SUSCRIBIRME

Mujeres y poder, un manifiesto

«Demasiados siglos de opresión masculina y de silencio impuesto para que ellas no se pronunciaran nunca. Solo que la cárcel se ha ido resquebrajando».

«Demasiados siglos de opresión masculina y de silencio impuesto para que ellas no se pronunciaran nunca. Solo que la cárcel se ha ido resquebrajando».

MUJERES Y PODER. UN MANIFIESTO
MARY BEARD.
Planeta, Bogotá, 2018.
111 páginas.

“Si los romanos hubieran tenido a Mary Beard en sus filas, hoy todavía conservarían su imperio”, Daily Mail. “Lo que dice es siempre potente e interesante”, The Guardian.

Esto es lo que han dicho destacados diarios sobre Mary Beard, profesora de lenguas clásicas en Cambridge. Ahora ante lo que ella misma llama “Mujeres y poder. Un manifiesto”, se verán obligados a añadir nuevos elogios.

Vea también: Las canciones que más escucha Paula Pera y el fin de los tiempos

Dos conferencias, transmitidas por la BBC en Londres y publicadas en la London Review of Books en 2014 y 2017. “La voz pública de las mujeres” y “Las mujeres y el ejercicio del poder”.
Como es inherente a Beard, comienza con una cita de la Odisea cuando Telémaco calla a su madre Penélope y la manda a ocuparse de sus labores propias: el telar y la rueca. “El relato estará al cuidado de los hombres”. Esta misoginia seguirá por los siglos de los siglos hasta cuando en una caricatura de Punch, obra de una mujer, vemos una reunión muy masculina, junta o comité, donde solo una dama recibe este curioso elogio: “Es una excelente propuesta, señorita Triggs. Quizás algunos de los hombres aquí presentes quiera hacerla”.

La que hace las propuestas es Beard. No solo Margaret Thatcher sino Angela Merkel y Hillary Clinton con su uniforme oficial de servidoras públicas. Pantalones negros asaz masculinos y chaquetas sobrias. La primera será cuatro veces reelegida canciller y la segunda perderá la elección presidencial ante el fascinado promiscuo por las estrellas porno que es Donald Trump.

A Beard le interesa la imaginería de la terrible Medusa no solo en los mosaicos de las casas romanas, sino también en las redes sociales de hoy en día donde puede convertirse en la petrificadora mirada mortal de ese rostro lleno de serpientes.

Vea también: Las mujeres lideran la lista de invitados a Rock al Parque 2022

Demasiados siglos de opresión masculina y de silencio impuesto para que ellas no se pronunciaran nunca. Solo que la cárcel se ha ido resquebrajando.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Mayo
04 / 2018

Send this to a friend