El gusano de seda, nuevo libro de JK Rowling

El Gusano de Seda es el segundo libro de detectives que publica la autora de Harry Potter bajo el seudónimo Robert Galbraith. Reseña.
 
El gusano de seda, nuevo libro de JK Rowling
Foto: /
POR: 
Pablo Ruiz

Una vez, después de una subasta de un cuento escrito a mano por J.K. Rowling, el ganador reveló que se notaba en el clímax de la historia cómo la autora había escrito más rápido, su letra torciéndose y desordenándose en la emoción de concluir la historia. Aunque The Silkworm (El gusano de seda) no está escrito a mano, mientras la novela negra se acerca a su conclusión, se puede sentir que la historia va acelerando, que Robert Galbraith (seudónimo de Rowling) escribió esos pasajes apurado (apurada?) y con emoción. Y es algo que se contagia. Al final el lector no puede parar de pasar páginas, ansioso de descubrir el final del misterio. Leer el segundo libro que Rowling publica bajo el nombre de Galbraith es, simplemente, delicioso.

Publicado el pasado 19 de Junio en Estados Unidos e Inglaterra, el libro de la autora de Harry Potter aún no tiene fecha de publicación en español, pero la espera valdrá la pena. El libro es una continuación de El canto del cuco, que fue publicado el año pasado, y está un escalón por encima de su predecesor. El gusano de seda sigue a Cormoran Strike, un detective privado, que investiga la desaparición de un excéntrico novelista a pedido de la esposa del escritor. El caso se torna mucho más interesante y peligrosa cuando Strike descubre al hombre asesinado de manera grotesca. El autor había escrito una novela en la que retrataba a muchos de sus conocidos de maneras ofensivas y revelaba muchos de los secretos de su círculo más cercano, por lo que no faltan los sospechosos.

El libro se beneficia del enorme talento de Rowling en describir el mundo de su historia hasta el más mínimo detalle. la escritora reveló en una entrevista hace años que una de sus influencias escribiendo es El pequeño caballo blanco, un libro para niños escrito por Elizabeth Groudge, pues la autora siempre se tomaba la molestia de contar hasta lo que comían los personajes y a Rowling le gustaba esta atención a los detalles. Las descripciones en esta novela de detectives meten de lleno al lector en la historia y lo dejan inmerso después de leer tan solo un par de líneas.

Rowling es una maestra de presagiar lo que esta por venir y de establecer cada persona, objeto o historia persona que toma relevancia más tarde. Un comentario cualquiera en una conversación termine siendo de vital importancia 100 páginas después, lo cual hace que el lector le preste atención a cada palabra para tratar de descifrar quién es el culpable antes de la revelación. Lo mejor del libro es que la narración describe los pensamientos de Strike, así que por la gran mayoría del libro uno puede ver qué piensa Strike de las pistas que encuentra. Causa enorme placer leer cómo un detective va haciendo sus deducciones, un estilo diferente a las historias de Sherlock Holmes, por poner un ejemplo, en el cual el lector siempre está tratando de entender lo que el detective dedujo hace tiempo. Cuando Strike forma su teoría final sobre el crimen y Rowling decide no revelarla, simplemente aumenta la velocidad con la que uno desea pasar las páginas.

Además, el Londres que Rowling escribe está lleno de personajes tridimensionales, fáciles de distinguir y recordar. Uno de los aspectos más gratificantes de la segunda entrega en la saga de Cormoran Strike es el desarrollo de la relación (no romántica) entre Strike y su asistente, Robin. El libro está narrado desde la perspectiva de ambos, alternando cada ciertos capítulos, y ver como Robin va aprendiendo más y más sobre el mundo de la investigación lo hace a uno preguntarse si llegará el punto en el que ella sea la protagonista de la saga.

Teniendo todo esto en cuenta, El gusano de seda es una lectura muy recomendable, un libro que se disfruta de la primera a la última página y en la que Rowling no solo nos intriga sino que nos muestra el mundo de la publicación literaria en Londres y los muchos personajes que lo habitan. Conociendo muy bien este ámbito, la escritora le da un aire de autenticidad a sus descripciones que solo agregan al placer del libro. La investigación de Cormoran Strike puede no ser una obra maestra literaria pero es uno de los libros más entretenidos que se encuentren en librerías, lleno de humor negro, comentarios satíricos sobre la prensa y el mundo de las publicaciones y, en su centro, un misterio que el lector no podrá parar de leer hasta descifrar.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
julio
14 / 2014