SUSCRIBIRME

Un paseo por la Buenos Aires de Jorge Luis Borges

Con prólogo de María Kodama y fotos de Carlos Greco, este libro está compuesto por doce textos, poemas, cuentos, charlas sobre el tango o fragmentos mínimos (pero infinitos) sobre su amado tema del laberinto.

Con prólogo de María Kodama y fotos de Carlos Greco, este libro está compuesto por doce textos, poemas, cuentos, charlas sobre el tango o fragmentos mínimos (pero infinitos) sobre su amado tema del laberinto.

BORGES
CUENTA BUENOS AIRES
IMÁGENES DE CARLOS GRECO. PRÓLOGO DE MARÍA KODAMA.
Emecé, Buenos Aires, 2016. 187 páginas.

Poesía, ensayo y cuento fue la trilogía de géneros que definieron la andadura de Jorge Luis Borges como escritor. Pero hay más: traductor de Virginia Woolf y William Faulkner, compiló y prologó antologías imprescindibles de la literatura fantástica y del cuento policial. La reunión de sus notas sobre cine marcó a muchos realizadores franceses, italianos o ingleses que lo citan con devoción. Y su biblioteca personal que llegó a los casi ochenta volúmenes elegidos y prologados por él es, sin lugar a dudas, una de las mejores, deleitosas y arbitrarias compilaciones no solo sobre literatura, ya que también la ciencia y la historia tienen allí cabida. Murió hace treinta años pero su gravitación se hace cada vez más perceptible. Así lo comprueba, entre muchos otros ejemplos, este libro-álbum de fotografías donde retornamos a su álgebra y su centro, la ciudad natal de Buenos Aires.

Lea también: Últimas conversaciones con Borges

Vea también: Cinco libros imprescindibles en la biblioteca del escritor Juan Carlos Garay

Con prólogo de María Kodama y fotos de Carlos Greco, este libro está compuesto por doce textos, poemas, cuentos, charlas sobre el tango o fragmentos mínimos (pero infinitos) sobre su amado tema del laberinto. También están allí las remembranzas de sus antepasados que combatieron por la consolidación de la Argentina. La épica convive con la intimidad sentimental del amor en el texto titulado “El amenazado”: “Estar contigo o no estar contigo es la medida de mi tiempo”. No desdeña disertar sobre el truco, donde las barajas mienten, engañan y ahondan la perplejidad de la vida. También el coraje de los cuchilleros desafía con sus armas el destino, en lances de arrabal, en tersos relatos como aquel “El Sur”, tan autobiográfico, donde sin saber manejar el arma alguien que mucho se le parece sale a la llanura a afrontar una encrucijada.

Lea también: Borges y el fútbol

Borges (1899-1986) vuelve entonces a conmovernos con sus convicciones sobre el coraje, sus variaciones sobre el “Martín Fierro” cuando a un desertor se une un hombre del orden, “al percibir el valor de este prófugo” que por cierto ha matado ya varios de sus hombres. Tadeo Isidoro Cruz, ya sin uniforme, peleará al lado de Fierro. Así viviremos, vicariamente, el sueño de Borges de abandonar la erudición y los muchos libros para sentir la estremecida palpitación de un heroísmo no convencional. Su imaginación ha recreado la historia, cruzado la pampa con la muerte de Julio César y ha mostrado cómo su vida, que en tantas ocasiones sintió como estéril y fracasada, se ha llenado con la firmeza de sus sueños cumplidos, treinta años después de muerto, en estos elocuentes foros de su mundo.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
25 / 2016

Send this to a friend