SUSCRIBIRME

La historia de Christopher Reeve, el primer Superman

En el aniversario 68 del actor Christopher Reeve, realizamos un homenaje a su historia de vida, que lo convirtió en el verdadero hombre de acero.

Foto: Superman, 1978

En el aniversario 68 del actor Christopher Reeve, realizamos un homenaje a su historia de vida, que lo convirtió en el verdadero hombre de acero.

El 25 de marzo de 1996 fue la 68 edición de los premios Óscar. Las celebridades de Hollywood no dejaban de aplaudir y levantarse de sus asientos. Algunos se limpiaban las lágrimas de gota gorda que bajaban por sus mejillas. Otros se agarraban la cabeza porque no podían creer que estaban viendo al mismísimo Christopher Reeve en persona. El hombre que en 1978 se puso el traje de Superman y le dio un nuevo género a la industria cinematográfica.

Sentado en una silla de ruedas y conectado a un tubo en su garganta, se limitó a sonreír y asentir como muestra de agradecimiento por un homenaje, que debió llegar mucho antes de esta fecha. Cuando menguó el torrencial de aplausos Reeve agradeció:

“Por nada del mundo me hubiera perdido este recibimiento. Cuando era niño, iba con mis amigos a divertirme al cine, en ese entonces vimos el Dr. Strangelove, de Stanley Kubrick y empezamos a reflexionar sobre la maldad y la destrucción nuclear. Vimos Fugitivos, de Stanley Kramer, que nos hizo pensar en las relaciones entre razas y nos dimos cuenta de que las películas podían tener un mensaje social y estas son las historias que más admiro porque no van detrás de un éxito de taquilla, sino que han iluminado y desafiado todas las reglas para darle al mundo la oportunidad de sentir y aprender”.

Esto sucedió un año después del accidente que tuvo el 27 de mayo de 1995, en una competencia de equitación en Culpeper, Virginia, cuando su caballo se volcó haciendo que el actor se fracturara dos vértebras cervicales, partiendo en dos su médula espinal. Aunque los médicos le salvaron la vida al neoyorquino, Reeve pidió que lo dejaran morir, pues no podía concebir su vida con apenas el movimiento de su mano izquierda.

Un pacto de amor

Los médicos le negaron la petición al actor que por ese entonces tenía 43 años. Con la penumbra al hombro, Reeve volvió a su hogar en Nueva Jersey, junto a su segunda esposa Dana Morosini y su tercer hijo de tres años William Reeve.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Reeve Foundation (@reevefoundation) el

Allí le dijo a su esposa: “déjame, sé que puedes conseguir a alguien mejor, a un hombre de verdad”. A lo que Dana respondió: “todavía te amo. Esperemos dos años y si todavía te sientes así lo reconsideramos”, como lo relató Christopher Anderson en el libro biográfico de la pareja Somewhere In Heaven de 2008.

Fue así como aceptó que su vida de tenista, navegante de mares y jinete en competencias regionales cambiaría por la de un hombre que estaba paralizado con sus pensamientos.

Una nueva perspectiva de la vida

Su esposa Dana lo apoyó constantemente con terapias y amor incondicional. “No estaría donde estoy si no fuera por mi esposa, que me mostró la perspectiva positiva de la vida, la esperanza y mi propósito real”, contó el actor de Somewhere in Time (1980) a CBS News.

En su esperanza para recuperar la movilidad, Reeve y su esposa crearon la Fundación Christopher y Dana Reeve, donde apoyaron la investigación con células madre para devolver la movilidad a pacientes con parálisis.

La pareja fue el símbolo de la lucha contra la adversidad, incluso algunos periodistas llamaban a Dana “La Santa”, por ocuparse de la condición de Reeve, a lo que siempre respondía: “soy una mujer cuyo marido se cayó de un caballo y yo le ayudo. Eso es lo que hago”.

Su caso se volvió tan reconocido en Estados Unidos y el mundo, que recibían cientos de cartas de personas con parálisis. Pero hubo una en particular que le dio nuevas fuerzas al actor para continuar con su vida.

Se trataba de un saludo de un fanático llamado Steven en la que empezó diciendo: “cuando supe de su accidente lo primero que hice fue decir: que bueno que no me pasó a mí. Luego a las dos semanas, tuve un accidente que me dejó completamente paralizado y de inmediato me acordé de usted”.

“De cierta forma lo agradezco, porque vi todo lo que ha hecho por las personas y cómo siguió adelante. Fue mi héroe cuando se vistió de Superman y 30 años después es mi ejemplo de vida en la adultez”.

