Que no lo desvelen sus finanzas en 2018

Tenga en cuenta el comportamiento económico de los primeros meses de este año y atienda las siguientes recomendaciones a la hora de manejar sus tarjetas, solicitar créditos y realizar inversiones.

El año pasado no fue memorable en materia económica y ha sido uno de los de más bajo crecimiento en lo que va de este siglo. El lento avance de la economía colombiana –que en el tercer trimestre creció 2 %– se debió, entre otros factores, a los efectos que tuvo el incremento del IVA del 16 % al 19 % sobre los niveles de confianza y consumo de los hogares, al deteriorar su capacidad de compra.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Opinión del Consumidor (EOC), que mide mensualmente las percepciones y expectativas de los compradores frente a su propia situación económica y la del país, realizada por Fedesarrollo, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) mostró una caída importante a principios de 2017 y se ubicó en el nivel más bajo desde noviembre de 2001.

Por su parte, el Indicador de Confianza de Davivienda registró también el deterioro que se presentó en las expectativas de los hogares, pues mientras en septiembre de 2016 alcanzaba -14 %, en enero de 2017 –coincidiendo con la aplicación de la reforma tributaria– cayó a -29 %. Entre enero y septiembre del año pasado este indicador osciló en -27,6 %, sin dar señales de recuperación.

La buena noticia en cuanto al comportamiento económico es que este año la visión de los analistas y las autoridades resulta más optimista. Las proyecciones estiman que la economía tendría un rango de crecimiento entre 2,6% y 3,3%, jalonada por sectores como construcción, minas y petróleo, así como por la industria y el comercio, que mostrarían una leve recuperación. Además, seguirá
el buen comportamiento del agro y de los servicios financieros.

Esta recuperación se daría en forma paralela a la reducción en la tasa de interés, una inflación en cintura, mejores precios del petróleo, mayor dinamismo de las obras 4G y un repunte en el consumo de los hogares.

Sin aguar la fiesta, Fedesarrollo indica que los riesgos a la baja en este 2018 se relacionan principalmente con una menor producción de petróleo en Colombia, la necesidad de un nuevo ajuste fiscal, el deterioro del mercado laboral y del sistema financiero y la incertidumbre electoral.

Así las cosas, si usted es uno de los que ve el vaso medio lleno, lo mejor será informarse bien para que este año no lo tome por sorpresa en cuanto a créditos que va a tomar e inversiones que realizará.

Los sectores que más crecen

El inicio de una economía del posconflicto genera oportunidades de crecimiento económico apoyadas en la reducción de la incertidumbre y el riesgo político, de acuerdo con Andrea María Bernal, ingeniera financiera y especialista en Alta Gerencia.

A escala macroeconómica, la especialista recomienda las inversiones relacionadas con los sectores de agricultura, establecimientos financieros y actividades de servicios sociales, comunales y personales, gracias al dinamismo que vienen presentando, así como a las oportunidades que se vislumbran en cuanto a los planes del gobierno en infraestructura, vías 4G y fortalecimiento del campo.

“En el caso de la rama de explotación de minas y canteras, que incluye petróleo, gas y carbón, aunque el crecimiento en 2017 fue negativo (-2.1 %), producto de la incertidumbre por los escándalos de corrupción, se puede atraer nuevamente a los inversionistas incrementando los controles y fortaleciendo los mecanismos de regulación, por ejemplo, mediante las Alianzas Público Privadas”, indica Bernal.

¿Es hora de tomar un crédito?

Siempre hay que tener prudencia en cuanto a los créditos que se toman para que el compromiso de cubrirlos no se desfase con respecto a la capacidad de pago. Esto es lo que aconseja Raúl Cardona, jefe del pregrado en Finanzas de la Universidad Eafit. El economista dice que es recomendable hacer cuentas y tener presente que endeudarse no es malo, pues permite apalancar la compra de vivienda y de bienes de consumo durable necesarios, así como la educación, “pero eso sí, no es conveniente endeudarse para financiar gastos de consumo, recreación, vestuario o mercado”.

El experto también aconseja elegir el plazo adecuado de los créditos y realizar, en la medida de lo posible, abonos o amortización de deudas para recuperar lo más rápido la capacidad de consumo.
Ahora bien, Cardona explica que si una persona tiene margen para endeudarse puede aprovechar la abundante oferta de créditos que tiene el sistema financiero en este momento, cuando las tasas están muy controladas “y no se espera que aumenten, dada la expectativa de menor inflación y rebaja sostenida de las tasas de intervención del Banco de la República”.

