La biblioteca de Alejandra de Vengoechea

La periodista bogotana, autora de Mujeres que dicen verdades, le contó a Diners los cinco libros imprescindibles a la hora de escribir este texto.
 
La biblioteca de Alejandra de Vengoechea
Foto: /
POR: 
Alejandra de Vengoechea

ENTREVISTA CON LA HISTORIA
ORIANA FALLACI

Todas las periodistas que hoy bordeamos los cincuenta quisimos ser como Oriana Fallaci (1929-2006), escritora, periodista y activista, la primera mujer de Italia que fue al frente en calidad de enviada especial. Vendió millones de copias con su docena de libros. Este libro en particular, en el que Oriana retrató a icónicos líderes como Henry Kissinger, Golda Meir y Yasser Arafat, es una verdadera joya, porque en cada entrevista logra llegar a la vida secreta de cada personaje.

[diners1]

shelley_400x627

[/diners1]
FRANKENSTEIN
MARY SHELLEY

Me dediqué a entender cómo empezó la mujer en la literatura. Y me encontré con las autoras femeninas clásicas que todas leímos de pequeñas –Jane Austen, Fanny Burney, Charlotte Brontë, ¿por qué no las ponemos de moda de nuevo?– y con otras como la novelista inglesa Mary Shelley, creadora de uno de los grandes relatos de horror de todos los tiempos, Frankenstein. “No deseo que las mujeres tengan más poder que los hombres, sino que tengan más poder sobre sí mismas”, es una de sus frases que me cayó como anillo al dedo para hacerles preguntas a estas mujeres que terminaron diciendo verdades.

[diners1]

bronte_400x627

[/diners1]
CUMBRES BORRASCOSAS
EMILY BRONTË

Desde antaño, las mujeres han estado acostumbradas a hablar de cosas prohibidas, a decir verdades, a hablar de sacerdotes y amantes, de las relaciones nefastas con los hijos, de la maternidad como algo que no es una obligación. Son francas y realmente quería ver cómo trataban temas del alma en la escritura, van a la yugular. Y así es Brontë.

[diners1]

zola_400x600

[/diners1]
L´ASSOMMOIR
ÉMILE ZOLA

Émile Zola era mi autor de cabecera. L´assommoir es una novela sobre la gente que no miente y que tiene el olor de la gente porque Zola reconstruye la lengua y los modales de los obreros, mientras describe los estragos causados por la miseria, el alcoholismo, la prostitución. Otro libro espectacular es Nana, donde directo y sin anestesia, cuenta la historia de una prostituta en París.

[diners1]

svetlana_400x608

[/diners1]
VOCES DE CHERNÓBIL
SVETLANA ALEXIEVICH

Ahora todas estamos encantadas con esta escritora bielorrusa, la primera periodista que en 2015 ganó el Nobel de Literatura. La manera como le puso rostros y lágrimas a este libro, un relato de las personas que estuvieron en el desastre nuclear en la planta de Chernóbil el 26 de abril de 1986, es conmovedor.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
enero
25 / 2017