¿Qué significa ser celíaco?

Cada vez es más común encontrar alimentos “sin gluten” y “aptos para celíacos”. ¿Qué significa este mal, que parece aquejar cada día a más personas?

La fundación de celíacos de Colombia describe esta enfermedad como una predisposición genética que produce una reacción inflamatoria en el intestino delgado cuando quien la tiene se alimenta con alimentos con gluten (pan, cebada, arroz, quinua, y soya), lo que dificulta la absorción de nutrientes.

En el mundo, una de cada cien personas tiene el riesgo de recibir este diagnóstico. Entre los celíacos más reconocidos están Miley Cyrus, Zooey Deschanel, Miguel Bosé, y hasta el físico Stephen Hawking. Algunos de estos personajes comparten sus dietas en redes sociales desde hace tiempo para ayudar a otros con este desorden.

Sin embargo, estas restricciones alimentarias han sido adoptadas por otras celebridades que no han sido diagnosticadas, y que en cambio las utilizan para adelgazar. Es el caso de las actrices Gwyneth Paltrow, Jennifer Lawrence, y Kim Kardashian, lo que le dio la imagen de ‘cool’ a un problema de salud real

Así, cientos de personas han quitado de sus dietas el azúcar, los frutos secos, el pan, trigo, legumbres (garbanzos, lentejas), y papas, entre otros alimentos. Incluso comparten sus recetas experimentales bajo el ‘hastag’ #GlutenFree.

La comunidad científica se dio a la tarea de estudiar este fenómeno para comprobar si era cierto que tenía beneficios. Entre los estudios más destacados está el The George Institute, de Reino Unido, en el que analizaron más de 3000 alimentos denominados con y sin gluten.

El resultado arrojó que los panes, harinas, pastas sin gluten tienen menos proteínas que los alimentos tradicionales, pero casi el mismo número de calorías. Lo que demuestra que hacer una dieta libre de esta proteína no es más saludable ni garantiza bajar de peso.

Por otro lado, un estudio de la Universidad de Arizona reveló que las personas que no tienen la enfermedad celiaca y hacen estas dietas puede eliminar varios beneficios que mantienen el sistema digestivo.

“Dejar el gluten sin ser celiaco es renunciar a miles de beneficios de esta proteína. En primer lugar los granos ricos en gluten, especialmente el trigo, pueden tener beneficios como, por ejemplo, mejorar la composición saludable de las bacterias del colon; proteger el intestino de algunos cánceres, condiciones inflamatorias y enfermedades cardiovasculares. También puede ayudar a controlar la presión arterial y la función inmune”, dijo el nutricionista Glenn A. Gaesser, autor del estudio.

¿Cómo saber si soy celiaco?

La fundación colombiana de celiacos recomienda no abandonar la dieta sin gluten, hasta pasar por una serie de exámenes como una prueba de sangre (Anticuerpos antitransglutaminasa Tisular), una biopsia duodenal y una prueba genética.

Una vez tenga los resultados el nutricionista se encargará de dar el veredicto final, en el que advierten (si salió positivo) que la enfermedad celíaca no tiene cura y que toda su vida tendrá una dieta libre de comida chatarra, panes, y todos los alimentos derivados del trigo.

Si, efectivamente, usted ha sido diagnosticado como celíaco/a, vea aquí cuatro recetas deliciosas y libres de gluten.

¿Por qué no debe ser una moda la dieta sin gluten?

Los especialistas y las personas que padecen esta enfermedad denunciaron a los falsos gurús de las dietas porque esta moda llevó a varias empresas de alimentos a ser más permisivos con los productos contaminados con esta proteína.

“La vida sin gluten no es una opción, es una obligación para los celíacos”, es una de las campañas de la Asociación de Celíacos de Cataluña, quienes aseguran que mientras a una persona sana no le pasa nada por comer algo contaminado de gluten, ellos sufren de vómitos, dolores insoportables de estómago, estreñimiento, diarrea, y abdomen abultado, entre otros problemas.

Artículos Relacionados

  • Monsieur Periné estrenó “Encanto Tropical”
  • Beautiful Boy: ¿Un Oscar para Timothée Chalamet?
  • Dirty Computer, de Janelle Monaé: Disco de la semana
  • Deadpool 2 llegó (¡por fin!) a las salas de cine