Nunca es fácil ser una celebridad, por Felipe Restrepo

En su libro Nunca es fácil ser una celebridad, el periodista Felipe Restrepo recoge los perfiles de 16 famosos que lo hicieron recorrer el mundo.
 
Nunca es fácil ser una celebridad, por Felipe Restrepo
/
POR: 
Carolina Venegas K.

Creemos que conocemos a las celebridades porque las vemos en la televisión y en los periódicos, porque hemos visto sus películas y leído sus libros. Hemos pensado en qué le preguntaríamos al algún famoso si tuviéramos la posibilidad de hablar con él o ella, muchas veces desde la admiración, otras juzgando. Nunca es fácil ser una celebridad, pero tampoco debe serlo acercarse a los famosos con el ánimo de dejarlos hablar tranquilos, sin prejuicios.

Nunca es fácil ser una celebridad

Parecería que a Felipe Restrepo no le pasa esto, al menos no en su libro Nunca es fácil ser una celebridad (Planeta, 2013), en el que conversa con dieciséis personajes del mundo del cine, la televisión, la política, la música y la literatura con aparente tranquilidad. Habla con Clint Eastwood en California, Ruven Afanador en su estudio en Nueva York, Ingrid Betancourt en París y Juanes en México, entre otros. Verdaderas celebridades.

Uno de los encantos de estas conversaciones, además de satisfacer nuestra curiosidad, es que la voz de Restrepo no habla más alto que la de sus entrevistados, ni más que su investigación. Con descripciones delicadas pinta claramente cómo se ven sus interlocutores, los lugares en que los que se encontraron o el tono de su voz en el teléfono; el ejemplo más bello de esto es un pasaje en el que habla de la carretera que recorre con Gael García Bernal por Reikiavik, y como ese hay varios.

Un cronista comprometido

Nunca es fácil ser una celebridad


Que Restrepo se esfuerce en quedar tras bambalinas -como uno se esperaría de un periodista comprometido con que su ego no entre a competir con el de sus entrevistados-, no quiere decir que no esté presente.

Se podría adivinar que Julian Schnabel se le antojó algo antipático, que Juanes lo sorprendió y que sintió admiración por el trabajo y dedicación de Gastón Acurio. Impresiones que quedan entre líneas, al final, luego de oír, leer, lo que tienen que decir estos famosos.

Entrevistó a los duros del periodismo mundial

En la introducción de Nunca es fácil ser una celebridad (que viene después del maravilloso prólogo de Leila Guerriero), Restrepo habla un poco de cómo tuvo que recorrer el mundo en busca del momento preciso para entrevistarse con cada personaje y de cómo empezó su carrera muy joven, con una entrevista a la maravillosa Susan Sontag cuando visitó Bogotá.

También reflexiona sobre la importancia que hoy en día les damos a la celebridad: “La fama, hoy más que nunca, es un tema que obsesiona a la gente. No creo que sea una virtud ni una tragedia. Es, simplemente, un hecho”.

Y es porque nos obsesionamos con la celebridad que nos acercamos al libro de Restrepo, pero luego nos damos cuenta de que, además de enamorarnos de la amistad de Gael García y Diego Luna, de reconocer lo que mueve al editor Benedikt Taschen para publicar libros polémicos, por usar un eufemismo.

De arrugar la nariz ante la inteligencia insoportable de Houellebecq, estamos descubriendo a un periodista juicioso, astuto y comprometido con su trabajo. Y sí, queda pendiente la segunda parte de este libro.

También le puede interesar: “Escribir no es una dicha absoluta”, Felipe Restrepo Pombo

Nunca es fácil ser una celebridad, por Felipe Restrepo se publicó originalmente en abril de 2013

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
marzo
28 / 2021