Helen Mirren brilla en las tablas con The Audience

Helen Mirren, ganadora de un premio Oscar por su interpretación de la Reina Isabel II, retoma este papel en The Audience, la obra del National Theatre que trae Cine Colombia a sus pantallas.
 
Helen Mirren brilla en las tablas con The Audience
Foto: /
POR: 
Sandra Martínez

Muchos recordarán el papel que realizó en 2006 la actriz británica Helen Mirren en la película The Queen. Mirren encarnó a la reina Isabel II y se llevó el Oscar a mejor actriz. Su interpretación de la monarca fue impecable, le valió decenas de elogios y también que muchos productores le pidieran, insistentemente, que repitiera el papel para otros proyectos cinematográficos.

Mirren, una y otra vez, se negó. Hasta que hubo alguien que le hizo cambiar de opinión. El director británico, Stephen Daldry, reconocido por películas como Las horas y Billy Eliot, le propuso en 2013 ser la protagonista de la obra de teatro The Audience. Al ver el guión, escrito por Peter Morgan, el mismo que escribió The Queen, la actriz se animó y aceptó una vez más vestirse como la reina de Inglaterra.

Y no se equivocó con su decisión. Desde que se presentó por primera vez en el West End de Londres fue un éxito rotundo y luego arrasó en Broadway. Mirren, además, obtuvo el premio Olivier y el Tony por su interpretación en esta obra.

The Audience, que se presentará el 14 y 17 de julio próximo como parte de la temporada del National Theatre Live de Cine Colombia, se enfoca en pensar cómo son las audiencias que la reina tiene cada semana con el primer ministro de turno – una historia extensa y ambiciosa, porque Isabel II lleva más de sesenta años en el trono- pero con una puesta de escena impresionante. Además, la selección de estos encuentros hacen que no haya oportunidad para desconcentrarse o aburrirse.

La historia no se desarrolla cronológicamente. De repente vemos a una reina Isabel, inexperta y joven, hablando con Winston Churchill (Edward Fox); luego, tiene un encuentro con Margaret Thatcher (Haydn Gwynne), donde se evidencia su tensa relación, y después, el turno puede ser para David Cameron (Rufus Wright), y varias veces la vemos junto a Harold Wilson, Primer Ministro entre 1964 y 1974 y nuevamente entre 1974 y 1976. La conmovedora relación entre la Reina y el PM Wilson le valió a McCabe el premio Olivier como Mejor actor de reparto en 2013.

La misma Helen Mirren se transforma en segundos. Aquí no hay cabida para la improvisación, cada detalle es sumamente cuidado: la escenografía, los cambios en el vestuario, la manera de hablar y de moverse de cada personaje está pensado milimétricamente. Y, por supuesto, los diálogos están llenos del más puro humor negro británico. Obviamente, hay muchos detalles que pasan desapercibidos, porque resultan muy específicos para una persona que no ha crecido en el Reino Unido.

Otro punto importante, es que a lo largo de la obra hay un personaje que aparece permanentemente y representa a la reina cuando era una niña, una figura que expresa sus verdaderos sentimientos, se cuestiona, se pregunta por todo lo que le pasa y devela detalles de su intimidad. En el intermedio se proyecta un pequeño recorrido detrás de bambalinas, y, al final de la transmisión, hay una estupenda entrevista entre Helen Mirren y el director Stephen Daldry.

Sin duda, al salir del teatro, quedará con muchas ganas de saber más detalles de la historia y la política británica, aún más conociendo el revuelo en el que andan por estos días, después de firmar su salida de la Unión Europea.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
julio
12 / 2016