SUSCRIBIRME

Anthony Hopkins: "Con esta película vi a mi propio padre"

Anthony Hopkins conversó con Diners sobre su papel protagónico en la película El padre y ese segundo Premio Óscar tan sorpresivo que recibió a sus 83 años.

Foto: Cortesía Cine Colombia

Anthony Hopkins conversó con Diners sobre su papel protagónico en la película El padre y ese segundo Premio Óscar tan sorpresivo que recibió a sus 83 años.

Pocos imaginaron que el pasado 25 de abril –noche en la que se celebró la edición 93 de los Premios Óscar–, el galardón a mejor actor se lo llevaría Anthony Hopkins. Ni siquiera él mismo pensó que su nombre sería el que pronunciaría Joaquin Phoenix al abrir el sobre del ganador en dicha categoría.

Muchos consideraron que el triunfador sería el actor Chadwick Boseman, fallecido en agosto del año pasado, y que se lo darían como un homenaje póstumo. Aunque la sorpresa resultó general, no fue un premio inmerecido, pues el trabajo actoral de Hopkins en la película El padre como un hombre mayor que, al lado de su hija, ve cómo se van desvaneciendo los recuerdos de su vida, es muy conmovedor.

Anthony Hopkins Anthony Hopkins se convirtió en el actor más adulto en ganar una estatuilla de la Academia. / Foto: Cortesía Cine Colombia


El actor se convirtió, además, a sus 83 años, en el de mayor edad en recibir un Óscar en la historia (era el segundo galardón de su carrera, pues el primero lo recibió en 1992 por su papel como el legendario Hannibal Lecter en El silencio de los inocentes).

Hopkins no asistió a la ceremonia, ya que por la pandemia se encontraba en Gales visitando la tumba de su padre, pero desde su cuenta de Instagram envió un pequeño mensaje: “A los 83 años no esperaba recibir este premio, de verdad que no. Y estoy muy agradecido con la Academia. Quiero rendir homenaje a Chadwick Boseman, quien se fue demasiado pronto. Y de nuevo, muchas gracias a todos. Realmente no me lo esperaba. Así que me siento muy privilegiado y honrado. Gracias”.

«Ese es mi viejo»

El actor cuenta que cuando se vio en la pantalla interpretando a un anciano que tropezaba con la niebla de la demencia, de repente sintió que estaba mirando a su propio padre, Richard Hopkins, un panadero de la ciudad portuaria industrial de Newport, cuya salud disminuyó gradualmente debido a una enfermedad cardíaca.

“Se convirtió en alguien depresivo y beligerante. Había una especie de apatía, y el dolor que podía causarle a mi propia madre era real, porque sabía que las cosas no serían nunca más como antes. Al ver la película finalizada, lo reconocí con mucho cariño y pensé: ese es mi viejo”.

El padre de Hopkins murió en 1981 y evoca haber tenido una percepción similar de la evanescencia de la vida. “Verlo perderse fue horrible. Y cuando murió, todos nos sentimos aliviados. Recuerdo que al día siguiente, mientras bajaba por la calle en Newport, las flores estaban brotando de los árboles y pensé que gracias a Dios todo había acabado. Se había ido, pero la vida es buena y hay que vivirla y disfrutarla”.

Anthony Hopkins Anthony Hopkins es originario de la comunidad de Margam, en Gales. / Foto: Cortesía Cine Colombia


El padre es una adaptación de la obra de teatro homónima del célebre escritor francés Florian Zeller, quien la escribió en 2012 y luego se convirtió en el director de esta cinta.

Zeller era muy cercano a su abuela y cuando él tenía 15 años, ella comenzó a experimentar demencia, razón por la cual se inspiró en esta difícil experiencia personal para escribir el texto.

Vea tambien: Vea el nuevo tráiler de La Casa de Papel

La película se desarrolla desde la perspectiva del anciano, que también se llama Anthony. A su lado está la actriz británica Olivia Colman (The Crown), quien interpreta a su hija, en esta historia, dolorosa, pero que también muestra una parte muy humana de las relaciones parentales.

Al verlo en esta historia uno no puede dejar de pensar en los sueños, la confusión, las ilusiones, lo real y lo ficticio. ¿Qué significa para usted la palabra ilusión en su vida?

Como estoy llegando a esos años de mi personaje, no fue un papel difícil de interpretar. Para nada. Miro hacia atrás en mi vida y todo parece una ilusión, como si alguien más hubiera escrito el guion para mí. No sé cómo se ha desarrollado mi vida, más allá de mi control, de mi conocimiento y, por lo tanto, de una manera extraña, no puedo atribuirme el mérito de nada de eso.

Mirando hacia atrás –puede sonar muy místico–, todo me parece una ilusión. Me pregunto si sucedió algo de eso. Pasamos por la vida, he sido muy afortunado, pero la vida es dura. La gente muere, mis padres se han ido, los abuelos también, amigos que he conocido han fallecido y todavía estoy aquí a los 83 años, y miro hacia atrás y pienso ¿cómo llegué aquí?, ¿cómo he sobrevivido todos estos años? Ha sido difícil llegar hasta donde he llegado.

¿Cómo se sintió al interpretar este rol?

Se siente como una larga historia de la vida de otra persona. Y con El padre, la primera película de Florian Zeller, que nunca antes había dirigido, ha sido increíble. Christopher Hampton escribió el guion y es genial trabajar con Zeller, Olivia Colman, Olivia Williams y Rufus Sewell.

