SUSCRIBIRME

Don Tetto: “No nos rendimos a la idea de compartir escenario con Blink-182”

La banda bogotana es sinónimo de nostalgia, juventud y la creación del Día del Rock, un festival que cada año gana más adeptos y reconocimientos a nivel internacional.

Foto: Don Tetto, 2022

La banda bogotana es sinónimo de nostalgia, juventud y la creación del Día del Rock, un festival que cada año gana más adeptos y reconocimientos a nivel internacional.

Don Tetto es de las pocas bandas nacionales que han marcado a toda una generación de jóvenes. En 2007, con el lanzamiento del álbum Lo que no sabías, envolvieron a los adolescentes con sus percusiones desenfrenadas y riffs de guitarra, que acompañados con letras de desamor, se convirtieron en himnos de la época.

Fue así como Diego Pulecio, Jaime Valderrama, Carlos Leóngomez y Jaime Medina llegaron a otros fanáticos del pop-punk en Perú, México, Argentina, Ecuador, Venezuela y otros países de Latinoamérica.

A esto se sumó el reconocimiento internacional con premios como el MTV Latinoamérica a Mejor artista central; dos MTV Europe Music Awards a Mejor artista latinoamericano; siete premios Shock y cuatro premios Nuestra Tierra. Además, dos nominaciones a los Grammy Latino a Mejor álbum rock por Miénteme, prométeme (2010) y Barco de Papel (2014).

Este recorrido suma más de 15 años, en los que Don Tetto ha crecido junto a sus “tettomaniacos” (como se le conoce a su fanaticada). Por eso, se han ganado un lugar especial en la escena local, al punto de ser los artífices del Día del Rock, un festival de bandas que rinde tributo al género y que ahora cuenta el apoyo de marcas internacionales como Cerveza Beck’s.

Para reconocer su historia en el mundo musical, Diners conversó con Jaime Valderrama (bajo) y Diego Pulecio (voz y guitarra) sobre sus inicios, su evolución musical y su ferviente fanaticada. 

La época del álbum Lo que no sabías marcó una generación de jóvenes, que en esa época estaban saliendo del colegio o pertenecían a alguna tribu urbana. Ahora tienen 30 años en promedio y siguen siendo fanáticos. ¿Cuál es el secreto para tanto amor?

Jaime Valderrama: Creo que el secreto es que muchas personas en esa época tenían su propia banda, iban a ensayar por diversión y tenían un amor diferente por la música. Sentimos que la gente que nos conoció en 2007 -e incluso antes- siguen vinculados por la honestidad que hemos tenido en las letras y composiciones. Ellos nos han visto crecer como personas y como músicos y nosotros a ellos de la misma manera.

Estos nos ha permitido evolucionar de manera consecuente a nuestros seguidores y Lo que no sabías siempre traerá gratos recuerdos porque canciones como Adicto al dolor, Fallido Intento, entre otras, son de las favoritas en los setlists en los conciertos.

Vea también: ‘The Serpent Queen’, la serie sobre Catalina de Médici y su reinado en Francia

¿Qué pasó en el proceso creativo para pasar del pop-punk con el que empezaron a las otras variantes del rock que escuchamos hoy?

Diego Pulecio: La evolución viene de una forma natural. Somos honestos al contar historias que estamos viviendo en diferentes etapas de nuestras vidas. Eso explica el porqué nuestros fans siguen con nosotros después de tanto tiempo. 

Esta honestidad al crecimiento ha sido fundamental para que estemos contentos con lo que creamos a nuestros 30 años. Estamos felices porque Don Tetto tiene un sonido auténtico y eso tiene un valor agregado en el arte.

En el Día del Rock escuchamos Adicto al dolor, un clásico de la banda que causó mucha emoción en el público. Viendo eso, ¿se han visto tentados a volver a ese sonido?

