Cinco obras para recordar al escultor Silvio Gazzaniga

El italiano reconocido por diseñar la actual Copa Mundo de FIFA murió el 31 de octubre a sus 95 años. Aquí sus mejores trabajos.
 
Cinco obras para recordar al escultor Silvio Gazzaniga
/
POR: 
Revista Diners

Silvio Gazzaniga era un ferviente hincha del buen fútbol italiano, desde pequeño su corazón latía para al equipo AC Milán. Como buen italiano quería ser jugador de fútbol pero ese era un don que no tenía. Sin embargo, encontró un consuelo en el arte de la pintura y la escultura para estar cerca del deporte que lo vio nacer y ahora que lo ve partir.

Gazzaniga se formó como escultor en la Escuela de Artes de Milán e hizo una especialización de orfebre y joyero en la Escuela de Arte del Castillo Sforzesco.

Desde los 16 hasta los 90 años Gazzaniga se entregó al arte y al deporte de sus amores, el fútbol. Su faceta de escultor comenzó en la localidad Paderno Dugnano al norte de Milán, fue en ese taller donde Gazzaniga junto a su padre comenzó a practicar la orfebrería de medallas, trofeos, esculturas históricas y conmemorativas.

En 2003 recibió el Ambrogino de oro por la Fundación de Arte de Milán por ser uno de los representantes más prolíficos del arte contemporáneo. De no haber sido por este escultor italiano, los trofeos aún tendrían formas clásicas y poco estéticas.

En 1970, cuando supo que podía combinar su amor por el fútbol y el arte decidió entrar a un concurso de la FIFA para elegir el nuevo trofeo de la Copa Mundo. Gazzaniga fue elegido entre 53 finalistas porque su trofeo representa fidedignamente lo mejor del fútbol; dos hombres felices sosteniendo el planeta tierra representan la felicidad y la grandeza al momento de alzarse con la victoria. Desde ese momento la FIFA tocó varias veces a la puerta del escultor italiano.

Vea las mejores obras de Silvio Gazzaniga

Monumento de Motociclismo Civenna (1961)

[diners1] moto_monumento_620x460[/diners1]

La Federación Italiana de motos buscó en 1959 a Gazzaniga para hacer un monumento para mostrar el orgullo del deporte motorizado.

El monumento tiene una base en forma de cilindro, está decorado con relieves en espiral, que representa el nacimiento y la evolución del deporte. Su punta es una llamada estilizada. En la base del monumento se encuentra un atleta con una antorcha que simboliza el espíritu del deporte.

Gazzaniga en una entrevista a la Gazzetta dello sport afirmó que: “El espiral de las figuras representan pilotos, ingenieros, turistas, calibradores y corredores. Al final los atletas en espiral que caen, pero siempre manteniendo en alto la antorcha de la pasión y el espíritu deportivo “.

Copa Mundo (1971)

[diners1] copa_mundo_620x460[/diners1]

Una copa de 36 centímetros de alto, con 4,97 kilos, y hecha de oro de 18 quilates, fue el trofeo elegido para representar el orgullo de esta competencia internacional.

La copa se estrenó en el mundial de México 70 y en la actualidad está bajo custodia en Suiza. Las selecciones que han ganado mundiales han recibido una copia de metal dorado, que en su base tiene grabado el año y el país que ha conquistado tan anhelado título.

Copa de la UEFA (1972)

[diners1]copa_uefa_620x460 [/diners1]

Está hecha de plata y tiene una base de mármol amarillo y verde con una placa de cobre. Su peso es de 15 kg y tiene tallado a 12 hombres que están fundidos en un abrazo.

El trofeo original lo mantienen en la central de la FIFA en Suiza. Si un equipo llega a ganar el torneo tres veces seguidas, se puede llevar el trofeo a sus vitrinas. El único equipo que ha logrado este reconocimiento es el Sevilla Fútbol Club (2014, 2015, 2016).

Supercopa de Europa (1987)

[diners1] super_cup[/diners1]

Silvio Gazzaniga fue el tercer escultor en intervenir en el diseño para que la Supercopa se vea como es hoy en día.

En 1072 el primer diseño era muy grande y pesado, en 1976 lo reemplazaron por uno de madera con una placa de oro de la UEFA y ya en 1987 Gazzaniga diseñó una copa mucho más ergonómica y ligera.

Actualmente pesa 12 kg y mide 58 centímetros de altura y el único equipo que se lo ha podido quedar para su colección en la Juventus F.C de Italia.

Copa Italia (2011)

[diners1] copa_ani_620x460[/diners1]

A principios de 2011, Gazzaniga recibió la visita del primer ministro italiano Mario Monti el cual le propone diseñar un trofeo especial con el motivo del 150 aniversario de la unificación de Italia.

Gazzaniga acepta el reto. Su objetivo era reflejar en este trofeo el sentido de unidad, la energía y la voluntad en común que unificó a Italia.

La copa está hecha en plata, tiene ocho estrellas que se extienden hacia arriba, tiene un anillo de mármol en su base con una placa de los 150 años. En la punta descansa una corona con torres que representan la unificación del país y tres banderas italianas para darle un toque de color.

Se hicieron tres ediciones de esta copa, una se la dieron al Ganador del Giro de Italia, otra para los campeones de la Copa de italia, y la última se la quedó en ganador de la Fórmula 1 en Monza.

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
noviembre
1 / 2016