Popular Problems, el nuevo álbum de Leonard Cohen

El músico publicó en septiembre su último trabajo, Popular Problems.
 
Popular Problems, el nuevo álbum de Leonard Cohen
Foto: /
POR: 
Jaime Pérez-Seoane

El pasado 23 de septiembre vio la luz Popular Problems, el último trabajo del músico y poeta Leonard Cohen. El prolífico artista canadiense, uno de los personajes más enigmáticos y sobresalientes del último medio siglo, celebraba su ochenta cumpleaños con este, su decimotercer álbum de estudio. Popular Problems ha sido ampliamente alabado por la crítica en sus primeras semanas a la venta, alcanzando el número uno en iTunes en 29 países y manifestando que la música de autor aún tiene sentido comercial, afortunadamente.

El nuevo trabajo de Cohen consta de nueve temas que (indiscutiblemente) deben escucharse de corrido. Todas las canciones de Popular Problems se han concebido como piezas fundamentales de un todo, lo cual lo diferencia de muchos de los álbumes actuales, que simplemente amontonan singles y canciones de entretiempo.

Primero, el genio.

Para descifrar el contenido y sentido de su último Long-Play, los orígenes, vida y obra de Leonard Cohen resultan tan importantes como el disco en sí mismo. Descendiente de una familia de emigrantes judíos y tras perder a su padre a la edad de nueve, Cohen probó suerte como cantante folk después de un frustrado intento de encumbrarse como poeta. Su obra literaria, inspirada en la poesía del autor español Federico García Lorca, gozó de escaso reconocimiento en sus primeros años, algo que el tiempo se encargaría de enmendar con la entrega del Premio Príncipe de Asturias de las letras, en 2011. La carrera de Leonard Cohen está enteramente ligada a España, y es que siendo un adolescente conocería a un anónimo músico flamenco que le inculcó la devoción por la guitarra clásica.

“La vida de Cohen se divide a partir de varios hitos fundamentales”, me descubre Jacobo Celnik.“Su carrera como músico se lanzó a partir de la grabación de Suzanne, uno de los mayores éxitos de su carrera, en 1966”. La música del canadiense ganó atributos cuando el productor Phil Spector metió la mano en Death of a Ladies’ Man (1977), y encontraría en los años ochenta su década gloriosa. “Los ochentas fueron los mejores años de la vida musical de Cohen. La publicación de Various Positions en 1984 representa un salto en la calidad de su producción musical”, afirma Celnik. “Después vendría el Cohen monje, apartado de la industria musical, antes de que tuviera que reinventarse en el nuevo milenio”.

Los problemas económicos de Leonard Cohen – originados por el robo de varios millones de dólares por parte de su representante, Kelley Lynch – impulsaron al autor canadiense a volver al escenario quince años después. Live in London (un directo en el 02 Arena de 2008) y Songs from the Road (que registra su gira en el año siguiente) son el resultado audiovisual del dichoso regreso de Cohen a la carretera. Desde entonces, el veterano cantautor ha publicado dos discos más: Old Ideas (2012) y el actual Popular Problems.

Popular Problems: Un sonido imperecedero.

En sus 35:55 de duración fragmentados en nueve piezas, Popular Problems no presenta una sola grieta. El disco tiene un comienzo sereno con Slow, una declaración sublime en la que Cohen reconoce no haber tenido prisa a lo largo de sus ochenta primaveras. A ritmo de blues, acompañado de un bajo sintético y una preciosa voz de coro, Leonard se confiesa. “It’s not because I’m old, it’s not the life I led, I always liked it slow, that’s what my momma said”. Cohen marca la pauta de Popular Problems desde el principio, anticipando lo que sigue a continuación: una sucesión de canciones sencillas en las que el personal folk de Leonard Cohen coquetea con el jazz, el blues, el soul y el gospel. Popular Problems recoge las reflexiones de un viejo sabio sobre temas populares que a todos nos atormentan tarde o temprano.

Canciones como las penetrantes Samson in New Orleans y Born in Chains, la melancólica Did I ever love you, la sensual My Oh My y la bestial Nevermind presentan la nostalgia, el desamor, los encuentros fortuitos, la religión y la vida (y la muerte) como temas cotidianos. “En Popular Problems reconocemos a un Cohen maduro y tranquilo”, dice Celnik. “Demuestra ser como los vinos: Mejora a medida que envejece”. Jacobo y yo terminamos nuestra conversación compartiendo un deseo: Que la profunda voz de Leonard Cohen no se apague nunca. Mientras, a comienzos de diciembre se publica Live in Dublin, un set de tres CDs y DVD con uno de sus últimos conciertos. Fanáticos y curiosos podrán conseguir la biografía de este genio pronto en Colombia, y es que, según me confirma Celnik, I’m Your Man: The Life of Leonard Cohen (escrita por Sylvie Simmons), llegará a las librerías del país en el próximo enero.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
noviembre
4 / 2014