¿Qué pasa con la Novela Gráfica en Colombia?

Con una nutrida presencia de editoriales independientes y una selección de destacados autores, la novela gráfica en Colombia atraviesa por uno de sus mejores momentos y se tomará la Feria del Libro.
 
¿Qué pasa con la Novela Gráfica en Colombia?
Foto: /
POR: 
Juan Sebastián Alba Torres

Es un hecho: la novela gráfica colombiana se ha ido ganando, poco a poco, a pulso, un espacio en la industria cultural colombiana. La edición 28 de la Feria Internacional del Libro de Bogotá,
que comienza el próximo 21 de abril, es testigo de ese avance.

Reconocidas autoras como Power Paola, que con su novela Virus tropical se ha convertido en un referente del género en el país; editoriales independientes como Rey Naranjo, que con solo cinco años de existencia ha cosechado varios premios internacionales, o el colectivo La Diligencia, la primera distribuidora editorial independiente, estarán participando activamente en dicha feria, que este año tiene como invitado de honor a Macondo, el universo creado por Gabriel García Márquez.

[diners1]

novelagrafica3_500x677

 

Rulfo, una vida gráfica: lanzamiento de la editorial Rey Naranjo para la Feria del Libro de Bogotá

[/diners1]

“Desde hace varios años ha existido el pabellón de diseño, donde se reúnen caricaturistas, gente que se dedica a la historieta, a los fanzines, y esto ha ayudado a que tengamos un espacio propio dentro de la feria”, afirma John Naranjo, director de la editorial Rey Naranjo, que participa con el lanzamiento de tres novelas gráficas: Rulfo, de Óscar Pantoja, sobre la vida del escritor mexicano Juan Rulfo; La mano de Dios, de Paolo Castaldi, sobre el futbolista Diego Armando Maradona, y Black is Beltza, de Fermín Muguruza, Harkaitz Cano y Dr. Alderete, una novela que se desarrolla en la sociedad norteamericana de 1965. La editorial también tendrá uno de sus libros insignia: Gabo, memorias de una vida mágica, un cómic sobre la vida del Nobel Gabriel García Márquez, publicado en 2013 y que ha tenido una gran acogida en el ámbito internacional.

Lea también: El cómic ya hace parte de la industria cultural

“La escena del cómic en Colombia aún es bien escasa y pequeña. Sin embargo, en los últimos diez años ha mejorado bastante, pero falta un camino muy largo por recorrer”, afirma Joni B, de la editorial Robot, reconocido por su cómic Parque del Poblado. Actualmente, señala, trabajan en diversos proyectos para presentarlos en Entreviñetas, el festival de cómic más importante de América Latina, pero estarán en la Feria del Libro junto a otro grupo de editoriales independientes, conocido como La Diligencia.

A LA LUZ
En Colombia, el cómic, historieta o novela gráfica se ha desarrollado de manera independiente, por personas que se han arriesgado a contar sus historias en publicaciones llamadas fanzines, pocas veces apoyados por instituciones privadas. Gracias a internet, la autogestión y, de unos años para acá, a las editoriales independientes, se están ganando un lugar dentro de la escena cultural del país.

No ha sido una tarea fácil, porque durante muchos años el cómic ha resultado menospreciado. Algunos lo consideran un género menor, hecho solamente como un divertimento infantil, no apto para el público adulto. Sin embargo, esta perspectiva ha cambiado. “Ahora es elegante leer cómics entre los adultos inteligentes”, como asegura Santiago García, guionista, crítico y traductor de cómic español, en su ensayo La novela gráfica.

Tal vez esa no sea la razón principal ni la más importante del auge que está viviendo el cómic en Colombia, pero es reconfortante ver editoriales y propuestas que se arriesgan a salir a competir en el difícil mercado editorial del país.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
abril
21 / 2015