas por alejarse de él. Adam quedó destrozado y Hannah salió de su casa rumbo a la de Sandy, su nuevo amante.

El segundo capítulo comienza con una discusión entre George y Elijah, el compañero de apartamento de Hannah. Las dudas de Elijah sobre su propia sexualidad lo llevaron a tener un encuentro casual con Marnie, y, ante tan estrepitoso fracaso, él decide contárselo a George, su pareja. Para Elijah fue un asunto casual y sin importancia. Pero para George, quien dicho sea de paso es varios años mayor y más experimentado, es una decisión de separación permanente que argumentó con deslealtad e infidelidad. Aunque para Elijah el asunto sigue sin tener mayor importancia en lo referente a George, tiene claro que no era momento de contárselo a su mejor amiga, Hannah. Es curiosa la forma en que varían las prioridades y más curioso aún comprender de qué depende.

Adam, que parece ser el mal novio por excelencia, ha enviado a Hannah un video en el que aparece cantándole canciones sobre su amor destrozado. Ella, impotente frente a la situación, termina reafirmándose  a sí misma que deben permanecer alejados.

Por otro lado, Marnie comienza su búsqueda de empleo como curadora de arte, cargo que ocupaba en su trabajo anterior. En su primera entrevista, la directora de la galería (Laurie Simmons, madre de Lena Dunham en la vida real), luego de preguntarle la mitad de su vida, le asegura que ella no es apropiada para dicha labor, y agregó que de hecho no es apropiada para alguna labor que tenga en mente.

En esta serie Marnie parece ser el chivo expiatorio de las frustraciones de Lena Dunham: la chica hermosa a la que todo parece salerle mal. Ella, destrozada, sale del lugar preguntándose para qué cosa puede servir en la vida. No tiene idea. Cuando llega al apartamento de Shoshanna la encuentra junto a Ray en la cama conversando sobre cómo harían la perfección juntos distintas actividades.  Al parecer, luego del encuentro anterior disfrutan cada vez más la compañía del otro. El gesto en la cara de Marnie lo dice todo: qué molestas son las parejas felices cuando la vida de uno se cae a pedazos. Ella les narra su fatídica entrevista y ellos le aconsejan abrir sus posibilidades laborales. Con su cara y su cuerpo, le dicen, podría tener un trabajo como anfitriona en un club nocturno. Ella, al verse sin dinero y sin un trabajo estable empieza a considerar la idea.

Jessa y Thomas John llevan una relación de pareja agradable. Él respeta, comparte y vive junto a ella su pasión por el arte y la pintura. La complace en todo lo que ella le pida y se complementan gracias a la diferencia en sus personalidades. ¿Hasta qué punto es grata la total complacencia? Thomas está posando para Jessa mientras ella pinta su figura sobre un lienzo.

En esas llega Hannah. Thomas se da cuenta de que va retrasado a su trabajo y se marcha pero antes, le deja a Jessa una cesta en la que hay tres cachorros para ella; Thomas John no sabe cómo más consentir a Jessa.

Hannah y Jessa conversan sobre el amor y lo que significa encontrar a la persona indicada y dejar el juego del placer fortuito. Jessa asegura a Hannah que es feliz junto a Thomas. Hannah le cuenta sobre su relación con Sandy y Jessa se da cuenta de que él no está completamente interesado en ella como persona. Días atrás Hannah le había dado a leer uno de sus escritos para que lo leyera y diera su opinión. Él le había estado diciendo que no había leído su texto porque estaba muy ocupado pero que cuando tuviese tiempo lo leería. Según Jessa, si Sandy tuviese real interés por Hannah, habría leído mucho antes su escrito. Es una forma de conocerla más como persona.

Hannah se cuestiona sobre el asunto y decide preguntarle a Sandy la razón por la cual no ha leído su escrito. Llega al apartamento de él y mientras están juntos besándose, lo cuestiona. Sandy se detiene y le confiesa que ya ha leído el texto. Le dice que no había querido comentar nada al respecto porque siente que quizás ella puede tomar su opinión de mala manera y habría una discusión. Hannah le asegura que eso no sucederá de ninguna manera y Sandy le dice que su escrito está bien hecho, pero es tedioso y no sorprende. Hannah se siente indignada y juntos terminan discutiendo sobre un conflicto de intereses que deja en claro la poca comunicación que siempre hubo entre los dos. Para colmo de males, Sandy es republicano, algo impensable en el mundo hiper-liberal de Hannah. Terminan su relación.

Marnie llega a casa de Hannah y se encuentra con Elijah. Ella le dice que deben contarle a Hannah sobre lo que pasó entre ellos dos y Elijah se rehúsa absolutamente. Hannah, que convierte todo en un drama sobre ella misma, puede sentirse poco deseada pues sucedió con Marnie y no con ella quien incluso vive con él. Marnie acepta. Llega Hannah y les cuenta que ha terminado con Sandy. Elijah se marcha y quedan Marnie y ella en el apartamento. Marnie lleva puesto un traje un poco fuera de su estilo con un vestido corto, muy corto. Hannah le pregunta si es nuevo y ella le dice que es su nuevo uniforme de trabajo. Ha decidido trabajar como mesera en el Wedgebrook Club, un café bar para hombres ricos y viejos. Marnie le dice que se siente cómoda con ello y que va ganar lo suficiente para vivir y con la posibilidad de explorar nuevas habilidades en ella.

Hannah está en su habitación. Intenta cortarse el pelo bajo la asesoría de un video en Youtube. Y en esas recibe un mensaje de Adam en su celular diciéndole que está abajo. Ella intenta ocultarse apagando la luz simulando que está dormida y de pronto él entra a su habitación. Tiempo atrás ella le había dado una llave de su apartamento en caso de seguridad. La saluda y le pide un vaso de leche. Está nervioso. Hannah le da la leche y le pide que se vaya. Mientras ella está en la cocina  trata de llamar a la línea de emergencias, pero se arrepiente antes de que le contesten. Cuando Adam se está yendo, después de mucha insistencia por parte de Hannah, llega la policía. Preguntan por Hannah Horvath. Habían recibido su llamada. “¿Llamaste a la policía, Hannah?”, pregunta Adam. Hannah asegura a la policía que nunca llamó que no hay ningún problema. Minutos más tarde la policía encuentra registros sobre multas de Adam y se lo llevan a la estación. Hannah le grita que lo siente, que sentía que la estaba acosando. Adam responde con gritos y amenazas. La relación ahora sí ha llegado a su final.

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
enero
28 / 2013