“Le tengo pavor y fascinación a la inteligencia artificial en el cine”: Sebastian Lelio, ganador del Óscar

Diners conversó en exclusiva con el director chileno Sebastián Lelio, que ganó el Óscar en 2017 por Una mujer fantástica, en el marco del Festival Internacional de Cine de Cartagena, en donde recibirá un homenaje.
 
“Le tengo pavor y fascinación a la inteligencia artificial en el cine”: Sebastian Lelio, ganador del Óscar
Foto: Foto cortesía A. M. P. A. S. /
POR: 
Adrián David Osorio Ramírez

“Cartagena sí está distinta. Pero, bueno, todos hemos cambiado, el mundo enteró cambió y es difícil saber qué es qué”, comienza diciendo Sebastián Lelio, el director nacido en Argentina pero criado en Chile, que visita por segunda vez el Corralito de Piedra, esta vez como invitado especial de la edición 62 del Festival Internacional de Cine de Cartagena.

Esta noche, en el Teatro Adolfo Mejía de Cartagena, Sebastián Lelio recibirá una estatuilla India Catalina labrada a mano en filigrana momposina como homenaje a su carrera, que incluye títulos como Gloria (2013), Una mujer fantástica (2017) y su más reciente película, El Prodigio (2022), protagonizada por la actriz Florence Pugh para Netflix.

El homenaje incluirá la proyección de su película El Prodigio y luego, el sábado 25 de marzo, en el Patio del Palacio de la Inquisición, en el Museo Histórico de Cartagena, y gracias a la celebración de los 25 años de Ibermedia, se exhibirá Una Mujer Fantástica, un drama que le concedió el Óscar a mejor película internacional.

Diners conversó en exclusiva son Sebastián Lelio sobre el futuro del cine Iberoamericano, el ciber feudalismo y las nuevas tecnologías en el cine, y el Premio de la Academia.

En el marco del FICCI, Ibermedia celebra sus primeros 25 años, un buen momento para tomar una pausa y preguntarse ¿hacia dónde puede ir el cine iberoamericano?

No creo que se pueda separar demasiado la pregunta por el destino iberoamericano de la pregunta más grande por la que pasa el cine entero. Estamos en un momento de transición muy evidente, todo está cambiado y las formas de distribución afectan las formas de producción y la razón es que el espectador está en completo reajuste.

Foto cortesía FICCI 62

Pero habiendo dicho eso, esta ha sido la realidad del cine toda su vida. El cine está muriendo desde que nació y los apocalípticos han estado rasgando vestiduras en cada crisis.

En ese sentido, observo con atención y no creo que el cine vaya a morir. Tampoco creo que el cine iberoamericano piense como una entidad en sí, sino que son cinematografías locales que responden a estas realidades socioculturales específicas y a las visiones de los directores y las directoras.

Además de celebrar el cine de esta región, el FICCI aborda el tema del ciber feudalismo y las nuevas tecnologías.Y usted, desde su trabajo temprano, le ha dado un lugar a la tecnología digital… ¿cómo ve ahora el uso de la inteligencia artificial en el cine?

Mis primeras películas las hice sin diálogos escritos, con improvisación, entonces de alguna manera estaba escribiendo con Chat GPT (risas), porque igual lo que había ahí era una inteligencia colectiva que emanaba de la situación contextual creada por el rodaje, la temática, el director y otros factores.

Alguien decía que “toda nueva tecnología esconde un antiguo secreto”, y como toda nueva tecnología, esta se usará para la belleza y el horror. Las posibilidades son ilimitadas, en todos los sentidos, con oscuridad y con luz.

Hablando de ChatGPT, ¿le ha hecho alguna pregunta a este chatbot de inteligencia artificial?

Sí (risas). Por ejemplo, cómo titular una película a partir de decirle de qué se trata. Los títulos que ofrece no están nada mal, es una gran conciencia con la que interactuar. Es todo nosotros juntos y nadie al mismo tiempo.

Sebastian Lelio
Sebastián Lelio, que ganó el Óscar por su película Una mujer fantástica, será el tributo de esta edición. Foto cortesía FICCI.

Yo le tengo tanto pavor como fascinación, que es lo que deberíamos sentir frente a cualquier verdadera revolución tecnológica. Va a ocurrir de todo.

¿Cómo explicaría eso de oscuridad y luz?

Yo creo que todos los tipos de transacciones, ya sean ilegales, inmorales o inhumanas, que puedan beneficiarse de esta herramienta, lo harán.

Al mismo tiempo, creo que se puede usar la herramienta con otros fines, buscar la belleza o formas de expresión insospechadas también es posible, nosotros decidimos hasta dónde. Pero ya sabemos el tipo de animales que somos.

Me quedo con la frase de “formas de representación insospechadas” para hablar de la primera escena de El Prodigio, su más reciente película, que inicia mostrando lo que parece un set de filmación actual, a pesar de ser una cinta de época ¿por qué hacerlo de esa manera?

El Prodigio es una película sobre la creencia y cómo las creencias pueden devenir en control social, pero también en libertad individual. En ese sentido el comienzo y el final les está recordando a los espectadores que ellos creerán en lo que van a ver.

Es el poder de la ficción operando sobre los personajes, controlados en este caso por las narrativas católicas de Irlanda de los años 1860, pero también de la narrativa científica de aquel momento, y la narrativa misma del cine operando al interior del espectador, que a ratos se olvida qué está creyendo: en la mismísima película.

Para terminar, Sebastián ¿qué tanto le cambia la vida a un cineasta ganar el Premio Óscar?

(Risas). Sí la cambia. En todas las direcciones, es como un rayo loco. También un accidente increíble que ocurre.

Nadie estaba pensando en eso cuando hicimos la película. No sé si se pueda filmar una película pensando realmente en ganar el Óscar, pero sobre todo la posibilidad de seguir filmando, ese es el mayor premio.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
marzo
24 / 2023