SUSCRIBIRME
INICIO//Cultura//Cine y TV//"Los pilotos de estos autos estaban sentados en bombas": Matt Damon

"Los pilotos de estos autos estaban sentados en bombas": Matt Damon

Matt Damon interpreta a Carroll Shelby, el diseñador que lucha por construir un auto de carreras revolucionario para Ford Motor en Contra lo imposible, una historia real que se estrenará en Colombia el próximo 14 de noviembre. Diners conversó con el actor.

Foto: Cortesía 20th Century Fox

Matt Damon interpreta a Carroll Shelby, el diseñador que lucha por construir un auto de carreras revolucionario para Ford Motor en Contra lo imposible, una historia real que se estrenará en Colombia el próximo 14 de noviembre. Diners conversó con el actor.

Las 24 horas de Le Mans es una de las carreras de carros de resistencia más importantes del mundo y durante años estuvo dominada por los superautos de las marcas europeas. Esto cambió cuando Henry Ford II le encomendó al diseñador Carroll Shelby y al piloto Ken Miles construir un carro capaz de ganar esta carrera.

De esa unión nació el Ford GT40, un auto que combinaba toda la potencia de la industria norteamericana, pero que sorprendió con un diseño estilizado que se alejaba del estilo muscle car, característico de Ford. Ahí nació la rivalidad entre los norteamericanos y Ferrari, que marcó una época en la carrera.

La película, protagonizada por Matt Damon como Carroll Shelby y Christian Bale como Ken Miles, cuenta con las apariciones de otros personajes del automovilismo como Enzo Ferrari y Bruce McLaren. Un verdadero gustazo para los amantes de la velocidad. Diners conversó con Damon al respecto en Los Ángeles.

Matt Damon junto a Tracy Letts, quien interpreta en la cinta a Henry Ford II.


Tenemos una excelente presentación de Carroll Shelby en Le Mans 66: él salía de su auto en llamas y exigía que lo lavaran con una manguera. ¿Qué sabía de este hombre al comenzar la película?

Bueno, ha habido diferentes iteraciones de estos sucesos a lo largo de diez años, así que estaba familiarizado con la historia. Pero solo cuando leí esta versión, con un grupo de personas como Jim Mangold y Christian Bale, realmente me enganché. Entonces comencé a mirar documentales sobre Shelby y a leer sobre él. También hablé con mucha gente, porque socialmente una gran figura aquí en Los Ángeles. Muchas personas me lo describieron como un hombre que podía venderte cualquier cosa.

¿Qué había de diferente en esta historia para que firmara?

Es una historia extraordinaria, pero ninguna la desglosó de la manera como esta la hizo y en una forma en que muchas personas podrán conectarse. Algunas versiones enfatizaban en todo el grupo de conductores e ingenieros, y otras fueron contadas de una forma más larga, quizás en más de diez episodios, pero para una película, de dos horas y media, y en tres actos, no había visto un guion que capturara la esencia de la historia como esta.

La amistad entre Miles y Shelby era la forma perfecta en que podría contarse, ya que muestra la universalidad de este sentimiento (…) Estos dos tipos eran muy diferentes, pero se preocupaban por las mismas cosas importantes, lo que les permitió formar ese vínculo. Peleaban como hermanos, podían volverse locos, llevar al otro hasta el límite, pero se unieron para lograr una verdadera hazaña.

Vea tambien: Adiós a los cables: cámaras semiprofesionales con conexión digital

Ha interpretado a varios íconos antes…

Sí, y no siempre es fácil. Recuerdo cuando hice la película de rugby, Invictus, y me encontré con el chico que estaba interpretando, François Pienaar, que medía 1,96 metros y pesaba 113 kilos. Me invitó a su casa a cenar la noche que llegué a Sudáfrica, y solo recuerdo que me abrió la puerta, lo miré hacia arriba, era tan enorme, que dije: “Me veo mucho más grande en la película”…

El reto de Carroll Shelby y Ken Miles era construir un auto Ford capaz de superar a Ferrari en las 24 horas de Le Mans.


Con Le Mans 66, como en la vida real, Shelby es un hombre que apuesta todo por un amigo, lo respalda. ¿Cómo trabajó junto con Christian Bale para construir ese mismo nivel de confianza en la pantalla?

Bale es uno de los mejores actores que he visto. Entonces, de alguna manera, es muy fácil relacionarse de la forma en que Shelby lo hacía con Miles, porque él sentía que era el mejor ingeniero y conductor que había visto en su vida. Christian tiene una dedicación monacal con su trabajo. No necesitas saber qué tan duro está trabajando o a qué está renunciando o cuáles son los sacrificios que ha hecho. Eso lo resume. Christian tiene esta tremenda dedicación a su trabajo y Ken Miles también fue así. Miles era un tipo muy serio en lo que hacía. Christian comparte muchas de esas cualidades. Es purista en muchos sentidos y serio en lo que hace. ¡Así que no requirió mucha actuación de mi parte!

James Mangold dijo algo similar, que Bale ama el trabajo, pero odia toda la “mierda” a su alrededor.

Christian y yo hablábamos de eso ayer, porque después de que Jim le enviara a Christian el guion, Jim lo llamó y él dudaba si debía o no hacer la película. Jim le dijo: “Hombre, solo eres tú. ¿Puedes superarlo? ¡Eres tú!”. Y Bale dijo: “¿Qué quieres decir? ¿Que soy un tonto y que no le gusto a nadie?” (risas). Esa calidad está presente en los personajes de sus películas todo el tiempo, personas que simplemente no tolerarán la mierda.

