El humor negro (a todo color) de Joan Cornellà

Joan Cornellà se ha convertido en uno de los historietistas españoles más reconocidos en internet gracias a sus cómics llenos de humor negro. Hablamos con él en su visita al Festival Entreviñetas.
 
El humor negro (a todo color) de Joan Cornellà
Foto: /
POR: 
Juan Sebastián Alba Torres

Las historietas del catalán Joan Cornellà pueden encontrarse muy fácil dando vueltas por internet, y seguramente le han sacado una sonrisa o lo han puesto a pensar si está bien reirse de eso. Lo cierto es que sus historietas de seis viñetas, que mezclan ironía, humor negro, mutilaciones y deformidades, maquilladas con dibujos tiernos, sonrientes y colores vivos, lo han convertido en uno de los historietistas más reconocidos de España. Hablamos con él durante su visita a Medellín a las actividades programadas del Festival Entreviñetas (consulte toda la programación aquí) en esta ciudad. El festival continuará hasta el 31 de octubre en Bogotá, Cali y Cartagena.

¿Desde cuándo empezó a hacer cómics o le interesó el dibujo?

Empecé muy pequeño y cuando eres chico la verdad que no eres consciente de cómo te vienen las cosas, simplemente las haces y ya. A mi hermano mayor le gustaban los cómics y dibujaba, entonces me dio por seguirle los pasos. Yo dibujaba desde muy pequeño, era algo que se me daba muy bien y mi familia me apoyaba con eso.

Pero terminó bien seguir el consejo de la familia.

Sí, la verdad es que estuve mucho tiempo desconectado del cómic y es bastante reciente que me dedico a hacer historietas profesionalmente.

¿Por qué se alejó de los cómics?

Fue cuando entré a la Facultad de Bellas Artes . En ese tiempo me interesaban otras cosas como la música y otro tipo de cosas. El cómic quedó un poco relegado hasta que terminé la carrera.

¿Pensó en dedicarse a la música o lo tomó como un pasatiempo durante esa época?

No, era un hobby que tenía. Cuando era adolescente no me planteaba las cosas como si fuesen un trabajo, era algo más libre sin presiones sociales, familiares ni profesionales,. Luego el cómic apareció como algo que se me daba bien y lo exploté.

[diners1]

cornella_800x669

[/diners1]

 

El estilo de sus cómics puede herir susceptibilidades. ¿Ha tenido problema con eso?

Sí hay gente que se ofende, pero no creo que sea un problema. Mucha gente, sobre todo en Facebook lanza mensajes diciéndome que quite historietas, o incluso Facebook ha censurado historietas que atentan contra su política, pero con mi página no ha pasado nada, espero que no vaya a pasar nada.

Hay un cambio muy marcado en su estilo de dibujo de Abulio, su primera publicación, a Zonzo y las historietas que hay en internet ¿Por qué se dio ese cambio tan radical?

Son varias cosas. Justamente empecé con un estilo muy recargado y de muchas páginas, o sea tebeos muy largos. Comencé con muchas ganas intentando a lo grande, y la verdad es que me cansé. Hacer tebeos requiere mucho trabajo. Luego encontré este estilo que aparentemente fácil para llegarle a la gente, pero que tiene un fondo oscuro, un poco crudo, que estaba en las historietas que hacía al principio. Es un poco hablar de los mismo pero de una forma más fácil y que le llega a más gente.

¿Cómo es su ritmo de trabajo? ¿Se sienta a dibujar determinado número de historietas a la semana o no hay una rutina?

La verdad es que mi ritmo de trabajo es bastante anárquico y no tengo una rutina. Funciono más a nivel de obsesión. Cuando trabajo más, me puedo pasar una semana completa haciendo historietas y es cuando creo que me salen mejor, pero eso también hace que me aísle y pierda un poco el contacto con la realidad. Se me da muy bien eso, pero igual hay veces que hago historietas muy de vez en cuando, no es algo que haga con gran esfuerzo.

¿Cuáles son sus influencias o de dónde cree que nació ese estilo de sus historietas?

Yo creo que es mezcla de algo natural y algo forzado. Por ejemplo, puedo decir que haber descubierto los cómics mudos de Cowboy Henk y los dibujos de un belga que se llama Brecht Vandenbroucke me dieron un impulso para comenzar a hacer mis propias historietas. Creo que el humor de ellos ha influido bastante. Trabajar y publicar en Facebook también me ha dado un feedback muy importante de mi trabajo por la inmediatez, lo que no pasa cuando trabajas en un tebeo largo.

¿Qué tanto odia esa actitud de ser “políticamente correcto”?

Mucho. Es como querer imponer una opinión y hacer algo políticamente incorrecto es la manera de luchar y lidiar con este tipo de gente. La gracia de hacer esto es pelear un poco contra eso, porque igual si a Facebook no le gusta una historieta y me la manda a quitar, la única forma que tengo de luchar contra eso es hacer otra. Lo políticamente correcto es un poco el mantra que recibimos por todo lado y que para no herir susceptibilidades termina convirtiendo todo en un tabú.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
septiembre
14 / 2015