SUSCRIBIRME
INICIO//Cultura//Libros//Los libros recomendados del año

Los libros recomendados del año

Se acaba el año y comienzan los balances de lo que nos dejo 2013. Este es un panorama de los libros que se destacaron y de los libros recomendados para fin de año.

Se acaba el año y comienzan los balances de lo que nos dejo 2013. Este es un panorama de los libros que se destacaron y de los libros recomendados para fin de año.

Durante el año he dedicado este espacio a los libros que me gustan, los que quiero que otros lean, a lo que pasa en el negocio editorial. Gustos personales, sí. Sin embargo, al pensar en cuáles son los libros más recomendados de este año, ya sea porque marcaron tendencia, dieron que hablar o –y esto es siempre lo mejor– son simplemente inolvidables, preferí recurrir a otros. El mundo de las publicaciones en Colombia es tan vasto que es casi aterrador. Es así como compuse esta lista: pregunté a editores, autores y libreros por sus libros favoritos de este año, los que recomendarían a ojo cerrado. Y claro, van a quedar huecos y gente con quejas. Eso pasa con los balances de fin de año.

Un nombre que vi aparecer en cada lista, sin falta, fue el de Piedad Bonnett, con su libro Lo que no tiene nombre. Y es que este recuento de una madre –ella, Piedad–, que ha perdido a su hijo, es un libro corto que tiene las palabras justas, permite el silencio y logra desgarrar, pero también tranquilizar. Y detrás de Piedad venían más nombres colombianos: Tomás González, con Temporal –dura y difícil en algunas partes, pero con ese componente lírico tan de González–; Juan Gabriel Vásquez y Las reputaciones –que denota un autor más preciso que nunca, pulido, agudo con sus comentarios– y Hot sur de Laura Restrepo, sobre una mujer inmigrante, pero también sobre misticismo, terror, dolores del alma y el cuerpo. Entre estos nombres que ya es costumbre ver en las listas de más vendidos o de autores representativos, aparece el de Eduardo Peláez Vallejo como un secreto a voces; su novela Este caballero a caballo narra la historia de un criador de caballos colombianos de paso fino –su vida, tal vez– contada con el humor calmado de quien conoce desde siempre lo que cuenta y no busca complacer, sino contar. Otro que suena y suena es el colombiano Luis Noriega, quien con la editorial española Blackie Books publicó Donde mueren los payasos, un libro de intriga política/payasa que no solo habla de democracias en decadencia sino de la algunas veces tortuosa relación escritor/editor. Y uno de poesía: La serena hierba, de Horacio Benavides.

Y claro está, El héroe discreto, de Vargas Llosa (la lista de ficción de Alfaguara es muy fuerte este año), así como las afortunadas ediciones de la obra de Alice Munro.

Vea tambien: Estas son las 15 mujeres que han ganado el Premio Nobel de Literatura

También aparecieron en la lista libros que fueron novedades en otros países y que se publicaron en español este año. Así es como la pierdes, la colección de cuentos de amor/desamor de Junot Díaz; La verdad sobre el caso Harry Quebert, de Joël Dicker, un thriller policial y un fenómeno mediático; NW, de Zadie Smith, un retrato algo oscuro de la vida multirracial de una zona londinense, y El arte de la defensa, de Chad Harbach, una novela monumental y un intento de un joven autor por escribir la gran novela norteamericana.

Por el lado de no ficción, crónica y esos otros géneros que se mezclan por fuera de la literatura, aparecen varias veces El fin del poder, de Moisés Naím; Balas por encargo, de n, un compendio de crónicas que, encajadas, cuentan la historia de las despensas de asesinos asociadas desde siempre al negocio del narcotráfico en Colombia, y ¿Tiene salvación la Iglesia?, de Hans Küng, el tema del año, sin duda.

Mucho establishment, pocos nombres nuevos, sí, todo eso. ¿Pero no suele ser así en las listas de los más vendidos, los que más suenan, “lo mejor del año”? Ojo, no quiero decir que estos libros no sean de calidad, que no valga la pena leerlos –si va a escoger uno, que sea el de Piedad Bonnett, eso quedó claro–. Confío en el criterio de las personas que me ayudaron con el listado, pero no puedo evitar pensar en todos esos títulos que se quedan esperando su cuarto de hora, a que alguien hable de ellos. Pero al fin y al cabo las listas de fin de año son solo comparaciones.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Diciembre
11 / 2013


Send this to a friend