‘The Vow’: regresa la serie que revela la historia detrás de la secta sexual NXIVM

Conozca la historia detrás de NXIVM, un grupo de superación que terminó siendo una secta sexual. Diners conversó con Jehane Noujaim, directora de la serie de HBO Max ‘The Vow’, que narra los hechos de la vida real.
 
‘The Vow’: regresa la serie que revela la historia detrás de la secta sexual NXIVM
/
POR: Adrian Osorio

En 2010, la directora egipcioestadounidense Jehane Noujaim asistió a la clase introductoria de NXIVM -un supuesto “grupo de superación personal”- que ellos llaman “Executive Success Program”. En ese momento exploró la idea de hacer una película sobre la experiencia. Más tarde, en 2017, retomó la idea debido a los rumores de que el grupo era en realidad una secta de tráfico sexual y crimen organizado. La historia es el centro de la serie documental The Vow.

“La clase, a la que asistieron 17.000 personas, no fue exclusiva de NXIVM, fue más bien un proceso de sentarse y hablar sobre ética. Me sentí como si estuviera en la universidad. Te da la sensación de que estás resolviendo cosas por ti mismo”, le dice a Diners Jehane Noujaim.

NXIVM fue fundada en 1998 por Keith Raniere y Nancy Salzman. En poco tiempo la compañía sumó miles de miembros, incluidas estrellas de Hollywood -como la actriz Allison Mack (Smallville) que fue condenada a tres años de prisión-, herederos adinerados e hijos de dinastías políticas. The Vow revela la verdad detrás del repentino éxito a partir de testimonios tanto de transformación profunda como de abuso devastador. 

The Vow Jehane Noujaim
Foto cortesía HBO Max

En su primera temporada, que se estrenó en agosto de 2020, The Vow presentó la historia desde la mirada de personas cercanas a la organización, pero no tan influyentes. Una particularidad de la serie es que al mismo tiempo que se estrenaban los episodios tenía lugar el proceso legal en contra de Keith Raniere, que terminó en una condena por 120 años de prisión, que en la práctica es una cadena perpetua.

Este mes, durante los seis capítulos de la segunda parte, la serie continúa justo donde terminó y presenta los relatos de personas influyentes en el grupo, como la misma cofundadora Nancy Salzman. Diners conversó en exclusiva con la directora Jehane Noujaim -en la primera temporada compartió crédito con Karim Amer- sobre los retos de continuar la serie documental de HBO Max mientras el caso de NXIVM avanzaba en la corte.

Volviendo a aquel curso introductorio de NXIVM, ¿en ese momento identificó que algo no estaba del todo bien?

Fue una clase de 16 días, que realmente disfruté. Lo único que sentí que no estaba bien era que las personas del curso decían que el creador del plan de estudios, es decir Keith Raniere, era el hombre más inteligente del mundo. Entonces, si lo conocías, interactuaban y jugabas voleibol con él, eras muy afortunado.

Yo solo pensaba que el hombre más inteligente del mundo se sometería a una prueba de coeficiente intelectual para que todo el mundo, hasta en India y China, lo supiera. Así que ¿cómo podían hacer una declaración como esa? Creo que eso me afectó, en parte porque crecí en el Medio Oriente, donde tenemos dictadores y grandes carteles con fotografías de Hosni Mubarak y todos estos líderes, en la pared, y sé el peligro que conlleva poner demasiado poder en las manos de un líder.

Uno de los retos de la primera temporada de The Vow es que mientras estaba al aire avanzaban los casos judiciales ¿cómo fue esto para usted como directora?

Yo hago cine verité (es un estilo documental que combina la improvisación con testimonios en cámara, también llamado cine de observación). De esa manera seguimos la historia, a través de los ojos y el conocimiento de los mismos personajes.

De hecho, algunos de los miembros de NXIVM con los que hablamos, por ejemplo Mark, Bonnie y Sarah, no conocía la información sobre los abusos, las fotografías de menores y otros detalles que surgieron en el juicio. Entonces, cuando salió la primera parte, nos preguntaron por qué no revelamos ese tipo de partes oscuras de NXIVM. 

La respuesta es porque seguimos la historia de una manera verité. Nos despertábamos cada mañana y era como una guerra, no sabíamos qué dirección iba a tomar la historia. Esto es diferente a otros documentales, que esperan hasta el final del juicio para empezar a contar.

¿Y en ese momento ya tenían claro que debían trabajar en una segunda parte?

Sí, seguimos grabando después del arresto de Keith y en el año entre eso y el juicio. Entonces, al final, estos seis episodios son tres años condensados. Y la decisión que tuvimos que tomar fue el punto de quiebre entre ambas temporadas, que terminó siendo cuando arrestaron a Keith.

¿Qué puede esperar la audiencia de la segunda temporada de The Vow?

En la primera parte hablamos con personas que formaban parte de la organización y que se dieron cuenta de que había algo que andaba mal, pero no sabían exactamente qué era.

En cambio, en la segunda parte hablamos con las personas que fundaron la organización. Son personas muy cercanas a Keith, por lo que fue importante obtener la historia directamente de esas personas. Queríamos una mirada de 360 grados. En ese momento no pudimos acceder a eso, hasta ahora.

The Vow Hbo Max
Foto cortesía HBO Max

¿Y qué pasó para poder acceder a esa parte de la historia?

Bueno, nos tomó un año de diálogos. Nancy, la co-fundadora, creyó que lo queríamos hacer era sumarnos a la cultura de la cancelación, esta vez con ella. Pero en realidad estábamos interesados en contar una historia más complicada.

Los matices de NXIVM se entienden con alguien como ella, que inicialmente quería hacer el bien, pero que tal vez algunas decisiones que ella misma tomó hicieron que todo terminara en una situación como esta. Así que creo que después de hablar mucho sobre nuestra motivación del proyecto, logramos convencerla de que valía la pena ser parte, pero tomó tiempo.

Usted mencionaba que tomaron la decisión de continuar grabando The Vow incluso en medio del juicio, ¿por qué?

Por el tipo de cine que hago: el varieté. Para un cineasta no hay nada más emocionante que seguir las historias a medida que se desarrollan. Cuando haces una película de esta manera, te aproximas a ella con mucha más apertura, con más preguntas y no sabes cómo va a terminar.

Por el contrario, una vez sabes cómo va a terminar una historia, tienes una perspectiva muy sólida sobre eso, una tesis y todos los medios han escrito sobre eso de cierta manera. Así que estás tentado a hacer algo que se ajuste a esa tesis y a hacer que las personas que estás filmando digan cosas o se editen de una manera que se ajuste a tu tesis. Cuando estás filmando sobre la marcha estás abierto a las sorpresas.

Creo que es un proceso mucho más veraz porque la forma en que sucede la vida no es en línea recta. No es como que cinco personas fueran a la cárcel por ser malas personas y el resto son buenos, así no funcionan las cosas. En NXIVM había un ecosistema completo de manipulación, incluidos nuestros héroes de la primera temporada. Tratamos de evitar las respuestas fáciles y mostrar que incluso las mismas personas que son víctimas también victimizan a otros.

Lea también: ‘The Serpent Queen’, la serie sobre Catalina de Médici y su reinado en Francia

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL [contact-form-7 404 "No encontrado"]
octubre
19 / 2022