¿Por qué leer Lolita de Vladimir Nabokov?

En 1955 el escritor ruso Vladimir Nabokov publicó Lolita, una controversial novela que gira alrededor del erotismo precoz de una niña de 12 años.
 
¿Por qué leer Lolita de Vladimir Nabokov?
Foto: Adolfo Félix on Unsplash
POR: 
Paola Páez S.

“Lo.Li.Ta. Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de estatura con pies descalzos. Lola con pantalones. Dolly en la escuela. Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita.”

Para quienes han leído Lolita (1955), de Vladimir Nabokov, será sencillo recordar ese aroma a chicle que de alguna forma la caracterizaba, sus labios pintados de rojo, la música y el esmalte fresco sobre las uñas de sus pies; los ojos de encanto que el profesor Humbert ponía cada vez que observaba sus gestos de torpe coquetería…

Era “Lo”, Lolita, “no reconocida e ignorante de su fantástico poder”, divina criatura ante los ojos del hombre que enloquecía con sus juegos de niña atrevida. Era una nínfula, su nínfula. Como solía definir a esas diosas de pezones pequeños, pieles suaves, sonrisas ladinas y cuerpos jóvenes con senos a punto de brotar.

Por siempre Lolita

La historia de la niña de doce años que enamoró a un hombre de más de 30 es de los hitos más grandes dentro de la llamada literatura erótica. Un romance fallido donde la moral se omite y el deseo de amor imposible toman protagonismo.

¿Cómo un hombre mayor desea con ternura la figura de una niña sin la intención de corromperla y caer en depravación? Es el caso de Humbert y su intento por mantener esa inocencia de forma honesta, no sin antes calmar ansias vacías de años atrás. No se trata de un relato obsceno. Lolita es la muestra de que no siempre hay lujuria en el enamoramiento.

Lolita tenía una precursora, Annabel, el primer vicio del profesor durante su adolescencia. Siendo muy joven, Humbert se enamoró de una niña de su edad. Ambos jugaban a amarse el uno al otro y vivían curiosos por tocarse y desearse cuerpo a cuerpo.

El momento perfecto en que la niñez busca un equilibrio entre la pureza y la lujuria, desborde de hormonas precoces. La niña murió a causa de una enfermedad terminal y con ella, se hizo perpetuo el amor por aquella etapa. Así nació el deseo por Lolita y su ideal por las nínfulas.

Una novela que influenció al mundo

La trama del libro se ha interpretado desde varios puntos de vista y son la moral social y los estudios sobre psicología adulta e infantil los ejes principales en que se teje el análisis. Cuando la obra se publicó por primera vez fue prohibida en países como Nueva Zelanda, Francia y Argentina.

Lolita ha inspirado amor, odio y lástima. Ha sido modelo del buen y mal ejemplo para muchas otras niñas que como ella, crecen y anhelan esa pasión precoz que suele aparecer durante la pubertad. Nabokov narra la sociedad desde la perspectiva de un extranjero que recorre los Estados Unidos en busca de inciertos destinos.

Es una novela de carretera que se vive en los años 50, llena de atropellos absurdos con respecto a los buenos tratos que terminan en finales absurdos. Muestra de que el sentir es más fuerte que los preceptos de la moral y cada situación toma rumbos distintos según los intereses y los contextos.

Encarna algunos de los deseos ocultos del ser humano y muestra de forma irónica conversaciones políticamente incorrectas desde el punto de vista del siglo XXI que llevan problemáticas psicológicas profundas a través de sus personajes. Lolita es culpable e inocente, al igual de Humbert quien a pesar de cometer un delito moral se escuda en su teoría y afirma que en su deseo jamás existe vulgaridad. No está enamorado de ella, sino del ideal que ella significa.

Lolita, la musa de los grandes cineastas

La obra ha sido considerada como uno de los escritos más importantes del siglo XX e inspiró a los directores de cine Stanley Kubrick (1962) y Adrian Lyne (1997) para hacer una película basada en su historia.

En el caso de Kubrick, fue el mismo Nabokov quien escribió el guión de la cinta que fue protagonizada por los actores James Mason, Shelley Winters, Sue Lyon. En la cinta de Adrian Lyne fueron Jeremy Irons, Dominique Swain y Melanie Griffith los encargados de interpretar parte cada uno de los roles de los personajes que aparecen en el libro gracias al guión escrito por Stephen Schiff.

Lolita es polémica en pleno siglo XIX

Luego de 58 años de haber sido escrita la obra sigue siendo uno de los libros más polémicos del mundo, a pesar de esa conciencia liberal que ha llegado a algunas sociedades contemporáneas. Y se hace válido preguntar, ¿qué escandaliza más, el erotismo precoz o el deseo del hombre mayor por adorar la castidad adolescente?

¿Acaso en épocas como la Edad Media (y otras épocas) no había historias de matrimonios entre hombres mayores y mujeres mucho más jóvenes que ellos? Parece ser un asunto de contextos, aunque para algunos ha de ser cuestión de principios.

Pero en este caso la acción no se limita de su argumento y el deseo va más allá de una búsqueda de obsceno placer, asunto que aplica para el caso de Humbert, nuestro protagonista y aparente malvado.

Y vale la pena preguntarse: ¿De qué depende el amor, de la necesidad por llenar vacíos, la necesidad de satisfacerse y tener placer o el deseo de encontrar un proyecto humano ideal? ¿Necesidad o complemento? Todo y nada. Cuestión de situaciones y contextos.

También le puede interesar: Lolita Lempicka: el aroma que le canta al amor

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
abril
1 / 2021