Esta carta motivó a Reeve a continuar su lucha contra la parálisis y logró hacerlo con creces. Cuando los doctores no le daban más de 1 año de vida, el actor vivió otros 10, en los que reunió 16 millones de dólares a organizaciones para fomentar la investigación en células madre, además de volver al mundo del espectáculo en series y películas.

Vea tambien: 5 juegos de terror que no pueden faltar en su celular

Reeve, el director y actor

Un año después de su discurso en los premios Óscar, Reeve volvió a la industria cinematográfica como director de la película para televisión In the Gloaming (1997), en la que cuenta la vida de un joven enfermo de SIDA que vuelve a casa de sus padres para pasar los últimos días de su vida.

En 1998, protagonizó el clásico Rear window, un remake de la historia de Alfred Hitchcock en el que interpreta a un arquitecto tetrapléjico que presencia el posible asesinato de su vecina a manos de su esposo. “Reeve hace que produzca verdadero miedo, sobretodo cuando dejó que en una de las escenas cortaran el tubo de su respirador”, comentó en su momento Ken Tucker de Entertainment Weekly.

Su carrera fue nuevamente en ascenso, lo que dio varias participaciones en Plaza Sésamo (1998), donde le explicó a los niños su condición; el drama de abogados The Practice (1999) y en los años 2000 cuando participó en la serie de Superman Smallville, como Virgil Swann, un científico que le explicó a Clark Kent (Tom Welling) los secretos de su origen, siendo estos los capítulos con mayor audiencia en los 10 años de la serie.

Los últimos días de Christopher Reeve

El 10 de octubre de 2004, Christopher Reeve fue internado en el Hospital Northern Westchester en Mount Kisco (Nueva York) por causa de una hipotensión de sus deteriorados músculos. Su esposa, quien estaba fuera de la ciudad por compromisos de la fundación, llegó justo a tiempo para despedirse de su esposo, quien falleció a los 52 años y fue velado en la Iglesia Unitaria de Westport, donde asistió regularmente.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Reeve Foundation (@reevefoundation) el

Reeve dejó inconclusa la dirección de la película animada Everyone’s Hero, que fue terminada y estrenada dos años después en 2006 por 20th Century Fox, como una película que busca mostrar la importancia de la familia y el no darse por vencido.

Dos años después, su esposa Dana fallece por un cáncer de pulmón, por lo que su hijo William Reeve, alternó su trabajo como periodista deportivo para hacerse cargo de la fundación, la cual ha entregado más de 150 millones de dólares en becas de investigación de células madre, tal como lo desearon Christopher y Dana Reeve.

12 curiosidades de Christopher Reeve

1. Christopher Reeve nació en 1952 en la ciudad de Nueva York.
2.Debutó oficialmente como actor en Broadway en 1976, en la obra A Matter of Gravity junto a la actriz Katharine Hepburn.
3.Cuando se presentó al papel de Superman, en 1978, se tiñó el pelo de negro para quedarse con el papel. El problema fue que después sufrió de alopecia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Christopher Reeve (@reeveoficial) el

4.Conoció a su primera esposa, la modelo Gae Exton en la grabación de Superman, con la que tuvo dos hijos llamados Matthew y Alexandra Reeve.

5.Durante la grabación de Superman en Londres, Reeve viajó a Escocia en una avioneta que se quedó sin gasolina y que por fortuna aterrizó en un aeropuerto abandonado.

6.Robin Williams fue uno de sus mejores amigos de la industria, con quien estudió Artes Dramáticas en Juilliard School de Nueva York.

7.Christopher Reeve fue un opositor a las políticas de Bush, quien frenó las investigaciones sobre células madre, así como canceló fondos para las fundaciones de personas tetrapléjicas.

8.En 1987 viajó a Chile para protestar junto al escritor Ariel Dorfman en contra de las amenazas de muerte a artistas y escritores que se oponían a la dictadura de Augusto Pinochet.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Christopher Reeve (@reeveoficial) el

9.En 1989 fundó junto a Susan Sarandon, Glenn Close, Ron Silver y Alec Baldwin, Coalición Creativa para apoyar económicamente a los menos favorecidos, las causas culturales y ecológicas.
10.Rotten Tomatoes e Imdb eligieron a Reeve como el mejor Superman de la historia. “Combina el sentido del humor, la timidez, ingenuidad y valentía del personaje”.
11.Reeve conoció a su esposa Dana en el Festival de Teatro de Williamstown de 1987.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Christopher Reeve (@reeveoficial) el

12.Reeve compartió pantalla con Michael Keaton (el Batman de Tim Burton) en la comedia Speechless de 1994.

¿Qué otra curiosidad agregaría de Christopher Reeve? Escríbanos en el recuadro de comentarios

 

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Septiembre
24 / 2020

Send this to a friend