SUSCRIBIRME

“Creo que el único camino para lograr cambios fundamentales es la política”, Carlos Vives

Carlos Vives recibió a Diners en su apartamento en Bogotá, donde habló sobre su renacimiento musical en la capital. Confesó que quiere hacer política y un libro sobre la cumbia.

Foto: Revista Diners

Carlos Vives recibió a Diners en su apartamento en Bogotá, donde habló sobre su renacimiento musical en la capital. Confesó que quiere hacer política y un libro sobre la cumbia.

Cuando Carlos Vives escribe una canción, no lo hace pensando en la crítica, lo hace pensando en la gente. Y aunque puede parecer obvio, esta es tal vez una de las claves más importantes para entender lo que podría denominarse el “fenómeno Vives”.

¿Cómo es que un artista puede mantenerse alejado de los escenarios durante más de ocho años, y de repente, un buen día, sacar un disco –Corazón Profundo– y lograr que la mayoría de las canciones sean éxitos? ¿Y cómo es que regresa, así como si nada, y la gente, su gente, lo sigue queriendo? Y lo quieren más. Tanto, que en cuestión de meses la disquera le pide otro álbum –Más Corazón Profundo–. Y es tan bien recibido, que al poco tiempo ya está haciendo un tour, con varios conciertos.

Carlos Vives


Son muchos superlativos, pero en un medio cada vez más competido, en el que la tecnología ha cambiado este negocio, esto es toda una hazaña. Sin embargo, él no lo ve así. Sentado en el sofá de cuero de la biblioteca de su apartamento en Bogotá, donde recibió a Diners horas antes de salir de vacaciones a Santa Marta con su familia, el artista samario asegura que el proceso no fue tan complicado. “Te das cuenta que vas aprendiendo cosas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Estos días de estudio por acá en Nueva York han sido para escribir en cualquier lugar! Parte de la magia de esta ciudad! #NuevaYork

Una publicación compartida de Carlos Vives (@carlosvives) el

Antes sufría más (en el estudio de grabación), ahora no sufro, lo disfruto. Aprendes a no ponerles tanta trascendencia a cosas que no la tienen, o valoras otras que por pensar que eran muy sencillas les pasabas por encima… Y de repente, sabes que ahí está el detalle…”.

Contrario a lo que se podría imaginar, el haber estado alejado de la industria lo enriqueció. “Nunca dejé de trabajar, me dediqué a la producción, hice canciones para Adriana Lucía y Martina (La Peligrosa). Y en esos años hicimos cosas que se iban quedando por ahí, empiezas una canción y tienes melodías a las que puedes ponerle letra. Pero cuando surge la oportunidad de hacer un disco, quieres comenzar de cero, pensarlo, sentirlo”.

Asumir ese reto fue un renacer y una manera de cosechar los frutos de lo que sembró hace tiempo. Vives define Corazón Profundo como “un recomenzar y un poder continuar a la vez. Es un disco muy colombiano. Tiene  influencia de todo lo que ha pasado aquí musicalmente en los últimos años. Hay patrones nuevos y me retroalimento de artistas como Fonseca, porque entendió lo que hicimos de una forma diferente”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Gracias a todos, un show espectacular, muy especial que en estos lugares podamos ondear nuestra bandera con tanta emoción! @losdellsfest #Vives #VivesTour

Una publicación compartida de Carlos Vives (@carlosvives) el

Y aunque tuvo claro cuando le encargaron el disco que lo que buscaban era el sonido exitoso de siempre, quiso imprimirle algo de lo que absorbió en ese tiempo. “Hay muchas cosas que se pueden adoptar, surgieron movimientos hacia la electrónica, hacia el hip hop…”.

Todas estas influencias confluyeron en sus dos últimos álbumes, que superaron las expectativas. Corazón Profundo, además de ser un éxito en ventas y en la radio, tuvo varios sencillos en los primeros lugares de la lista Billboard y recibió tres Premios Grammy Latino como mejor álbum de fusión tropical, y por mejor canción del año y mejor canción tropical (ambos por Volví a nacer). Más Corazón Profundo parece ir por el mismo camino.

“No pienso mucho en los hits. Pero sí pienso en el poder de ciertas cosas que tenemos. Hay poder en la rítmica, hay poder en el mensaje”. Y reitera que lo suyo es cantarle a la gente. “Ese es en realidad mi trabajo, el público es mi norte.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Este fin de semana estuvimos en familia al pie de la Sierra #hermanosmayores #sierranevadadesantamarta 📸 @hidalgoproducciones

Una publicación compartida de Carlos Vives (@carlosvives) el

Hay canciones que subestimo, y de repente medio estadio está pidiéndomelas, y me toca cambiar el programa sobre la marcha”. Y aunque ha demostrado una y otra vez que su música no necesita defensa ni explicación, está convencido de que en sus inicios los críticos se equivocaron con él.

