¿Cómo tomar fotos de su comida como un profesional?

Hacer que la comida se vea deliciosa en una foto es un arte. Aquí le damos los mejores consejos para que lo haga como un profesional.

Ya sea para inmortalizar un momento agradable en una deliciosa cena o simplemente para subirla a las redes sociales, cada vez es más común ver en los restaurantes a personas fotografiando sus alimentos. En cualquier caso, el solo hecho de tener un smartphone con buena cámara no significa que vaya a ser una buena fotografía.

Puede que antes ya le hubiera pasado: ve una deliciosa comida en su plato, pero después de tomar la foto, no es igual a lo que sus ojos ven. Factores como la luz o el ángulo influyen para lograr una imagen que provoque.

No tiene que ser un fotógrafo profesional para sumarse a la tendencia del ‘Food Styling’, solo necesita un celular con cámara y seguir estos consejos.

La Luz lo es todo
De nada sirve tener una perfecta comida si no se tiene la luz correcta.
Siempre: Trate de buscar las fuentes de luz que vea en el restaurante, la luz día siempre es la mejor opción, pues le dará naturalidad a la foto. Pero sí el restaurante es muy oscuro o es de noche, busque una lámpara o ilumine su comida con un flash externo.
Nunca: Tome la foto con flash, le quitará toda la textura y modificará los colores, por lo que la foto no se verá natural.

El fondo importa
Los elementos que acompañan el plato también son importantes.
Siempre: Encuadre la fotografía de modo que se vea solo lo que usted quiere. Mantenga un orden y procure jugar con los colores. Si el plato es de colores o la mesa tiene alguna textura muéstrelo en la fotografía, esto le dará dinamismo y estilo.
Nunca: Fotografíe platos empezados y procure no poner los cubiertos en la foto, pueden robarse el protagonismo.

Juegue con los ángulos
No todas las comidas se deben fotografiar igual.
Siempre: Fíjese es la altura de su plato de comida, si es un plato plano, lo mejor será una foto cenital o picada, mientras que si son platos altos, como una hamburguesa, es preferible bajarse a la altura del plato y mostrar los ingredientes.
Rompa con lo normal, juegue con los ángulos, incluso corte el plato o ladee un poco su celular para darle dinamismo a sus fotos.
Nunca: Tome fotos en un solo plano, aunque es lo convencional, es aburrido.

El protagonista siempre será la comida
Recuerde que lo que usted quiere mostrar en su foto es la comida.
Siempre: Enfoque la comida, los elementos que acompañan la foto son solo eso, agregados. Si tiene varios platos, escoja siempre el fuerte y cree un efecto de profundidad de campo (nítido al frente y borroso atrás), esto se puede hacer con la función ‘retrato’ que trae el celular.
Intente tomar planos cerrados o primeros planos de la comida, así resaltará lo que quiere mostrar y le dará un toque profesional a sus fotos.
Nunca: Ponga en su foto muchos elementos pues estos tienden a distraer, entre menos mejor.

Muestre la realidad
Entre más creíble sea su foto, mejor será la reacción de quién la vea.
Siempre: Trate de retratar justo lo que usted está viendo, si a usted le gusta, a los demás también. Es bueno usar aplicaciones de edición pero con mesura, lo ideal es mostrar la realidad.
Nunca: Llene de filtros o suba la saturación de los colores en la foto, le quitará credibilidad y naturalidad, pero sobre todo hará que la comida se vea menos apetitosa.

Deje volar su imaginación
De usted depende como quede el resultado de su fotografía.
Siempre: No tenga miedo (o pena) de jugar con los elementos que tiene alrededor para crear un encuadre bonito. Piense en los elementos básicos (el color del plato, la mesa y el individual), pero además de eso fíjese en otras piezas con las que puede jugar en su foto, como un florero, una vela, incluso la silla en donde está sentado puede servir para darle vida a su foto y hacerlo ver como un experto en el ‘Food Styling’.
Nunca: Se conforme con un aburrido mantel blanco o un individual con letras, eso sí, no se exceda en el uso de piezas dentro de su foto.

Artículos Relacionados

  • Destino: Colombia, el viaje de las ballenas jorobadas
  • Cinco canciones para disfrutar el fin de semana
  • Música para después de una tormenta con Ariana Grande
  • Dirty Proyectors, un viaje de melodías folclóricas

Send this to a friend