¿Es hora de comprar o vender finca raíz?

El sector de la construcción (que incluye obras civiles, edificaciones residenciales y no residenciales) se contrajo en 2017 y hasta septiembre venía cayendo 7,3 % en edificaciones residenciales y 15 % en no residenciales, según el Dane.

La desaceleración en el mercado de vivienda se refleja en la caída de los precios de los inmuebles y en el aumento del tiempo requerido para arrendar o vender vivienda nueva o usada. En el caso de la venta, y según el Banco de la República, el tiempo promedio ha pasado de 7,5 a 8,6 meses en las ciudades de Bogotá, Medellín y Cali.

Y aunque el 2018 se perfila como un año de valorizaciones, porque puede mejorar frente a 2017, la preocupación es la sobreoferta que existe en segmentos no residenciales (oficinas y comercio) y en vivienda de estratos altos.

Con dicha salvedad y de acuerdo con Javier Alfonso Galán Barrera, director del Observatorio Económico, Financiero y Empresarial de la Universidad Sergio Arboleda, el crédito de vivienda es en la actualidad el más barato, superando a los créditos de vehículos, por lo que es buen momento para optar por un préstamo hipotecario. “Aunque debe tenerse en cuenta que cuando se compra una vivienda hay que dotarla y si las tasas de esos créditos no funcionan, es posible que cuando la persona haga su presupuesto las cuentas no le den”, advierte Galán.

Así que para los que están pensando en invertir en el sector inmobiliario, este puede ser un buen año aprovechando el ajuste que han tenido los precios en algunas ciudades y estratos.
Los fondos de pensiones

Entre los productos financieros de ahorro e inversión que pueden generar mayores ganancias, la experta Andrea María Bernal recomienda los fondos de pensiones voluntarias, si lo que se busca es una rentabilidad a largo plazo. La recomendación es que sea un fondo no moderado para obtener mayores utilidades.

La experta dice que si el monto de inversión no supera el millón de pesos, la persona puede formar parte de un fondo de inversión colectiva que genera rendimientos diarios.

En cuanto a las acciones, la recomendación es que no son una inversión para los impacientes que quieren ver rendimientos inmediatos o las personas ajenas al riesgo, sino para los que tienen la opción de esperar en el largo plazo a que rindan sus frutos, pero también saben que están expuestos a los vaivenes de la bolsa.

Este año se recomienda invertir en títulos internacionales, ya que se espera que la economía mundial tenga su mejor desempeño en los últimos siete años impulsado por China, Estados Unidos y Europa.

Cómo invertir su dinero en 2018

El mercado de capitales en Colombia es muy pequeño, pero hay varias formas de invertir su dinero. Alfonso Galán Barrera, director del Observatorio Económico, Financiero y Empresarial de la Universidad Sergio Arboleda formula las siguientes recomendaciones:

• Si hace negocios en el exterior es un buen momento para comprar dólares. Si la proyección indica que va a caer, usted puede ir comprando y esto hará que el precio promedio de sus dólares baje. Así, cuando suba tendrá dólares baratos.

• Si usted no tiene el capital suficiente para efectuar operaciones en el mercado de capitales puede hacer ahorros programados para vivienda o educación.

• La tarjeta de crédito debería ser utilizada como medio de pago a una cuota y no como un sistema de endeudamiento porque las tasas son muy altas. En lo posible, elimine o deje libres los cupos y acérquese al sector financiero, ya que manejar correctamente la tarjeta de crédito mejora su historial crediticio, algo fundamental a la hora de pedir otros tipos de créditos (libranzas, para trabajadores, o de consumo con tasas de interés más baja).

• Si su objetivo es alcanzar un monto para entrar a otros mercados puede utilizar un CDT o una cuenta de ahorro que genere interés. Esto le permitirá tener su dinero disponible en todo momento.

Artículos Relacionados

  • Playlist: 4 canciones para recordar a Ella Fitzgerald
  • Galería: Estas son las obras de arte más caras del mundo
  • Robert Pattinson, Jennifer Garner y Jake Gyllenhaal en lo último del cine
  • Playlist: ¡por fin es viernes!