El eterno fluir de Carolina Caycedo

La capacidad de traducir injusticias sociales y ambientales caracteriza la obra de la artista Carolina Caycedo, que encuentra su inicio y final en los ríos de América.
 
El eterno fluir de Carolina Caycedo
Foto: cortesia Rubén Díaz /
POR: 
Adrián David Osorio Ramírez

A las 11:57 p.m., las pantallas de Times Square, en Nueva York, detienen su programación habitual. De repente aparece, en 92 monitores de manera simultánea, un fondo verde sobre el que corre una especie de río dorado en crecimiento y que deja ver, por instantes, imágenes del cañón del río Cauca y del oro allí recolectado por los barequeros. “Patrón Mono: Ríos Libres, Pueblos Vivos”, se lee. Tres minutos más tarde, el video desaparece y todo vuelve a la normalidad.

Carolina Caycedo, artista nacida en Londres pero de origen colombiano, concibió esta videoinstalación como parte de la serie Retratos del agua, comisionada por el Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia para la exposición “Conjunto de ríos”, en 2018, y en 2022 la seleccionó Midnight Moment, el programa de arte público digital más grande y de mayor duración del mundo.

En esta puesta en escena confluyen las dos grandes características de la obra de Caycedo. En primer lugar, su estrecha relación con el agua, que se inició en 2011, cuando se enteró del proyecto de desviar el río Magdalena para construir la represa del Quimbo. “Siempre digo que el río me llamó y me reconectó con Colombia, porque yo vivía en Los Ángeles cuando decidí viajar a acompañar a la comunidad que estaba resistiendo”, explica la artista. Caycedo describe el momento como un despertar. Anteriormente, la artista había puesto su mirada en injusticias sociales, pero por primera vez su obra se volcaba hacia la justicia ambiental.

Carolina Caycedo
Carolina Caycedo. Genealogy of Struggle, 2017-2021. Foto Martin Seck.

En segundo lugar, la importancia de haber presentado este video en el que posiblemente es el espacio público más famoso del mundo cobra sentido al revisar su trayectoria, incluso su trabajo de grado, titulado A toda mecha, el cual consistía en un performance en el que la misma artista, en un pequeño carrito, cortaba el pelo gratis en una calle de Bogotá.

A este peculiar proyecto le siguió El Museo de la Calle, como parte del Colectivo Cambalache, una vitrina móvil en la que incentiva- ba a los ciudadanos a hacer trueques: “En Bogotá hay mucha actividad en el espacio público, y descubrí que es un lugar donde puedes desjerarquizar el arte y generar un cuerpo colectivo”.

Ambas obras resultaron seleccionadas para exhibirlas en una exposición en Lituania, un viaje a Europa que la artista decidió que sería sin retorno. Su mamá acababa de morir, y con su pasaporte británico en mano, la joven llegó a la casa de su tío en Londres y comenzó una vida nómada que la llevó por Berlín, Nueva York, Puerto Rico y, finalmente, Los Ángeles, donde vive desde 2011.

Cosmotarrayas Carolina Caycedo
Ósun, 2018. Foto cortesía Instituto de Arte Contemporáneo de Boston.

Aunque su primera opción era estudiar Arte Dramático, Carolina Caycedo logró negociar con sus papás para hacer una doble titulación con Artes y Derecho en la Universidad de los Andes. Abandonó la última en primer semestre. Lo nómada, dice, viene de sus tías abuelas.

Este largo romance con el agua lleva como título Represa, represión, un cuerpo de trabajo que agrupa toda su producción artística desde 2011 y del que forman parte obras como Be Dammed —proyecto multimedia que examina el impacto de las represas hidroeléctricas— y Cosmotarrayas, una serie de instalaciones a partir de redes de pescadores en México, que por estos días se exhibe en el atrio del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Ahora, Caycedo tiene la mente puesta en un nuevo cuerpo de trabajo, titulado Situamos la vida en el centro. “Si en estos últimos doce años he estado mirando las afectaciones sobre los ríos, ahora me fijo en las alternativas y los ejercicios de justicia y transición que se están dando en las Américas”, concluye Carolina Caycedo.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
diciembre
7 / 2023