“Asumieron que yo venía diciendo que era folclor. Me decían ‘mira, eso está muy mal, eso no es folclor’, yo decía ‘por supuesto, no pretendo ser el nuevo Leandro Díaz. Ni más faltaba’”, enfatiza en su marcado acento costeño.

Carlos Vives


“Lo mío no es el folclor, lo mío es hacer música industrial, o como quieran llamarlo. Puedo mandarla al rock, al pop, al hip hop o a la electrónica… El folclor es otra cosa, no se puede grabar, no se sube a un escenario, ni se le pone una luz. Es un concepto, un patrimonio, las costumbres y creencias de un pueblo”, asegura.

 

Vea tambien: Esteban Cortázar: "Es momento de darle un giro a la moda en Colombia"

Ver esta publicación en Instagram

 

No a los prejuicios con los zurdos. #diainternacionaldelzurdo #felizdiadelzurdo

Una publicación compartida de Carlos Vives (@carlosvives) el

Una cosa muy diferente es partir del folclor como origen para crear un sonido propio, una propuesta única y original, como lo hizo él. Remitirse a las raíces de la música y cultura de un país para desarrollar, en Clásicos de la Provincia, un género que hoy, 22 años después, se conoce como Colombian Pop, y que le abrió el camino a una nueva generación de artistas.

Pero no llegó a eso por coincidencia o por un golpe de suerte. La realidad es que ese sonido, esa fusión, surge de algo más profundo e intangible. Un entendimiento, una herencia, una pasión. No solo conoce las diferentes regiones del territorio nacional, sino que ha estudiado su cultura.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Caminando en #NuevaYork sin agenda y sin afanes #familia @claudiaelenaoficial #PedroVives #ElenaVives ❤ 📸 @paoovallereporter

Una publicación compartida de Carlos Vives (@carlosvives) el

Ha leído y releído los escritos de folcloristas como el bogotano Guillermo Abadía Morales o el cordobés Manuel Zapata Olivella. Por medio de ellos y de muchos otros, aprende que “no todos los tambores llegaron del África. Desconocemos una cultura muy rica, que fueron los chimilas, que habitaron la gran depresión momposina, donde están los pueblos famosos de nuestras cumbias”.

También influyó el contacto que tuvo con los juglares y compositores que iban a Santa Marta a tocar vallenatos cuando era niño. “Me alimenté de haberlos visto en la casa de mi tío Rodrigo, que era médico e hizo sus rurales por varios pueblos del Cesar, entonces trajo la amistad a la familia de Carlos Huertas y Luis Enrique Martínez, de muchos de esos músicos que después se fueron a vivir a Santa Marta y estaban en las parrandas, en el cumpleaños, siempre los veía uno”, recuerda emocionado.

Ese conocimiento íntimo y preciso del folclor lo llevó a descubrir nuevos patrones en la cumbia y el vallenato. “A través de ese proceso encuentro que la cumbia me estaba dando claves para aplicar en la guitarra eléctrica o que el sonido del bajo –que fue lo primero que se industrializó del vallenato– viene de la caja vallenata”, dice mientras sonríe y se le iluminan los ojos, como cuando un niño descubre algo mágico.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Uno muy especial que me piden mucho!!! Un recuerdo con toda #LaProvincia de #ClásicosDeLaProvincia! 💧❄️

Una publicación compartida de Carlos Vives (@carlosvives) el

Su pasión es auténtica y quiere compartirla, de hecho está terminando de escribir un libro sobre la cumbia. “Mi teoría es que es el folclor más viejo de nuestro territorio y el origen de todo lo demás, creo que cualquier ritmo que tomes, te lleva necesariamente a la cumbia. Es como el blues en Estado Unidos”, afirma convencido.

Y aunque podría hablar del asunto por horas, el tiempo corre y aún quedan temas entre el tintero. Uno de ellos es el tono político que últimamente tienen sus columnas de opinión en la revista Cromos. Ante la pregunta de si le gustaría seguir el camino de la política, calla, como tratándose de contener.

Luego se desahoga y manifiesta: “Ya soy un hombre grande y es evidente… Creo que el único camino para lograr cambios fundamentales es la política. Por eso estoy liderando una iniciativa, invitando a la gente que ama a Santa Marta a unirnos por la ciudad.

Tengo invitados de todas partes, incluidos los que están gobernando hoy, los que quieren gobernar y la empresa privada. Los estoy convocando para que nos sentemos a repensar Santa Marta. No sé hasta dónde llegará esto, pero creo que hay que buscar soluciones para la ciudad”.

