Diego Quemada Díez: un inmigrante en Jaula de Oro

El director de La Jaula de Oro conversó con Diners acerca de su proceso creativo, sus influencias y la película que lo lanzó a la fama.
 
Diego Quemada Díez: un inmigrante en Jaula de Oro
Foto: Esteban Duperly
POR: 
Juliana Uscátegui

El español Diego Quemada-Diez vive hace 18 años fuera de su país. Es un hombre bastante tranquilo y con una serenidad para hablar que revelan la paciencia que tuvo con los 7 años de proceso de su película.

La jaula de oro es una cinta capaz de mover las fibras humanas a través de sus personajes, ellos son las voces de un conflicto y una problemática que viene siendo tratada desde años atrás por diferentes documentales: los inmigrantes de la frontera mexicana hacia los Estados Unidos.

Ganadora de Cannes en 2013, y otros tantos premios y nominaciones, esta cinta que llegó a Cartagena, también será estrenada en Montreal y va para más países como Holanda.En mayo de este año se estrena en México con bastantes copias, pues la idea es que llegue a ser una de las películas con más taquilla en su país. México produce aproximadamente más de 100 películas sobre el 100% con estímulos de cinematografíaa y la Jaula de Oro se destaca entre ellas.

En esta película pasan muchas cosas- dice su director- es una historia que te hace pensar. La preocupación por la problemática migratoria es mundial por eso en palabras de su director “La película cuestiona los nacionalismos, que al final no tienen mucho sentido. El único nacionalismo que tienes sentido es apoyar la producción nacional en esta época de tanto liberalismo, eso es lo que causa la migración. Los tratados de libre comercio, la violencia, lo demás son invenciones sociales que nos separan”

La idea es “Hablar de lo que nos une a partir de lo que nos separa, las lenguas, las razas….”

Los actores fueron naturales, personajes elegidos entre más de 6 mil personas para un casting que duró meses. Las locaciones son todas en exteriores y los actores son actores naturales. Existió una investigación exhaustiva durante años y la historia se fue rodó cronológicamente, tanto así que los actores se iban sorprendiendo con el guión diariamente. Existía una unidad de preproducción que iba a los lugares 3 días antes y que al llegar el equipo completo se fusionan para trabajar junto a los locales. Todos los figurantes son reales inmigrantes y los lugareños de cada paraje. En esta filmación todos o que apoyaron el proceso desde cualquier punto de vista querían ser parte de la solución del problema migratorio.

La técnica actoral que se usó fue una semejante a la que usó Fernando Meirelles en Ciudad de Dios, y de hecho se dictó un taller de actuación con la misma persona que preparó a los brasileros. No fue fortuito que esta cinta ganara el premio a Mejores Actuaciones en el Festival Francés.

La experiencia del cineasta es envidiable, ha trabajado con directores como Oliver Stone, Ken Loach, Alejandro González Iñarritu entre otros.Ha sido operador de cámara de Ella me odia, de Spike Lee, El Jardinero fiel, de Fernando Meirelles; Hombre de fuego, de Toni Scott; 21 gramos, de Alejandro González Iñárritu; Un domingo cualquiera, de Oliver Stone; Tierra y Libertad, Pan y rosas y La canción de Carla, de Ken Loach; Cosas que nunca te dije, de Isabel Coixet; Operación Swordfish, de Dominic Sena, entre otras.

Pero Kean Loach es uno de sus grandes maestros- Lo mencionó varias veces durante la entrevista con Diners- de quien aprendió técnicas como poner la cámara siempre a la altura de los ojos como si existiera un espectador en cada escena y en La Jaula de Oro esta sensación es infalible. De él también aprendió a darle voces a las historias a través de sus personajes el objetivo también se logra.
Aquí en esta película hay un indígena que no habla español pero al final lo entienden y se da uno cuenta que no es importante por ejemplo.

Los 3 actores principales, querían ser inmigrantes, irse de sus lugares de origen ¨Rodolfo el indígena quería salir de su pueblo.Brandon que hace de Juan quería ser famoso y estaba obsesionado con Estados Unidos el Break Dance e irse y Karen quien es actriz activista igual, Ahora después de esta experiencia, sus visiones han cambiado y ya les da igual cruzar la fontera ¨ dijo Diego Quemada quien trabajó con ellos de una forma en la que les dio herramientas para empoderarse y al final actuar. Para el director era muy importante que ellos no fueran a sentirse víctimas de su propia realidad social.

A los espectadores también nos cambia la vida y la mirada sobre este conflicto que lleva varios años enredado.

El título de la película en español hace referencia a una canción de los tigres del Norte que muestra todo el dolor de un inmigrante. En otros idiomas ha sido modificado para que se entienda el contexto como en Francia donde fue traducido como “Sueños de Oro”. Ojalá sea distribuida pronto en nuestro país.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
marzo
17 / 2014