El educativo libro “para todos” de Francisco Vera, el niño activista

Francisco Vera es conocido por su activismo medioambiental y, en esa línea, acaba de publicar un libro infantil al respecto. Hablamos con él y nos contó los detalles.
 
El educativo libro “para todos” de Francisco Vera, el niño activista
Foto: Cortesía Planeta
POR: 
Mateo Arias Ortiz

La cara amable de Francisco Vera, con sus gafas grandes y su sonrisa, ya la conoce mucha gente: en sus redes sociales lo siguen, en suma, 473.700 personas. 

Ahora, esa misma cara, en versión de caricatura, se ve en la portada de su primer libro, disponible en varias librerías, titulado Pregúntale a Francisco ¿Qué es el cambio climático?

Con esta publicación, Francisco continúa con la labor por la que lo conocen dentro y fuera de Colombia: el activismo medioambiental. Se ha hecho un nombre en ese campo desde 2019, cuando formó el movimiento de niños y niñas Guardianes por la vida.

De hecho, en su nuevo libro, invita a quien lo tenga a firmar un compromiso para formar parte de su grupo y así tomar acciones contra el cambio climático

Es un libro para niños, con colores, ilustraciones (hechas por Lwillys Tafur), actividades y letra grande, pero Francisco cree que a todo el mundo debería interesarle, pues los temas que toca son urgentes.

En ¿Qué es el cambio climático?, Francisco crea conversaciones en formato de entrevista con planetas, lugares, seres vivos y ecosistemas. En las respuestas que le dan, se aprovecha para dar definiciones e información con enfoque ecológico.

A propósito de la publicación del libro, Diners conversó con Francisco Vera para lograr lo mismo que él cuando habló con el planeta Tierra, el Páramo de Sumapaz o el colibrí: aprender.

¿De dónde salió la idea de hacer un libro: de usted o de la editorial?

En un principio, me lo propuso Planeta. Ahí empecé a pensar qué podíamos hacer y decidí que tenía que ser algo relacionado con el cambio climático, pues mi activismo gira alrededor de ese tema.

¿Y cómo surgió la idea de hacer un libro de entrevistas?

La razón es simbólica: la naturaleza tiene voz. Hay quienes no saben cómo oírla, pero la naturaleza se expresa de varias formas, como los fenómenos del clima, la evolución, la creación de la vida. 

Hacer entrevistas es una manera de darle esa voz más explícitamente. Además, generan empatía, crean conexiones. Yo podría contar al principio del libro cuántos árboles tiene la Tierra, pero es más cercano y más divertido que sea ella misma la que lo cuente.

Las actividades que el libro propone también acercan al lector…

Las actividades interactivas invitan a no solo leer el libro y dejarlo por ahí, sino a hacer, reflexionar y actuar. De nada sirve tener consciencia si no se hace nada con ella. Necesitamos acciones. Para crear esas actividades me ayudaron los editores.

¿Qué personaje de los que “entrevistó” le pareció más interesante?

El que más me gustó fue el dióxido de carbono. Aprender acerca de él es muy importante porque deja una lección: las cosas son buenas, pero en exceso, son malas. El planeta necesita el dióxido de carbono, pero si está en exceso en la atmósfera, es fatal. Es como el Chocoramo, que es delicioso, pero de a uno. Si te comes tres o cuatro, ya es mucho.

¿Qué fuentes de información usó para conseguir las definiciones y los datos que dan sus personajes?

Usé los buscadores de internet y varios libros que ya tenía sobre medio ambiente. El reto era lograr dar esa información sin tecnicismos ni palabras enredadas. Entonces busqué sinónimos de las palabras difíciles e intenté simplificar los conceptos para hacerlos entendibles para los niños y para cualquiera al que le interesen estos temas.

¿O sea que no es un libro exclusivo para niños?

Es un libro para todo el mundo porque todos lo podemos entender. Y es para todos no solo porque el lenguaje sea comprensible, sino porque trata de un tema que a todo el planeta le debería interesar. Además, es que el tema del cambio climático es didáctico y chévere.

Vi que puso a Carl Sagan en el epígrafe, ¿qué otros personajes lo inspiran?

Una persona a la que yo admiro mucho es a José Ramos-Horta, quien fue presidente de Timor Ortiental y premio Nobel de Paz en 1996. También Martin Luther King me parece un gran ejemplo. Ese discurso de Yo tengo un sueño… en una situación tan difícil para la época. Otro personaje que admiro es Greta Thumberg.

         

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
marzo
15 / 2022