¿Té o café? En los genes podría estar la respuesta

Así lo muestra un estudio reciente que amplía investigaciones sobre el tema que mencionaban los factores hereditarios como un aspecto a considerar a la hora de establecer preferencias por una u otra bebida.

De acuerdo con investigadores en Australia y Estados Unidos, los genes encargados de la percepción del sabor amargo determinan las preferencias de las personas por una u otra bebida. Así lo señala un artículo publicado por el portal BBC Mundo que explica el hecho en los componentes amargos (como la cafeína y otros) que contienen tanto el té como el café y que contribuyen a darles su sabor característico y que los hacen más favorables para algunas personas.

Vea también: ¿Sabe cuándo café debe tomar en el día?

Estudios previos ya habían mostrado que los factores hereditarios jugaban un papel determinante en la cantidad de café o té que las personas toman. “No sabíamos si específicamente los genes implicados en la percepción del sabor amargo influían en ello”, dijo Daniel Hwang, uno de los autores del estudio publicado Scientific Reports, de acuerdo con el citado portal.

Photo by rawpixel.com from Pexels


Basados en un proyecto llamado UK Biobank, que recoge datos sobre el genoma de más de 400.000 personas en el Reino Unido, se logró estudiar y comprobar la relación entre la ingesta de té y café (así como alcohol) con los genes del receptor del sabor, relacionados con tres sustancias amargas que poseen estas bebidas: cafeína, quinina y propiluracilo (sustancia artificial).

Así comprobaron que aquellas “personas con variantes genéticas en los receptores del sabor amargo que los hacen más sensibles a la cafeína tenían un 20% más de probabilidad de consumir más de cuatro tazas de café por día”, según el estudio que aclara que dichas personas tiene a la vez menos probabilidades de tomar té.

En conclusión, resume el estudio, las personas cuyo genes los ayudan a detectar más fácilmente la cafeína tienen más chance de volverse adictos a sus efectos estimulantes y, por lo tanto, a preferir el café, bebida que tiene más cafeína que el té.

También le puede interesar: ¿Por qué tomar té de queso se convirtió en tendencia?

Artículos Relacionados

  • Galería: Estas son las películas más influyentes de la historia
  • Así fue el concierto de Roger Waters en Bogotá
  • Estas son las fotos más desgarradoras de vida salvaje en 2018
  • “La ciclovía es la playa de los bogotanos”

Send this to a friend