Meditar en el trabajo nos hace más inteligentes

Según un estudio, meditar podría traer beneficios para la inteligencia emocional.

Es evidente que el estrés afecta la rutina laboral, la productividad de las personas y contribuye a las enfermedades físicas y mentales. Si bien durante años se ha intentado encontrar ayudas para que los trabajadores reduzcan los niveles de estrés, la inteligencia emocional es otro aspecto al que los investigadores han comenzado a ponerle atención.

Gracias a ello se ha demostrado que la inteligencia emocional está vinculada a la capacidad de percibir emociones en uno mismo y en los demás, lo que conlleva a asociarse positivamente con la capacidad de liderazgo y rendimiento en el trabajo.

En un estudio publicado en The Permanent Journal, 96 personas del distrito escolar de San Francisco, California, practicaron técnicas de meditación durante cuatro meses. Después del tiempo de prueba, los individuos mostraron respuestas positivas en su inteligencia emocional y el estrés que percibían.

Según Laurent Valosek, líder del estudio, los empleados de este sector están bajo gran cantidad de estrés en su rutina diaria, por lo que trabajan con estudiantes a los que deben ayudar a encontrar soluciones a los problemas diarios. “Este estudio demuestra los beneficios de la meditación en el lugar de trabajo. Y con un creciente cuerpo de investigación sobre el valor de la inteligencia emocional y los efectos dañinos del estrés psicológico, las organizaciones buscan brindar a sus empleados herramientas para reducir el estrés y desarrollar competencias relacionadas con la autoconciencia y la empatía”, argumenta Valosek.

Los resultados de este estudio indicaron una disminución considerable del estrés percibido y una mejor inteligencia emocional en las personas que practicaron la meditación durante los cuatro meses. También se observó que las escalas que miden el coeficiente intelectual, el manejo del estrés, estado de ánimo general, intrapersonal y la adaptabilidad a diferentes situaciones mejoraron significativamente en el grupo que meditaba, en comparación con el grupo control.

¿Cree que sería bueno adaptar tiempos para meditar en su lugar de trabajo? Participe en nuestra sección de comentarios.

Artículos Relacionados

  • Hace 54 años se escribieron los tres grandes himnos del pop
  • Las 10 canciones recomendadas de Camila Zárate, de Canal 13
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia

Send this to a friend