J.V: Tocar Adicto al dolor mueve a mucha gente, es una de las canciones más emblemáticas del grupo y eso nos emociona mucho. Pero también tenemos a Duele no tenerte, que es nuestro más reciente sencillo con Daniela Darcourt, de Perú, y sentimos que esa mezcla es lo que lo hace dinámico, que le permite a la gente cantar, ponerse un poco más romántico y acordarse de ese despecho que vivió en el colegio o en la universidad y de alguna manera ver que lo han superado a través de estas canciones de Don Tetto.

No nos vemos tentados a volver a ese sonido porque hacemos la música que nos gusta y sentimos que estamos en la búsqueda de nuestro sonido original, pero, si quisiéramos, estamos en todas las capacidades. De hecho, en Barco de papel aún sigue esa influencia, lo pueden escuchar en la canción En otra habitación y sentirán esas raíces. Pero ya pasamos la etapa de nuestras vidas de Adicto al dolor.

¿Extrañan algo de la época “emo” o donde se pintaban el pelo de colores? 

J.V: No tanto la verdad. Extrañamos que el rock en esa época tenía mucha más visibilidad. Había muchos grupos y tribus urbanas donde la gente se podía meter y hacer parte de los diferentes géneros del rock

Vale aclarar que nunca nos consideramos emos, porque ellos tenían un mensaje muy triste. Aunque habláramos de desamor, Don Tetto siempre llevaba a la gente a saltar y gozarse cada canción.

¿Con qué artista (vivo o muerto) les gustaría compartir en un escenario y por qué?

J.V: No nos rendimos a la idea de compartir escenario con Blink-182. Sin duda hacen parte de nuestras raíces porque la escuchábamos muchísimo en el colegio. Sin embargo, nuestra playlist es muy amplia, así que nos sentimos privilegiados de todos los artistas con los que podamos compartir y aprender. Los artistas siempre tienen una historia que contar.

En algún momento han tenido la preocupación de no poder tocar las antiguas canciones de Don Tetto, ahora que son mayores y están en otra etapa de su vida. Ahora que no están “por debajo del promedio” como dice Ha vuelto a suceder…

J. V: Nunca ha sido una preocupación porque siempre van a hacer parte de nuestra historia. Disfrutamos tocar estas canciones de la adolescencia y las más recientes.

Vea también: Cinco mitos sobre la asesoría de imagen personal según Piluka de Echegaray

El reto es crear un setlist variado para que el nuevo público conozca las canciones más antiguas y viceversa. Eso también nos ayuda a tomar aire en el escenario o poner a brincar al público más rockero.

Vienen nuevas canciones, álbumes y más conciertos. ¿Qué nos pueden adelantar?

D. P: Vamos a estar el 3 de septiembre en Manizales, el 4 de septiembre en Bogotá con bandas locales. Tenemos el lanzamiento de nuestro álbum Castillos de arena, donde vienen canciones que hemos venido mostrando como Duele no tenerte, Nada que hablar, Vamos a perder.

También tenemos el lanzamiento de nuestro nuevo álbum acústico que grabamos en el Julio Mario Santo Domingo en mayo, donde vivimos tres noches muy especiales junto a nuestro público en un formato completamente diferente. Volvemos a Perú en noviembre con este show acústico.

Estamos muy contentos porque el 2022 ha sido muy movido para Don Tetto y ya estamos pensando en lo que será el Día del Rock en 2023, donde vamos a celebrar nuestros 20 años.

También le puede interesar: El regreso de Blink 182

Óscar Mena es periodista de la Revista Diners. Estudió Comunicación Social & Periodismo en la Universidad Externado de Colombia antes de convertirse en Barista de la Escuela de Gastronomía Gato Dumas. A Óscar le apasiona cómo la tecnología, el estilo de vida y la gastronomía pueden contribuir al mejoramiento de la sociedad.

¡Quiero recibir el newsletter!

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Agosto
30 / 2022

Send this to a friend