Dice que por ahora es lo único que puede adelantar de este proyecto, que presentará el próximo 29 de julio, el día que se conmemora el cumpleaños de la ciudad. Y unos días después, el 7 de agosto, día en que celebra sus 54 años, lanzará un DVD del tour Más Corazón Profundo. “Es la primera vez que grabamos a la banda en vivo, tocando en un concierto grande. Hicimos tomas de varios conciertos, pero es principalmente el de Santa Marta”, cuenta.

Carlos Vives

Vea tambien: Wonder, la historia de la colombiana Raquel Jaramillo Palacio triunfa en Netflix


Eso lo lleva a hablar del concierto que prepara para el próximo 13 de agosto en el estadio El Campín de Bogotá. Nuevamente trata de contenerse para no revelar demasiado. “Tenemos muchas sorpresas. Si voy a traer a mis amigos, quiero que se la gocen y que disfruten del público de Bogotá y de El Campín, que para nosotros es un lugar muy especial. Estoy diseñando un espectáculo donde cada uno de ellos va a lucirse. Viene Marc, pero no solo a cantar algo de Vives, queremos poner a la gente a cantar algo de Marc también. Mi idea es que el público de Bogotá se robe el show, y estos ‘manes’ queden locos y siempre quieran venir pa’ acá”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Y te daré una noche De versos y luceros Como es la noche mía La cáscara de besos De donde bebo a sorbos Tu amor y tu poesía #Regresanlosclásicos

Una publicación compartida de Carlos Vives (@carlosvives) el

Hasta ahora están confirmados Marc Anthony, Daddy Yankee, Choc Quib Town, Maluma, Michel Telo y Wisin, pero como dice Vives, cualquier cosa puede suceder.

La nueva oficina

Cuando no está en plena promoción, Carlos Vives pasa la mayor parte de su tiempo en Gaira, en Bogotá, un lugar que se ha convertido en símbolo de su familia. Es un proyecto que comenzó como Gaira Música Local, la oficina que armó en el garaje de su mamá.

“Allá nació La Provincia, Bloque de Búsqueda y Distrito Especial”. Luego Guillermo Vives, su hermano, quiso poner allí un restaurante de cocina costeña, apuntalado por la sazón de su mamá, doña Aracely Restrepo. Así, empezó a volverse punto de encuentro, donde la gente podía ir a cantar o a escuchar lo que sucedía en la música local. Fue tan exitoso que lo ampliaron, y surgió Cumbia House. “Es el primer proyecto para vender la cultura musical colombiana, como el Hard Rock vende el rock o el House of Blues vende el blues”, explica.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Desde siempre con ella #Labicicleta #diamundialdelabicicleta

Una publicación compartida de Carlos Vives (@carlosvives) el

Ahora es tan grande el negocio, que al lado de la casa hicieron un edificio, donde entre otras cosas funcionará el nuevo estudio de grabación Gaira Música Local. Al contar esta historia y ver la evolución de este lugar donde trabajan en familia, Vives recuerda cuando hace años en El siguiente programa, una serie televisiva de humor a cargo de Santiago Moure y Martín de Francisco, se burlaban de él. “Sus personajes trabajaban en un lugar que se llamaba Gaira, tenía helipuerto y todo, pero en realidad estaban burlándose de la miseria de oficina que teníamos en mi casa”, cuenta entre carcajadas.

Son muchas las facetas las que hacen a Carlos Vives, quien es, padre, esposo, filántropo, ídolo, maestro, músico, amigo, artista e hincha del Unión Magdalena. Y cada una de ellas amerita un artículo completo.

Pero ni el tiempo ni el espacio son suficientes en esta oportunidad. Sin embargo, sí hay una pregunta, de todas las del listado que faltó por hacer, y es: ¿Cómo pudo botar el gol en el partido de despedida del Pibe en 2004? “¿Ves?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Gracias Pedro felices de compartir este momento tan especial contigo, tu #primeracomunion , te adoramos!

Una publicación compartida de Carlos Vives (@carlosvives) el

Ese es otro problema que tiene Colombia, deberían estar molestando a Valenciano que botó un gol y es futbolista, deberían estar molestando a los que no lo hicieron y eran futbolistas… a Francescoli… Al único que no era futbolista, a ese es el que van a joder, a ese es el que le van a decir: ¡te comiste el gol! Pero nadie se preguntó ¿qué carajos estaba yo haciendo allá?”, responde entre risas.

Carlos Vives es un libro abierto, auténtico, generoso, carismático y espontáneo. Pasará a la historia y será recordado por rescatar, proteger y valorar nuestras raíces culturales, y trascenderá, más allá de su música, porque se ha convertido en parte de nuestro patrimonio. Gracias a él y a todos los que inspiró, la música colombiana hoy es reconocida a nivel mundial.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Diciembre
30 / 2019


Send this to a friend