SUSCRIBIRME

Fritanga Express, la película colombiana que retrata la otra cara de la migración

¿Qué está dispuesto a sacrificar para cumplir el sueño americano? Descúbralo en esta entrevista con los protagonistas de esta película colombiana.

Foto: Cortesía prensa

¿Qué está dispuesto a sacrificar para cumplir el sueño americano? Descúbralo en esta entrevista con los protagonistas de esta película colombiana.

Iván (José Manuel Ospina) y Ramiro (Nelson Polanía ‘Polilla’) son dos colombianos que se fueron a probar suerte a Estados Unidos. Y aunque van tras el ‘sueño americano’, Fritanga Express va más allá de eso: es un homenaje a la creatividad, la berraquera y la hermandad de los inmigrantes. 

Así lo ve la ‘Gorda’ Fabiola, quien en la película interpreta a Celia, una cocinera que emigró varios años atrás y que ya tiene residencia permanente. Es ella quien ayuda a los recién llegados a establecerse. A partir de eso, la trama deja de centrarse en las adversidades a las que deben enfrentarse los inmigrantes, para mostrar cómo la amistad y la gastronomía se juntan para hacer de la vida en el extranjero un lugar ameno y feliz. 

La idea de llevar esta cinta a las salas de cine surgió hace algunos años, sin embargo, no fue sino hasta que reabrieron las fronteras de Estados Unidos que el equipo pudo viajar a grabarla. Escrita por José Manuel Ospina y dirigida por Ángel Ayllón, cuenta también con la participación de Johanna Fadul, Julio Sánchez Coccaro, Jaime Eduardo Arango, Karine Amaya y Kenneth Albert Mehrtens.

Diners conversó con Polilla y la Gorda Fabiola sobre el origen de Fritanga Express, la película  que se estrena en Colombia este 6 de enero.

Esta película narra un punto de vista diferente al que siempre nos han contado sobre el sueño americano…

La ‘Gorda’ Fabiola (F): Exacto. Va un poquito más allá de la historia cliché del inmigrante que llega allá y se encuentra con una ciudad hostil y una realidad difícil donde lo único que puede hacer es lavar baños, pisos y platos o limpiar cocinas. Fritanga Express muestra una realidad diferente y es la solidaridad y la hermandad de nosotros como colombianos.

Para grabar la película tuvieron que viajar a San Francisco y San José en California, ¿en algún momento percibieron cómo era la situación de los inmigrantes allá?

F: Claro, el trabajo sucio es para el inmigrante. En esta pandemia nos encontramos con muchos profesionales que se quedaron sin trabajo y se fueron a Estados Unidos a acomodar ropa en almacenes o limpiar chapas por 20 dólares la hora. Entonces multiplica eso por cinco o seis horas al día. Es mucho dinero para un colombiano.

Vea también: “Esta serie se burla de la hipocresía de las mega-iglesias”, Adam DeVine

Polilla (P): Ahorita que estuvimos vimos a muchos connacionales rebuscándose para poder enviarle algo a sus familias. Que miles y miles de personas estén sacando el pasaporte no significa que se van de paseo sino que la situación en Colombia, y en general en Latinoamérica, es tan difícil que la gente tiene que buscar nuevas oportunidades para trabajar. 

Hablemos del porqué de la palabra ‘fritanga’ en el nombre de la película…

P: Porque la fritanga es de todo el país. La ves en la Costa, en Santander, en el Eje Cafetero y en Bogotá. Es ese plato que nos une a todos los colombianos.

¿Se sienten identificados con sus personajes?

F: Me identifico totalmente con Celia. Soy yo, lo único que cambia es el nombre. A mi personaje le encanta la cocina como a mí y su misión en la vida es proteger y ayudar. Todo eso se refleja en la película y me encanta.

P: Ramiro es un personaje muy particular. Me identifico en lo rebuscador que es. Está moviéndose por aquí y por allá para no dejarse morir y en esa búsqueda no solo va detrás de lo que es mejor para él sino también para su familia y amigos. 

Fritanga Express

¿Qué es lo más interesante de esta producción?

P: Yo creo que lo más interesante es que en plena pandemia se le sigue apostando a las historias colombianas. A que los espectadores vean algo bonito y bien contado que no trata de narcotráfico ni de violencia. Es una película con mucho humor y drama para toda la familia.

En general, ¿qué opinan del cine colombiano?

P: Creo que el cine colombiano está empezando a evolucionar. Hay países como México y Argentina que nos llevan casi 100 años de ventaja, pero aquí ya estamos despertando. Por eso mismo es importante que la gente apoye esta industria, porque lógicamente una película de estas no es nada comparable con una gringa o una de superhéroes. 

Vea también: No se pierda la miniserie sobre las comunidades artesanas que inspiraron Encanto

F: Exacto. No tenemos las mega producciones, pero sabemos contar historias muy bonitas que conmueven.

P: Ojalá vayan a ver Fritanga Express el primer fin de semana, pues es decisivo para que pueda seguir en cartelera.

¿Cuál consideran que es el mensaje que deja Fritanga Express?

P: Yo creo que lo principal es la unión y la hermandad. Cuando los países, las empresas y la gente en general encaminan sus esfuerzos, su inteligencia y su creatividad hacia un mismo objetivo se pueden lograr grandes cosas. 

F: La otra lección es siempre obrar con transparencia y honestidad.

También le puede interesar: Angélica Blandón: “Esta película es una invitación para reenamorarnos de Bogotá”

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Enero
06 / 2022

Send this to a friend