El arte de estirar el dinero

La mayoría de los colombianos no “llega a fin de mes” con su salario. Consejos para alcanzar un equilibrio y no vivir siempre en apuros.

Empieza la última semana del mes y ya su sueldo se esfumó. Hace cálculos y cuenta con angustia los días que faltan para que le consignen su salario. Se reprocha el haber comprado ese vestido que estaba en oferta o haber gastado de más en la fiesta de cumpleaños de su hijo sin medir las consecuencias. También se recrimina porque su sueldo no le alcanza y siempre, a estas alturas, está en ceros.

Y el ciclo se repite: le pagan, abona a los bancos, cancela las cuentas pendientes y a pesar de que estira su sueldo ve que se queda otra vez corto. Si le sirve de consuelo, usted no es el único. De acuerdo con la encuesta Capacidades Financieras en Colombia, adelantada por el Banco de la República con el apoyo del Banco Mundial, los colombianos no nos destacamos por ser expertos en manejar nuestras finanzas y existe una brecha un tanto abismal entre la conducta financiera prevista y la real.

Según el sondeo, 94 % de los colombianos dijeron que planificaban su presupuesto, aunque únicamente el 23 % sabía con exactitud en qué había gastado la semana anterior; solo el 20 % aseguró que podía afrontar un gasto imprevisto importante; menos de una cuarta parte indicó que controlaba sus gastos diarios o sabía cuánto tenía disponible para lo que comúnmente se llama “el diario”, y menos de la mitad tenía planificado cómo cubrir sus gastos después de la jubilación.

Y sin aguar la fiesta, pero continuando con la realidad de la planeación financiera de la población (o la ausencia de ella), según la más reciente encuesta de medición de capacidades financieras en los países andinos, realizada por la Corporación Andina de Fomento (CAF), 67 % de los colombianos indicaron que sus ingresos no alcanzaban a cubrir sus gastos.

NO HAY VARITA MÁGICA

¿Qué hacer para no vivir en ese constante estado de frustración y zozobra financiera? Didio Andrés Peña, consultor experto en planeación financiera, asegura que en este caso no hay fórmulas mágicas dirigidas a ordenar las finanzas para que el sueldo alcance. “Para mí todo empieza con una toma de conciencia y un compromiso de trabajar con juicio por ordenar las finanzas. Es un proceso que incluso puede durar años; una carrera de largo aliento, no de cien metros planos”.

El experto enfatiza que el verdadero cambio está en lo fundamental, que a su juicio radica en encontrar dentro de uno mismo el significado que le ha dado al dinero a lo largo de su vida y conocerse frente a él. “Analizar las conductas que nos han llevado a vivir momentos de afán con el dinero y permitirnos ser honestos con nosotros mismos, por más doloroso que esto sea, es el comienzo del camino”, admite Peña.

Dicha apreciación la comparte Clara Inés Guzmán, líder del Programa de Bienestar Financiero de Old Mutual. La analista dice que es común encontrar la queja de que el sueldo no alcanza y por lo tanto se considera muy difícil llegar a fin de mes con plata en el bolsillo. En ese sentido, Guzmán advierte que resulta clave entender varios puntos.

El primero de ellos consiste en que nuestro comportamiento en muchos aspectos, incluidas las finanzas, es producto de convicciones arraigadas. “Se ha vuelto creencia general de que no hay dinero que alcance y de esta forma asumimos comportamientos que nos llevan a gastar nuestro ingreso tan pronto como lo recibimos”.

Es clave entonces tomar medidas para que esto no siga ocurriendo. Entre las soluciones, la experta de Old Mutual recomienda, en primer lugar, evaluar nuestras creencias frente a los ingresos. “Si pensamos que lo que ganamos no nos alcanza, que es muy poco, que vamos al debe, ese será nuestro sentimiento permanente frente al ingreso; no lo valoraremos y siempre nos parecerá poco; por ende, así nos comportaremos y el resultado no cambiará”.

Si la persona está dispuesta a darles un vuelco a sus finanzas, Guzmán aconseja cambiar la actitud frente al ingreso: “Agradézcalo, bendígalo, piense que otros no lo tienen y que hoy goza de cosas gracias a él y que debido a su fuente de ingresos está donde hoy está. No es lo mucho que tenga, sino lo bien administrado”.

