Cinco alimentos recomendados para niños

No solo son vegetales, estos alimentos ayudan al desarrollo sano de los menores, además de ser ricos y muy nutritivos.

Toda mamá sabe que la nutrición de los más pequeños es es uno de los temas más importantes en el hogar, pues gracias a ella los niños podrán crecer sanos y fuertes

Pero si bien muchos de los nutrientes y vitaminas que los pequeños necesitan son aportados por los vegetales, estos no suelen ser de gran atractivo para los niños, lo que se convierte en un problema difícil de manejar.

Afortunadamente, varios expertos han concluido que no solo los vegetales hacen bien a los niños, sino que además, hay otros alimentos que se encuentran en la canasta familiar que pueden darles los nutrientes necesarios para crecer bien e incluso evitar enfermedades.

Vea también: Croquetas llenas de sabor

Estos son algunos de los alimentos, según el portal de alimentación saludable Puleva, complementarios a los vegetales, que no pueden faltar en la alimentación de los pequeños entre los 2 y 5 años para un correcto desarrollo.

Leche: Este debe ser el alimento básico en los niños pequeños, ya que las necesidades de calcio que sufren a partir de los 3 años es muy elevada, pues es cuando empiezan a desarrollar su masa muscular y estructura ósea.

Con 3 a 4 raciones diarias (unos 500 ml) de cualquier tipo de lácteos, pero en especial de leche, se puede evitar la descalcificación y lograr que el niño crezca fuerte.

Frutas y cereales: Son importantes fuentes de magnesio, potasio, vitaminas como la C, A y B; minerales y fibra, además de ser atractivos y ricos, lo que los convierte en un gran aliado de la alimentación infantil.

Es importante recalcar, que los cereales no deben ser los fabricados, sino los que aportan carga nutricional como el arroz, trigo o legumbres.

Grasas Vegetales: Este tipo de grasas son muy necesarias para el correcto funcionamiento del organismo, pues aportan diferentes nutrientes según su origen.

Por ejemplo, el aceite de oliva está comprobado que ayuda a hacer mejor sinapsis (conexión entre neuronas), lo que le permitirá al pequeño aprender y desarrollar nuevas habilidades.

Nueces y almendras: Tanto las semillas, como los frutos secos aportan grandes cantidades de nutrientes al cuerpo, por lo que es válido dársela a los más pequeños.

Además de ser ricos y fáciles de llevar, los frutos secos aportan ácidos grasos que son importantes para los menores. Además frutos como las almendras complementan alimentos como la leche o el queso en carga nutricional.

Proteínas: El desarrollo intelectual de los niños está fuertemente ligado a la producción de hierro en el organismo y la mejor fuente está en proteínas como la carne, el pollo, el pescado y el huevo.

Además del hierro las carnes también aportan valores como el zinc, vitamina B12, magnesio y omega 3.
También le puede interesar: Claves para evitar los excesos en Navidad

Artículos Relacionados

  • Participe en el desafío fotográfico de iPhone 2019
  • Artículo interactivo: Entreviste a Juanpis González
  • Happy Pills: “La felicidad está en comprar medicamentos que no necesitamos”
  • Galería: Estas son las películas más influyentes de la historia

Send this to a friend