Libertad sin límites, la nueva propuesta de Givenchy

La casa francesa Givenchy sorprende de nuevo con la versión de Live Irrésistible, un perfume floral, fresco y espontáneo.

La noche comienza con un grupo de amigos en el centro de París. El camino los lleva a la rueda de la fortuna de la Plaza de la Concordia. Ella, joven, auténtica, libre, corre, sube, percibe desde las alturas la Ciudad Luz, come algodones de dulce y toma fotos. El momento perfecto, un instante que finaliza al amanecer en el jardín de las Tullerías, sin saber a dónde irá. Es su secreto.

En treinta segundos, el fotógrafo británico Yvan Fabing plasma, a través de los ojos de la joven actriz francesa Lou de Laâge, la esencia de la nueva fragancia de Givenchy. “Lou es sorprendente. Por su gracia, su espontaneidad. Su naturalidad cautiva y su mirada seduce. Es una joven elegante e intensa, con un fuerte carácter, que sublima su evidente delicadeza”, asegura la firma francesa acerca de su nueva heroína, nominada a los premios César como mejor actriz revelación por las películas Jappeloup y Respira.

Y no hay una mejor manera para definir esta fragancia. Blossom Crush, la nueva variación de la familia Live Irrésistible, ha sido creada por el francés Dominique Ropion, uno de los más respetados y versátiles perfumistas del mundo. El resultado: un ramo floral compuesto por la rosa, el sello olfativo de esta línea; la peonía, que le aporta sus notas luminosas, con un fondo almizclado y el toque de un ingrediente inesperado: un haba de cacao, que le otorga un tono agridulce.

Y para rematar, el detalle final está en su presentación: un frasco de cristal, adornado con taches en relieve, tan icónicos de la casa Givenchy, en un tono de flores violeta de Parma que evoca frescor y modernidad.

LA MAISON GIVENCHY

El diseñador francés Hubert de Givenchy, “el eterno aprendiz”, de raíces aristocráticas, creó esta casa francesa en 1952 y se convirtió en el primero en diseñar una línea prêt-à-porter de lujo. A lo largo de su vida logró con sus creaciones ser innovador y atemporal. El pasado 10 de marzo falleció a los 91 años.

Aunque el grupo de lujo LMVH compró la empresa en 1988, el espíritu de su creador siempre ha estado presente en todas sus líneas, incluyendo la de la perfumería. Givenchy siempre consideró la fragancia como el toque final de estilo y elegancia y desde 1957, cuando apareció su primera fragancia, ha llevado un sello olfativo, que hace eco de la alta costura mezclado con una dosis de algo inesperado. Dentro de los perfumes femeninos, Very Irrésistible y Live Irrésistible son, por ejemplo, interpretaciones inesperadas de la rosa.

Artículos Relacionados

  • Hace 54 años se escribieron los tres grandes himnos del pop
  • Las 10 canciones recomendadas de Camila Zárate, de Canal 13
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia

Send this to a friend