El consultor Didio Peña indica que al escribir el libro Usted y el dinero se dio cuenta de que los problemas con las finanzas no son matemáticos –prácticos y formales–, sino estructurales y profundos (fundamentales).

“Es por esto por lo que estoy estudiando temas de psicología, comportamiento y terapia, pues esta sociedad consumista nos ha envuelto en la neurosis del manejo del dinero y necesitamos mirarnos para adentro. Las preguntas y las respuestas de por qué no nos alcanza la plata, así como las soluciones, están dentro de cada uno de nosotros, guiados por un buen terapista o coach y serán la piedra sobre la cual tendremos que construir nuestra salud financiera”.

De todas formas, mientras realiza ese cambio de percepción y toma conciencia es fundamental que se ayude de un presupuesto, que le hará posible determinar si su actividad actual le permite cubrir todos sus gastos, incluidos pagos de cuentas, costos de sostenimiento y necesidades básicas.

De acuerdo con el sitio en internet especializado en manejo de las finanzas, The Balance, en caso de recibir un salario mensual, lo usual es que al comienzo de cada mes sus arcas estén llenas, pero que al final se encuentre raspando sus bolsillos.

Por eso es esencial que programe el pago de todas sus cuentas a comienzos de mes, para que así pueda salir de ellas apenas le consignen su salario y que divida el resto de su dinero en cantidades semanales iguales –que puede poner en sobres marcados–, reservadas para mercado, gastos de entretenimiento e imprevistos. Si le pagan dos veces al mes, los expertos aconsejan guardar la mitad de sus gastos de vivienda y sostenimiento cada quincena, para que así cubra estos pagos y no se cuelgue.

Si aun recurriendo a la planeación continúa con el tira y afloje, deberá proceder a considerar medidas como cambiar de trabajo, capacitarse para estar mejor calificado y recibir un mejor ingreso. De lo contrario, seguirá viviendo en la montaña rusa mensual que no le deja realizar sus sueños ni alcanzar sus metas.

Organice su vida financiera con estas recomendaciones de la líder del Programa de Bienestar Financiero de Old Mutual:

1. Planifique y tome el control de su dinero. Identifique cuál es su ingreso real y en qué lo está gastando por medio de un presupuesto en el que incluya ingresos familiares y gastos, ordenados por prioridad: fijos, variables e imprevistos.

2. Identifique los gastos no necesarios. Una vez tenga claros sus ingresos y sus gastos fijos comience a observar qué otros gastos no prioritarios tiene; aquellos que usted pensaba que no eran muchos, pero que al sumarse toman un porcentaje importante de su ingreso. Al empezar a medir estos gastos tendrá la oportunidad de evaluar lo que no es necesario y suprimirlo para generar ahorro.

3. Asegúrese de no gastar más de lo que recibe. Gracias al presupuesto, usted puede analizar sus gastos reales, sus hábitos de consumo, sus debilidades. Pero es importante que pueda identificar si está viviendo fuera del ingreso real, y esto no funciona. Sus ingresos deben cubrir sus gastos, incluido el ahorro.

4. Intente ahorrar una porción de su ingreso. Al principio puede parecer difícil, pero el ahorro le dará muchas oportunidades y, lo más importante, le hará sentirse más seguro y tranquilo. Los expertos aconsejan apostarle al 10 % de sus ingresos.

5. Revise sus hábitos de compra y sus prácticas en el hogar. El ahorro también tiene lugar en el adecuado uso de los recursos; ahorre en servicios públicos, busque estrategias para el mercado y los gastos de hogar, revise las salidas fuera de casa y los planes de celular, televisión y otros.

6. Identifique objetivos importantes en su vida, los que realmente quiere cumplir y enfóquese en alcanzarlos, de esta manera tendrá más sentido su ahorro, compártalo en familia y busque estrategias para que todos apoyen estas metas.

7. Evite endeudarse. Especialmente en deudas de consumo o que no le generen valor a futuro. Es diferente si lo hace por un activo o por inversión. Si ya tiene algunas deudas adquiridas, haga un plan de pago para salir de ellas.

Artículos Relacionados

  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia
  • Conozca a Turcios, uno de los mejores caricaturistas del mundo
  • 14 autorretratos para romper estereotipos

Send this to a friend