La Suprema, la película colombiana ganadora en el Festival de Cine de La Habana

Diners conversó con el director Felipe Holguín sobre su ópera prima, ganadora del premio Coral en el Festival de Cine de La Habana Cuba, con una historia con tintes deportivos y caribeños.
 
La Suprema, la película colombiana ganadora en el Festival de Cine de La Habana
Cumbia Films /
POR: 
Óscar Mena

Un grupo de jóvenes se reúne temprano tan solo vigilados por el sol del Caribe y los aires frescos de la mañana. En medio de ellos se encuentra Laureana con un sueño que no ha querido revelar a nadie: convertirse en boxeadora profesional en La Suprema, su tierra natal.

A esto, súmele que su tío, Anastasio, está en la final del mundial de Boxeo y se perfila como el favorito para llevarse el título de campeón del mundo, por lo que la pelea la transmitirán en vivo para toda Colombia. Sin embargo, este pueblo del municipio de María La Baja no cuenta con electricidad, por lo que la joven de 16 años empieza una campaña para llevar energía al centro de la plaza para que todos puedan ver a su tío convertirse en el campeón del pueblo olvidado del Caribe.

Con esta premisa, La Suprema se llevó el premio Coral a Post Producción del Festival de Cine de La Habana porque muestra no solo una realidad que sucede en Colombia, sino en diferentes países de Latinoamérica y el mundo. Gracias a la visión de su director Felipe Holguín, egresado del colegio Los Alcaparros y fundador de Cumbia Films, es que se perfila como uno de los largometrajes más prometedores de 2023.

La Suprema
Foto: Cumbia Films.

En Diners conversamos con el director sobre los secretos detrás de esta historia, que mezcla el drama, la comedia y la realidad del país: 

La Suprema puede ser cualquier pueblo olvidado de Colombia, del que puede salir una deportista de talla mundial…

Efectivamente es el reflejo de la cantidad de pueblos que viven esta situación, que no solo están Colombia, sino en Latinoamérica y en gran parte del mundo. Estos lugares existen pero están olvidados por estar en un rinconcito.

¿Cómo nació la historia?

Todo esto empezó porque nos llegó un guion original, escrito por el cartagenero Manuel Jaimes Triviño, con una columna vertebral inspirada en lo que sucedió en San Basilio de Palenque en 1977 cuando Kid Pambelé fue a pelear por el título mundial contra Peppermint Frazer. 

Palenque no tenía electricidad ni televisores, entonces la anécdota cuenta que cuando salió campeón, el gobierno de turno llegó al pueblo al día siguiente con un televisor y la gente quedó indignada porque no había electricidad para encenderlo.

Así que a partir de eso se crea esta historia en La Suprema, donde hay componentes de documental y ficción. Acá integramos la realidad con lo que encontramos en el guion.

Cumbia Films, La Suprema
Foto: Cumbia Films.

Con la producción de La Suprema se generaron 100 empleos para los habitantes del pueblo

Sí, el trabajo comunitario fue importante para nosotros, desde que fundé Cumbia Films en 2009 los cortometrajes y documentales los hemos realizado de la mano de las comunidades, porque tenemos la filosofía de no llegar a imponernos sino involucrarnos en sus vidas de forma orgánica.

Entonces la comunidad de La Suprema nos ayudó con la asistencia de producción, casting, catering, seguridad y otras cosas importantes. Siempre trabajamos para tener un proyecto con impacto social.

¿Cómo se filma una película en un lugar donde no están los recursos básicos como el agua potable?

Recuerdo bien cuando presentamos la película que una chica dijo en voz alta: “eso no parece una película de ficción, sino nuestra realidad”. Ahí me quedé pensando y le dije que tenía toda la razón. 

Aunque en este momento tienen electricidad, no hay agua potable. Así que en este momento vieron la importancia de la película para poner a la Suprema en el mapa de Colombia.

Foto: Cumbia Films.

Sabemos que no es una película 100 por ciento dramática, también hay pequeños espacios de comedia y resiliencia 

Abordamos una realidad difícil, no desde la tragedia, sino desde la premisa que la unión hace a la fuerza. Las personas que la han visto resaltan este componente y dicen que es maravilloso hablar desde un punto de vista esperanzador. 

A esto se le suma la comedia, que en realidad viene de la idiosincrasia de los caribeños. Ellos le regalaron a esta película ese respiro, esa tranquilidad, porque la alegría les viene de forma natural.

¿Cuáles son los retos de hacer una película sin tener como protagonista a la tecnología?

El punto de partida era estar anclados a una época en la que la tecnología existiese, pero que no fuera tan popular. Si la hacíamos en una versión actual, se nos cae la premisa porque todos tendrían un celular.

Entonces la ubicamos en 2001 para que la historia no fuera tan lejana a la realidad y todo el pueblo se pudiera reunir en torno a un televisor.

Foto: Cumbia Films.

Luego del premio Coral, se viene toda una temporada de festivales de cine en 2023…

Es el año de los festivales, aunque estamos en etapas de posproducción, ya estamos organizando el itinerario para ir a Alemania y España, donde tenemos una alianza con productoras de allá, gracias al premio recibido en Cuba. 

Esperamos cosechar más premios, porque muchas veces los festivales son subjetivos y requieren de conexiones y de estar en el momento adecuado. Entonces vamos con los pies en la tierra y esperamos que después de este circuito de festivales podamos estrenar la película a finales de 2023.

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
enero
20 / 2023