Julia, la historia de la primera mujer en tener un show de cocina regresa a HBO Max

La segunda temporada del famoso programa de HBO Max, Julia, llega a partir del 16 de noviembre y Diners pudo hablar con sus directores.
 
Julia, la historia de la primera mujer en tener un show de cocina regresa a HBO Max
Foto: cortesía HBO Max /
POR: 
Zamira Caro Grau

En los Estados Unidos de 1963, un programa de televisión llamado The French Chef se convirtió en un éxito total. Frente a la cámara estaba Julia Child, una estadounidense que escribió uno de los libros más vendidos sobre cocina francesa de la época, y que se convirtió en la anfitriona de un show en el que una vez por semana se enseñaba una receta diferente de ese país. 

Las amas de casa de la época, que eran la gran mayoría de mujeres, estaban fascinadas con la propuesta de este programa, pero también con el carisma de Child, una mujer que convenció a toda una red de televisión a trabajar por su sueño, que incluso en un comienzo ella misma pagó, pues no querían darle presupuesto. 

Con este difícil comienzo era imposible ver que, eventualmente, Julia Child se convertiría en la mujer precursora de los programas culinarios modernos, que su programa duraría 10 años al aire y que, además, HBO Max eventualmente sacaría una serie basada en su vida. Un programa de un programa, por decirlo de alguna manera. 

Julia, la apuesta gastronómica de HBO Max

Desde la comedia, la gastronomía y el drama, HBO Max tomó la decisión de llevar a la plataforma de streaming la historia de Julia, con la interpretación de Sarah Lancashire, y de las personas más importantes en su vida. Allí presentaron a Paul, su esposo, interpretado por David Hyde Pierce; Avis DeVoto, una de sus mejores amigas, interpretada por Bebe Neuwirth; Russ Morash, el productor de su programa, por Fran Kranz; y Judith Jones, editora de su libro de cocina y amiga cercana, por Fiona Glascott. 

En la primera temporada, los televidentes logran ver como Julia pasa de ser una autora sin mucho que hacer con su vida a una mujer que invierte su dinero, su tiempo y transforma sus días a los 50 años únicamente para cumplir un sueño que pensó jamás sería posible. 

Amar a su personaje es fácil, puesto que es una mujer encantadora, no hay mejor palabra para describirla. Una mujer que maneja su encanto en los platos que cocina, en la cercanía que tiene con las personas, en la importancia que le da a cada uno de los integrantes de su equipo, en como ama y como cuida a quienes la rodean. 

Tras varias subidas y bajadas, la primera temporada nos deja con la confirmación de que Julia y Paul viajarán de nuevo a Francia para descansar, cocinar más y regresar para la segunda temporada de The French Chef con más recetas y propuestas, y justo ahí retoma la segunda temporada. 

“Para nosotros fue un sueño grabar en Francia. Lo queríamos hacer desde un principio, pero era imposible por el covid, así que cuando las cosas se alinearon no dudamos en plantear el viaje para finalizar la primera temporada”, comenta Chris Keyser, creador del show. 

Además, agrega que este viaje permitió darle otra dimensión al mundo de Julia, pues aunque desde la primera temporada sabemos el gran significado que tuvo Francia en su vida, en la segunda podemos ver a Julia cocinar allí, disfrutar sus paisajes y retornar de alguna manera a la vida que alguna vez vivió. “Era importante que más allá de explicar por qué Francia fue importante, lo mostrarámos” explica Keyser. 

Y es así como Julia, la segunda temporada, comienza con tres episodios en los que visitan el sur de Francia y cocinan todas las delicadezas que Simca, co-autora del libro de Julia, tiene para ofrecer, para después visitar también París, y descubrir cómo esta ciudad fue fundamental para la relación de Julia y Paul. “Estoy muy orgulloso de ese episodio en especifico, porque me encanta ver como allá ellos dos miran al pasado y lo que vivieron y no al futuro y lo que viene cuando regresen a Estados Unidos”, comenta Daniel Goldfarb, también creador del show. 

Las mujeres que rodean a Julia 

Una de las partes más fundamentales del encanto de este show está en las relaciones que existen entre los personajes femeninos. Las amistades son fuertes, seguras, lejanas a la envidia y enfocadas en construirse la una a la otra. Los personajes femeninos no requieren relaciones con hombres para ser protagonistas, triunfar y escribir sus caminos pese a todo el sexismo que atravesaban en esa época. 

“Esas amistades son parte de la espina dorsal de este show y tienen mucho significado, porque son amistades que Julia tuvo en la vida real”, explica Goldfarb. Así mismo, Keyser agrega que “Julia tenía relaciones hermosas con los hombres, los amaba, siempre coqueteaba con ellos, pero aparte de su esposo las personas que realmente eran cercanas a ella todas eran mujeres que se quedaron a su lado por toda la vida”, y explica que esos detalles se construyen también a través de las mujeres que hacen parte del equipo de escritoras del programa. 

Es así como Julia, una vez más, se prepara en esta segunda temporada para afrontar el reto de una fama recién adquirida, de nuevas recetas y de cómo sus amistades también van encontrando otras personas que pueden llegar a modificar la dinámica de este grupo que, hasta el momento, dejaba todo en su vida de lado para ayudar a Julia a cumplir sus sueños. 

“Como en la vida real, esos momentos hacen las amistades más fuertes y profundas”, explica Keyser, y los fanáticos de Julia no pueden esperar para ver cómo se refleja esto. 

(Le puede interesar: Los Billis, la pandilla bogotana de los 80 que ahora tiene su serie en Prime Video).

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
noviembre
15 / 2023