Shelby conocía el arte de la diplomacia, y todos los que lo conocieron, lo entendieron. Era un gran vendedor y simplemente encontraba la manera de refinar las situaciones, sin importar cuán complicadas fueran. Los dos eran perfectos el uno para el otro, porque mientras Shelby pudiera mantener a Miles bajo control lo suficiente como para que no molestara a nadie, eran los aliados perfectos (risas)…

Usted ha tenido la experiencia de conducir en películas, pero no puede hacer mucho de eso aquí, con Shelby corriendo en pits y Miles manejando todo. ¿Fue frustrante ver a Bale en la pista o le ayudó a entrar en la mentalidad de Shelby?

Me ayudó a hacer eso, claro. Fue doloroso para Shelby sentarse allí y ver a todos los demás hacer lo que tanto amaba. Y creo que Jim hizo un gran trabajo al capturar eso en la película. No puedo imaginar que me digan de repente, como sucedió en 1960, que debo renunciar a lo que más amo. Lo que está en juego para estos dos personajes es grande, porque Miles estaba al final de su carrera; él también se estaba haciendo mayor y nunca había alcanzado los niveles a los que podía llegar, porque su personalidad se había interpuesto. Esta era una última oportunidad para él y, al mismo tiempo, era una oportunidad para Shelby de pasar a otra cosa, a lo que eventualmente hizo, es decir, convertirse en el nombre preeminente de los automóviles en Estados Unidos y construir toda esta compañía, toda esta marca, alrededor de su nombre (…) Fue una oportunidad única en la vida de ambos.

Matt Damon y Christian Bale, ambos ganadores de premios Óscar, protagonizan por primera vez una película juntos.

Vea tambien: 9 planes para hacer en el Parque Tayrona


¿Cuánto sabía sobre este periodo de carreras en Le Mans 66? ¿Hacer esta película le generó respeto por los peligros a los que estos tipos se enfrentaron en ese entonces?

Fue un shock para mí porque en realidad no era un gran fanático de las carreras de autos, así que no sabía mucho al respecto. Y en esta etapa, en el momento en que estos muchachos competían, era un deporte sin vigilancia y sin protección. Es increíble lo que hicieron. En el GT40, ¡los tanques de combustible estaban en las puertas! Estos tipos se sentaban en bombas. Estaban rodeados de gasolina y colocaban el motor más grande en las cosas más ligeras que podían. ¡Y la parte más débil de todos estos autos eran los frenos! Hoy son firmes. En cualquier automóvil en el que uno se suba, puede acelerar y, si al mismo tiempo pisa el freno, se detendrá el automóvil. Pero con estos tipos fue todo lo contrario. Se sentaban en estos cohetes y no estaban seguros de poder detenerlos. Los frenos se calientan y se derriten, y estos muchachos bajaban por la recta Mulsanne, en la pista de Le Mans, a 230 mph, y finalmente tenían que detenerse y girar. Realmente, no puedo imaginar hacer eso sin estar seguro de que voy a poder parar. Es notable el coraje que tuvieron. Fue un negocio muy serio.

¿Hubo algo maravilloso en volver a la relativa unión y pureza de los años sesenta?

[Risas] Sin duda fue agradable desconectarse y volver a los sesenta durante 14 horas al día. Esa es una de las mejores cosas de este trabajo. Siempre vivo en la historia que estoy contando, como una forma de escapar de lo que sucede en el mundo. Las historias son importantes. Son lo más importante, creo, para construir empatía. Lo hemos hecho desde que dibujamos en las paredes de las cuevas, tratando de saber cómo nos sentimos acerca de las cosas y cómo son nuestras vidas. Creo que cuanto más podamos hacer eso, esa será nuestra forma de salir de todo esto. Cuanto más podamos vernos, escucharnos y apreciar las historias de los demás, mejor será para todos nosotros.

Christian Bale tuvo que perder rápidamente 18 kilos para interpretar al piloto Ken Miles.


¿Cómo le comentaría esta película a alguien a quien no le gustan las películas de carreras de autos?

¡Bueno, yo le diría que tampoco estaba interesado en las películas de automovilismo! No es por eso que hice esto. Creo que es una historia muy empática. Se trata de estos desvalidos que hicieron juntos esta cosa increíble, a pesar de ser personas muy diferentes y tener una relación y amistad muy coloridas. Se unieron y lograron lo imposible. Siempre me han gustado las películas así y cuando la leí, eso saltó de la página, por eso lo hice.

Uno de los temas clave de la película es el arte contra el comercio, el instinto frente a los datos, que funciona tanto para la industria del cine como para el automovilismo, ¿verdad?

Sí, es solo una correlación uno a uno. Gran parte de esta película trata sobre esta pareja de amigos que son un tipo de engranaje excéntrico y obtienen fondos del mundo corporativo de Ford, en Dearborn, Michigan. Es el comercio y los creativos que se unen para hacer algo. Y ese es, literalmente, el mundo en el que vivimos en el negocio del cine. Entonces, hubo muchas bromas en el set sobre eso. Porque hay muchas similitudes innegables…

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Octubre
16 / 2019

LO MÁS COMPARTIDO

noviembre 14, 2019 VER MÁS
noviembre 5, 2019 VER MÁS

Send this to a friend