Libertad, la obra maestra de la literatura, según el New York Times

La novela Libertad, de Jonathan Franzen, junta la belleza de su prosa con la profundidad de las reflexiones sobre la vida estadounidense en el siglo XXI.
 
Libertad, la obra maestra de la literatura, según el New York Times
/
POR: 
Gabriela Sáenz Laverde

El artículo Libertad, la novela que vendió 2,8 millones de ejemplares fue publicado originalmente en Revista Diners de junio de 2012

La historia de Libertad gira alrededor de Walter y Patty Berglund, una pareja de esposos que parece tener una vida perfecta. Patty es una madre dedicada, involucrada con su comunidad, y Walter es un abogado que trabaja en defensa del medio ambiente y que tiene unas ideas revolucionarias sobre el futuro del planeta.

El compromiso de Walter con su causa lo lleva a embarcarse en un proyecto forestal de gran envergadura que a la final tiene consecuencias terribles para él, su vida de pareja y su carrera profesional. Y es que la rectitud de Walter Berglund es absoluta.

Él no entiende de flexibilidades porque tiene tan clara la diferencia entre el bien y el mal, entre lo que es correcto y lo que no lo es, que no concibe cómo es que los demás no se comportan de acuerdo con este estricto código de comportamiento.

La libertad del ser humano según Jonathan Franzen

Libertad, Jonathan Franzen


Es muy fácil, cuando se tiene un código moral y ético fuerte, sentirse traicionado. Y como ser humano, también es muy fácil traicionar, cometer errores serios, cuando se comparte la vida con alguien que se esfuerza tanto por mantenerse dentro del camino del bien.

Es lo que le pasa a Patty, quien parece no poder evitar involucrarse con Richard Katz, el mejor amigo de Walter y su “primera elección” en el campo sentimental. Patty escogió a Walter por ser una apuesta segura, pero realmente quería estar con Richard.

A su vez, Katz traiciona a su amigo al involucrarse con su mujer. Y luego está Joey, el hijo menor, que parece tener un complejo de Edipo mal resuelto; es el consentido de la madre y vive para llevarle la contraria al padre. La relación se complica cuando el hijo empieza a salir con una vecina que ninguno de los dos aprueba. Joey representa ante los ojos de Walter todo lo que está mal con la sociedad estadounidense: el sentimiento de tener derecho a todo sin consecuencias ni responsabilidades.

Joey un personaje crucial en la novela

Pero Joey es legión. La familia de su novia, los habitantes del vecindario, las comunidades con las que trabaja Walter, hacen parte de una sociedad que valora una libertad sin restricciones, una acción sin reflexión, “un destino manifiesto” a través del cual los intentos de regulación, los llamados a la sensatez, son interpretados como actitudes comunistas, terroristas, “anti-americanas”.

Y, cómo no, todas estas actitudes están personificadas en Walter, que cree firmemente en la libertad, por supuesto, pero también en la legislación, en el derecho, en el Estado, y en el pensamiento comunitario; en que el ser humano es mucho más que un individuo, es parte de un todo, y como tal tiene un deber con el resto de las partes.

La música en la Libertad

Walter es, entonces, el “Fool on the hill” de la canción de The Beatles. Él habla pero nadie tiene interés en escuchar ni en entender lo que dice (salvo su asistente Lalitha), y eso lo enfurece. Y al enfurecerse grita, y al gritar la gente lo entiende menos. Derrotado, Walter decide refugiarse en su casa de veraneo, y es allí donde finalmente encuentra la redención.

La narrativa de Libertad tiene muchas capas. Una, la más obvia, es la relación entre los tres personajes principales (Walter, Patty, Richard), es una exploración de las relaciones interpersonales, en la que se reflexiona sobre la lealtad, la amistad, y el amor, ese amor que va más allá del ámbito romántico y que está en todas las relaciones humanas.

La reflexión de los estadounidenses

La segunda, la más profunda, es una reflexión sobre la sociedad estadounidense en el mundo posterior al 11 de septiembre, donde la noción de libertad empezó a convertirse en un arma peligrosa del radicalismo republicano, de ese “American way” que justifica los abusos de poder bajo la bandera de ser “la tierra de los libres”, y Franzen hace una poderosa reflexión: “la personalidad susceptible al sueño de la libertad sin límites es una personalidad también predispuesta, si el sueño no llega a realizarse, a la misantropía y la rabia”.

También le puede interesar: 8 libros para leer en un solo día durante cuarentena

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
marzo
3 / 2021