¿Cuáles son las nuevas tendencias en literatura infantil?

En algún momento el mundo se olvidó de que los niños leían. Y sin embargo los niños no se olvidaron nunca de los libros.
 
Foto: /
POR: 
Enrique Patiño

Llego a la casa y le digo a Amaia, mi hija, que tengo un regalo para ella. Abre los ojos con sorpresa y, con la sospecha de qué se trata, los cierra de inmediato para sentir el vértigo de adivinar y de mantener la tensión hasta el final. Poso un libro en sus palmas extendidas. Cuando ella abre los ojos ya no está en este mundo sino en el disfrute del libro. La siguiente media hora la pasará en silencio, sonriendo sin pausa. Para ella leer es un placer.

En algún momento el mundo se olvidó de que los niños leían. Y sin embargo los niños no se olvidaron nunca de los libros. Según las estadísticas que maneja la Feria del Libro de Bogotá las ventas de los pabellones infantiles se elevan cada año más. Autores de prestigio escriben pensando en ellos, a la par que cientos de escritores e ilustradores bastante anónimos que se la gozan creando universos más asombrosos que los de la ficción adulta. Una horda de libros ha saltado al cine y otros son ya clásicos de la literatura mundial. No es casualidad que la Feria del Libro 2012 y el Ministerio de Cultura estén invirtiendo sus mayores recursos en la lectura para la primera infancia pues saben que ahí está la posibilidad real de cambiar a la sociedad. “Los niños lectores son críticos, sensibles y un poco subversivos”, anota la escritora y especialista en el tema Yolanda Reyes. A lo que la decidida editora María Osorio recuerda la ironía de que para ellos casi nada se publica y poco menos se invierte, pero son los que más lo agradecen. Porque ellos, cuando reciben un libro, lo asimilan con el alma.

Lo bueno es que el esfuerzo de luchadoras como ellas comienza a dar frutos. De ellas y de otras personas, como la editora Anabel Jurado, quien decidió lanzar en Colombia el sello Uranito, dedicado a libros para niños. “Desde 2008 empezamos a darnos cuenta de que en Argentina y en el resto de los países de habla hispana el segmento del mercado editorial que más estaba creciendo era el infantil, tanto en librerías como en grandes superficies. Y nos dimos cuenta también de que había un sector que no teníamos en cuenta y que es justamente dónde se formaban los lectores más fieles, que es la infancia”.

Uranito apeló a lo mismo que otras editoriales como FCE o SM: ediciones de gran calidad. Buscó autores nuevos, desarrolló libros según las edades para permitir su desarrollo y lograr siempre que fueran un goce. Buscaron lo mejor para enamorar a los pequeños. Y lo lograron.

Otros grandes sellos, como Editorial Norma, Villegas Editores, Educar, Alfaguara o Planeta, también tienen una línea infantil muy interesante, además de grandes firmas. Y cada vez se percatan más de que apostar por los pequeños repercute en el futuro. En 2011 se estimó un crecimiento del 15 por ciento en este segmento.

Lo mejor de 2012 es que habrá más lugar que nunca para los menores. El mayor espacio de la feria se dedicará a ellos. Autores como el británico Kevin Brooks, conocido por su literatura para jóvenes, vendrá al país a presentar su obra, al igual que el ilustrador lituano Kasparavicius. Colombianos como Irene Vasco, Dipacho Sánchez o Luis Darío Bernal, entre otros 25 autores, estarán presentes. Y habrá una afluencia de niños ansiosos por descubrir las letras. Eso ha cambiado y los editores se dan cuenta: los libros, de nuevo bellos y profundos, vuelven a ganar la admiración de los pequeños. Lo veo en mi hija y en el rostro iluminado de los que se sumergen en las palabras como lo que son: un juego.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
abril
24 / 2012