Tres joyas literarias para sumergirse: recomendaciones de Isabel Calderón Reyes

Una profunda reflexión de la escritora chilena Lina Meruane sobre Palestina, la tierra que sus ancestros debieron abandonar; lo más reciente del escritor e ilustrador japonés Satoshi Kitamura; y la novela del argentino Federico Falco, forman parte de los libros recomendados por Isabel Calderón Reyes.
 
Tres joyas literarias para sumergirse: recomendaciones de Isabel Calderón Reyes
Foto: Patrick Tomasso/Unsplash / Biblioteca
POR: 
Isabel Calderón Reyes

Isabel Calderón Reyes ha compartido tres recomendaciones literarias que prometen ofrecer una experiencia enriquecedora y reflexiva para los lectores.

Palestina en pedazos

Lina Meruane – Random House, 2024.

Pedazos de crónica se le atraviesan al ensayo y viceversa. Este libro fragmentario tiene su origen en una trilogía (Volverse Palestina, del 2012; Volvernos otros, del 2013, y Rostros en mi rostro, del 2019) y en una historia familiar que también es un recorrido intelectual. En la década de los dos mil, una posibilidad de regresar a Palestina empezó a tomar forma para Lina Meruane, escritora chilena de ascendencia italiana y palestina. 

En un viaje a Beit Jala, encontró a unas tías paternas con las que no tenía contacto. Y en la lectura crítica de autores como Edward Said, Amos Oz y Susan Sontag encontró no una “llave” para entender el conflicto, como sugeriría el cliché, sino varias puertas con candados oxidados, cadenas herrumbradas de deudas históricas, usos del lenguaje, racismo y silencios. De las interpretaciones que se hacen actualmente del asedio en la franja de Gaza, muchas sitúan el ataque del 7 de octubre como un comienzo, un detonante. Por eso es urgente leer trabajos como el de Meruane, que no olvidan que el pasado existe: todos los fragmentos del libro se escribieron antes de octubre de 2023, y aun así en ellos están claras, espeluznantemente claras, las prácticas de la ocupación israelí contra los palestinos.

La tienda de sonrisas

Satoshi Kitamura – Panamericana, 2023.

A Satoshi Kitamura todavía se le ocurren nuevas formas de usar los colores. El autor japonés, que lleva más de cuarenta años escribiendo e ilustrando libros para niños, cambió los verdes y los amarillos de sus libros de cartoné por una paleta tenue que hace pensar en acuarelas diluidas (incluso manchadas) y eligió volver a situarse en la ciudad, después de haber publicado muchos títulos protagonizados por animales con ojos saltones viviendo entre los árboles y el cielo azul. La elección de colores apagados en La tienda de sonrisas no es solo un detalle. Puede ser un deseo de evitar la saturación, una búsqueda de un lenguaje no verbal que se alinea precisamente con la historia que Kitamura quiere contar

Un niño tiene dinero por primera vez para ir al mercado y comprar algo. La felicidad se vuelve ansiedad: podría comprar un postre, un barco de juguete, un reloj, muchas cosas más… y en cada tienda hay miles de versiones de todos los objetos. El trazo fino y a la vez impreciso de las ilustraciones enfatiza esa abundancia que se vuelve abrumadora. Cuando estamos absortos en ese mundo creado para confundirnos, un accidente cambia el rumbo del recorrido y el niño encuentra, por fin, algo que quiere.

También te puede interesar: María Mercedes Carranza: el arte de vestirse en palabras

Cielos de Córdoba

Federico Falco – Laguna, 2024.

Hay unos gorriones sobre las ramas de un olmo. Están peleando y sus sonidos inundan la sala de espera de un hospital. Un niño, casi adolescente, deambula por ahí. La sala de espera está casi sola y él también. No vemos ni oímos sus pensamientos; el narrador lo observa y describe sus acciones desde una distancia que lo respeta y lo vuelve misterioso.

Hay también animales en el río, a donde va el niño cuando no está en el hospital: una garza se toma su tiempo para pescar, unas mojarras le acarician los pies y después oye a los sapos y a las lechuzas. Luces fosforescentes y programas de concurso en televisión completan el cuadro. Todos los personajes, humanos, animales, inanimados, forman parte de un mundo que construye Falco para situar ese momento entre la infancia y la adolescencia, lleno de pérdidas y con algunos hallazgos.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
junio
27 / 2024