¿Cómo sobrevivir a las personas tóxicas y no fracasar en el intento?

Harvard reveló los secretos para convivir con las personas tóxicas de su entorno. ¿Está dispuesto a seguir estas recomendaciones?

Muchas veces en nuestra vida cotidiana pasan cosas a las que no les prestamos atención, como por ejemplo, no llevarse bien con alguien del trabajo. También nos puede pasar que un amigo o conocido nos cuente los problemas que tiene con sus pares en la oficina, al punto de sentirse acompañado en su problema laboral.

Aunque no se trate de un problema grave, es posible que agote sus energías al punto de no querer volver al trabajo e incluso más grave: renunciar. Así lo ve Harvard, que reveló, a través de 200 estudios laborales en Estados Unidos, que tener un problema en la oficina puede generar un daño similar al de un fumador pasivo.

Esto quiere decir que a futuro esta persona puede desarrollar cuadros depresivos, problemas intestinales y estrés crónico. Harvard, entre tanto, aseguró que la solución está en la comunicación.

“Cuando una persona no puede convivir con su colega, así sea un buen trabajador, trata de evitarla porque siente que pueden truncar su éxito o arruinar su carrera empresarial”, cuenta Mark Nevins, presidente de Nevins Consulting y consultor de ejecutivos sobre liderazgo, cambio y efectividad de la Universidad de Harvard.

Vea también: ¿Cómo lidiar con los jefes duros de roer?

De ahí que el primer punto para romper con esta barrera es hallar qué situaciones causan tensión y cómo puede responder a ellas. Esto le ayudará a descubrir si el problema radica en que nunca permitió una buena comunicación. Si existe rechazo en su primer intento, no se frustre. Recuerde que no siempre se puede llevar bien con todas las personas.

Después, intente comprender cuáles son sus objetivos. “Son pocas las personas que se levantan de la cama por la mañana con el sueño de hacer miserable su vida. Por eso debe entender su punto de vista. Tal vez ahí está el problema”.

Para ello, Nevins aconseja resolver las siguientes preguntas: ¿Por qué actúa de esta manera?, ¿qué podría motivar su comportamiento? y ¿qué necesita de mi? Esto le ayudará a comprender si su colega tiene objetivos diferentes o si es que su comportamiento entra en conflicto con su personalidad.

Por otro lado, no le entregue problemas sino soluciones. Si trabajan juntos, deje la postura competitiva y muéstrese colaborador. “En lugar de trata de tener la razón, comprométase a ayudar a esa persona tóxica. Esto le ayudará a tener más cercanía”. Una vez llegue a este punto, sea claro con la persona. Pregúntele ¿cómo podemos trabajar mejor juntos? Entre más claro sea y se muestre receptivo, será más fácil que la persona sea sincera y le explique si también siente lo mismo.

Si siente que la comunicación cuesta, que aunque dice las cosas de la mejor forma no fluye una conversación, puede que se trate de un choque de personalidades. Tal vez a usted le gusta hablar para todo el mundo en busca de la mejor solución, mientras que la otra persona prefiere resolver sus asuntos sola y en silencio. De allí, que estas diferencias pueden ser el problema para interactuar entre sí.

“Estos consejos no garantizan que se conviertan en los mejores colegas de la oficina. Pero sí pueden cambiar su relación laboral y mejorar el trabajo en equipo”. Por último, el secreto para lidiar con esta persona es que esté dispuesto a tener autoconciencia, adaptar su estilo y tomar la iniciativa, porque finalmente usted es el que está sintiendo un ambiente nocivo para su salud física y mental.

¿Qué otro consejos agregaría? Escríbanos en el recuadro de comentarios

Artículos Relacionados

  • 14 autorretratos para romper estereotipos
  • La exposición de la National Geographic que llega por primera vez a Colombia
  • Estas son las mejores fotos tomadas con iPhone en 2019
  • Galería: Vea las fotos finalistas del Sony World Photography Awards 2019

Send this to a friend