SUSCRIBIRME

J. Edgar, una cinta con tres ingredientes de éxito

Historia:la vida de J. Edgar, creador y director del FBI por 50 años. Director: Clint Eastwood a sus 81 años y Leonardo Di Carpio como protagonista, en uno de sus mejores papeles.

Historia:la vida de J. Edgar, creador y director del FBI por 50 años. Director: Clint Eastwood a sus 81 años y Leonardo Di Carpio como protagonista, en uno de sus mejores papeles.

El primer ingrediente de esta película es su controvertido personaje: John Edgar Hoover, el creador de la Oficina Federal de Investigación (FBI) en 1924, y su director hasta el día de su muerte, en 1972. Al frente de la organización por cerca de 50 años, Hoover sobrevivió a siete presidentes que no pudieron sacarlo del camino. Entre sus principales innovaciones se cuenta la incorporación de la medicina forense para estudiar las escenas del crimen, y durante sus primeros diez años libró una exitosa guerra contra los gánsteres de la mafia italiana en tiempos de la ley seca.

Feroz perseguidor anticomunista, era temido por políticos, artistas y figuras públicas, a los que investigaba minuciosamente, llegando en ocasiones a extorsionarlos y acusarlos injustamente. Su vida pública y privada –incluyendo su homosexualidad, aunque no su travestismo– es el tema de la película J. Edgar, un reto cinematográfico que requería la pericia de un gran director: Clint Eastwood.

Ese es el segundo ingrediente. A sus 81 años, se trata de uno de los cineastas más prolíficos de la actualidad, con una película por año que regularmente es nominada al Óscar, y en ocasiones hasta dos, como en 2006 con La conquista del honor y Cartas desde Iwo Jima, y en 2008 con El intercambio y Gran Torino. Su nombre, además, encabeza normalmente las listas de los nominados a Mejor Director, galardón que obtuvo por última vez en 2004 con Golpes del destino y que ya había obtenido en 1992 con Los imperdonables, el inolvidable western sobre unos vaqueros ancianos obligados a volver a las armas. En 1994, tal vez mucho antes de lo debido, obtuvo el premio en memoria de Irving G. Thalberg, entregado como homenaje a las personas significativas para el cine estadounidense.

El tercer ingrediente de J.Edgar es el protagonista. Interpretar a un personaje como John Edgar Hoover representaba una responsabilidad tremenda, por lo que el elegido, pese a no ser tan parecido, fue uno de los actores del momento: Leonardo Di Caprio. Tras la imagen de niño guapo que presentó al mundo en Titanic, Di Caprio se vio en la necesidad de demostrar el talento que se le había visto en filmes de su infancia como Mi vida como hijo, en el que actuó junto a Robert De Niro, y Eclipse total, recordado por las polémicas escenas homosexuales del poeta Arthur Rimbaud. Y lo logró: en la actualidad es el actor fetiche de Martin Scorsese y ahora tiene la oportunidad de estar bajo las órdenes de Eastwood en una actuación que, lastimosamente no le valió su quinta nominación al Óscar. Con esta fórmula, J. Edgar promete convertirse en uno de los sucesos cinematográficos más importantes del año.

 

 

 

Vea también: David Bowie vuelve a la vida en la película ‘Moonage Daydream’

Otros recomendados…
LOS HIPOPÓTAMOS DE PABLO
El colombiano Antonio Von Hildebrand se presenta en el panorama cinematográfico con la historia de Pablo Escobar desde su ángulo más absurdo: los más de treinta hipopótamos que le pertenecían al capo y que ahora deambulan por el país siendo un dolor de cabeza para los campesinos.

LA CARA OCULTA
Después de mejorar la historia del libro de Mario Mendoza con su adaptación de Satanás, el cineasta caleño Andi Baiz vuelve a la gran pantalla con una historia de suspenso seductor en la que el director de una orquesta filarmónica se enfrenta al repentino abandono de su novia. Pero, claro, nada es lo que parece.

LA PIEL QUE HABITO
La perturbadora cinta de un cirujano plástico que rebasa los límites de la experimentación con humanos para crear piel en su laboratorio es la historia de un reencuentro: el de Pedro Almodóvar y uno de sus primeros actores, Antonio Banderas. Tras su separación a inicios de los años noventa cuando Banderas prefirió ir a Hollywood para rodar Los reyes del mambo en vez de trabajar en Kika, la pareja se reunió para sumar esta película a éxitos como La ley del deseo y Mujeres al borde de un ataque de nervios.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Febrero
07 / 2012

Send this to a friend