Tampoco fue difícil porque ahora tengo esa edad. He olvidado lo que iba a decir, pero lo que me llamó la atención, especialmente cuando vi la película, fue que vi a mi propio padre. No lo hice conscientemente de esa manera, pero lo veo y creo que ese es mi viejo, ese es mi padre. Él podría ser bastante duro, beligerante y obstinado, y creo que a lo largo de los años he aprendido a calmar ese lado de mi naturaleza, pero así era él.

La última cosa que recuerdo de la cinta es la escena final. Miré la silla en la que solía sentarme y los vasos en la mesa justo antes de que empezáramos a filmarla, y vi a mi padre después de morir recogiendo sus gafas de lectura y un libro que había estado leyendo y pensé: Dios, ¿existió alguna vez? ¿alguno de nosotros existe realmente ahora? No lo sé. Es todo un misterio para mí y encontré de una manera extraña paz en él.

Anthony, un hombre con demencia, es el personaje que Anthony Hopkins interpreta en El padre. / Foto: Cortesía Cine Colombia


¿Alguno de sus padres sufrió demencia?

Ninguno de los dos tuvo demencia. Pero mi padre padeció depresión hacia el final de su vida. Tuvo un año de declive por una enfermedad cardíaca y se había vuelto bastante beligerante conmigo. Estaba muy deprimido, yo entendí eso y la película encarna algo de esa vivencia.

Pero lo que sí trato de hacer para mantener mi cerebro saludable es leer mucho, pintar y tocar el piano cinco días a la semana. No porque quiera tocar en el Carnegie Hall ni nada menos (risas), sino porque mantiene mi cerebro activo y memorizo ​​cosas para poder tener toda esa capacidad de memoria en funcionamiento.

¿Ha lidiado con alguien cercano a usted que luche contra esta enfermedad?

Solo lo he experimentado con un amigo aquí en California. Él era de Nueva York y estaba sentado en la casa de su yerno en Palisades y miraba por la ventana. Una vez dijo que el río Hudson se veía muy ancho esa noche, pues pensaba que el océano Pacífico era ese río.

Pude ver cómo afectó a su familia, al yerno, a la esposa y a su hija, el dolor que pasaron por tener que explicarle, pero al final se fue muy tranquilo. Se sentaba allí y tomaba su café y no sabía quién era nadie. Pensé que debía ser un mundo extraño y, en cierto modo, tal vez sea un poco reconfortante. Tal vez sea la forma como la naturaleza se apaga.

Vea tambien: La candidata perfecta, la película saudi que demuestra por qué es importante el feminismo

Su forma de actuar ha sido intuitiva a lo largo de su carrera. ¿Cómo ha logrado no sentir su personaje las 24 horas del día, como otros actores dicen tener por método?

¡Porque tengo muy buena memoria! (risas). Obtienes el guion y yo lo trato como la ruta de un mapa, así que aprendemos las líneas.

Vas de aquí a Las Vegas o a Phoenix y sigues una ruta, puedes tomar un pequeño camino lateral de vez en cuando, pero no tienes que analizar el mapa, simplemente lo sigues. Y con el guion es lo mismo. Obtienes uno realmente genial, o un libreto de una obra de teatro, ya sea de Florian Zeller, Tennessee Williams, Shakespeare o quien sea, y conduces por esa ruta.

Olivia Colman personifica a Anne, la hija del protagonista de la historia. / Foto: Cortesía Cine Colombia


¿Han sido las rutas algo similares durante toda su carrera?

Oh, no. En esa ruta miras a los lados, encuentras pequeños caminos secundarios y piensas: voy aquí y lo reinterpretaré un poco, pero nunca lo reescribiré, porque eso no es de un actor, sino de un guionista. La primera escena que Olivia Colman y yo tuvimos juntos fue un lunes por la mañana, así que no ensayamos, hicimos un recorrido y Florian estaba allí y dijo vamos a hacerlo. ¿Todo bien? Sí, y está bien, acción, hazlo. Hagamos una toma más y descubrirás lo fácil que es si solo escuchas.

Laurette Taylor, la gran actriz de teatro estadounidense, decía que el arte de actuar es escuchar y en verdad lo es. Si escuchas a la otra persona mientras habla, es como si lo estuvieras escuchando por primera vez, así que lo mantienes fresco, pero tienes que escuchar.

Meryl Streep dijo algo muy interesante una vez en una entrevista sobre la película Los puentes de Madison, con Clint Eastwood, cuando un periodista le preguntó que si necesitaba mucha concentración. Ella dijo que no, ser intenso es lo último que necesitas. Tienes que relajarte, y simplemente aprender tus cosas, hacer la tarea y memorizar las líneas.

Con su personaje, parte de su frustración son las cosas que se mueven en su casa, al menos que percibe que no están en su sitio y que realmente le frustra. ¿Cuánta atención al detalle tiene usted sobre su medioambiente?

Tendrías que hacerle esa pregunta a mi esposa (risas). Sí, estas palabras están tan sobrecargadas como decir que soy “obsesivo”, pues no lo soy, pero me gusta que las cosas estén en orden, porque de todos modos siempre me hago un lío con ellas, apilo libros y luego todos me caen encima (risas).

Soy como una persona de carnaval. Me presento y hago el trabajo donde sea que estemos, generalmente en algún lugar exótico como París o Roma y luego cambio a otro, y es como estar en un carnaval. Me atraían los circos cuando era niño, el caos de ese tipo de vida; y no es que mi vida sea tan desordenada, pero no sé, realmente no puedo explicarlo, creo que soy bastante libre para improvisar, nunca tengo planes, jamás planeo nada.


¿Usted qué opina del papel que interpretó Anthony Hopkins en esta película?

También le puede interesar: ¡Nomadland es la mejor película de los Premios Óscar 2021

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Junio
15 / 2021

Send this to a friend