Ricky Martin volvió a Colombia

El cantante puertorriqueño Ricky Martin vuelve a Colombia diez años después para grabar el vídeo de La Mordidita, su próximo single.
 
Ricky Martin volvió a Colombia
Foto: DFree / Shutterstock.com
POR: 
Jaime Pérez-Seoane

Después de diez años de ausencia, Enrique Martín Morales – mundialmente conocido como Ricky Martin – regresó a Colombia. Lo hizo en mitad de sus cuarenta, con la mismo semblante de seductor y voz penetrante de cuando era un muchacho, y bajo el sonido de “A quien quiera escuchar”, su último trabajo – y el más colombiano de su discografía, por llegar de la mano del maestro (productor, pianista, compositor y arreglista) Julio Reyes -.

Ricky Martin es en Colombia, como lo es en medio mundo, una especie de divinidad. Desde su llegada le han rodeado de cerca fanáticos y periodistas (que, como he comprobado, suelen ser los más incondicionales). Así lo reconocía esta mañana, abrumado, en una sala de prensa donde los periodistas se batían a codazos por no perder su porción de oxígeno. “Desde que empezó el año he estado muy conectado a Colombia. De la mano de talento colombiano – dijo refiriéndose a Reyes – he podido crear el mejor disco de mi vida”.

Después de soltar tamaña frase – y asegurar que no era un cliché – Martin confirmaba qué había venido a hacer a esta tierra. “Vamos a grabar el vídeo para La Mordidita, uno de los temas del disco, en Cartagena”. El puertorriqueño, que reconoció no haber estado en la pequeña ciudad colonial jamás, se ocupó en cuanto pudo de enaltecer a los embajadores que la música colombiana tiene en todo el planeta. “Mi relación con Draco – Rosa, que estará en el Festival Estéreo Picnic mañana – es muy linda y discreta. Aunque se basa en mensajes de texto, es muy profunda”. Después de la que sin duda fue la afirmación más discordante de Ricky en la media hora que compartió con los medios, el cantante se acordó de Juanes y Shakira. “Juanes ha escrito canciones para mí, y he colaborado con Shakira para su fundación. Colombia siempre me abrió sus puertas de una forma maravillosa y este puede ser el inicio de un ciclo intenso con este país”.

No hubo que preguntarle a Ricky, quien se descubrió como un experto en el manejo de los medios – no podía ser de otra manera después de veinticinco años sobre las tablas – sobre sus intenciones de tocar en Colombia. “Lo digo ya, vendré a tocar en septiembre, ¡Publíquenlo!”.

El anuncio de su próxima gira fue de lo más notorio que salió de boca de Ricky Martin en una rueda de prensa dominada por preguntas y respuestas insustanciales. Martin prometió “meterse en el estudio con Juanes” pronto, algo que aseguró tiene en la cabeza desde hace demasiado tiempo. Colombia volvió a ser protagonista cuando le preguntaron por su fundación. “Si dios quiere, la fundación empezará a funcionar en República dominicana, México y Colombia. Estamos enfocados en los niños, en evitar el trabajo infantil y la prostitución. Son la versión moderna de esclavitud”.

Martin ratificó lo que muchos músicos ya han afirmado en el pasado: Trabajar con Julio Reyes (“y con otros productores colombianos”, dijo) es un lujo. Veremos si el productor, quien últimamente arrasa en los premios Grammy, consigue que la academia de la música se acuerde del veterano cantante, quien no figura en la lista de ganadores desde 2007. Y eso, para un tipo como Ricky Martin, es demasiado tiempo.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
marzo
13 / 2015