Mario Vélez: un artista de varios mundos

En el tercer piso del Archivo de Bogotá se realiza la exposición Atlas, del artista Mario Vélez, una muestra de gran formato que vuelve al espectador parte de la obra.
 
Mario Vélez: un artista de varios mundos
Foto: /
POR: 
Daniel Zamora

Mario Vélez dice que lleva a cuestas el trabajo de ser pintor. Se ríe cuando se le pregunta si vive su arte como un padecimiento y aunque su estudio queda en Medellín, asegura que lo lleva a todas partes. En Atlas, la exposición que estará abierta hasta el 20 de mayo, le entrega al público una introspección de ese lugar, en el que colecciona rocas, huesos, juguetes, preocupaciones y reflexiones que se convierten en una antología de lo que cree que significa ser pintor.

Curada por Ricardo Arcos-Palma, Vélez utiliza el mito de Atlas, un titán que fue condenado por Zeus a cargar la Tierra; para explicar que en la relación autor-obra también se lleva un peso sobre los hombros: la pintura, y construye la analogía con ovoides que cuando no están en sus pinturas, aparecen hechos de cuarzo y resina sobre el suelo, o en mesas con vitrales.
Una de las obras más impactantes visualmente es Gea, un tríptico de 3.82mts de alto por 5.80mts de ancho. En él, los ovoides son azules, negros, grises y algunos están unidos por una línea amarilla. Uno de los espectadores le dijo al artista que parecía una tabla periódica, “fue uno de los vigilantes del Archivo, me pareció grandiosa esa interpretación porque esta muestra trata de eso mismo, del origen”, recuerda Vélez.

Son alrededor de 40 piezas las que conforman la exposición; sin embargo, solo se completa cuando los espectadores van a verla, pues la gran apuesta del artista es “invitarlos a relacionarse con la pintura. Todo el espacio está pensado como un todo, así que desde cualquier perspectiva se crea un vínculo con la obra. La gente va a estar incluida en la pintura”.

En 2003, Carlos Arturo Fernández, doctor en historia del arte medieval y moderna, escribió que la obra de Mario Vélez “se debe leer como la manifestación de la persistencia de un artista en el proceso de construcción del arte, con la convicción de que se realiza paso a paso y que, por eso, es fundamental insistir en los procesos para buscar su problematización constante”. Y en Atlas, Vélez es fiel a esa idea. Se concentra en el lugar que da origen de las cosas: su estudio, lo saca de su intimidad y lo convierte en el centro de una exposición de gran formato.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
abril
29 / 2016