Cinco alimentos que no se deben calentar en el microondas

Carne, leche o incluso arroz. Estos son los alimentos que usted suele meter en el microondas y que pueden jugarle una mala pasada.

Desde su invención en la segunda mitad del siglo XX, el microondas se convirtió en uno de los electrodomésticos más usados en todas las cocinas, gracias a la posibilidad que da de calentar la comida en poco tiempo, lo que atrae a más de uno en una época tan acelerada como la actual.

Lo cierto es que este aparato ha normalizado tanto la comida recalentada, que se han olvidado las precauciones que se deben tener en su uso y también qué males a largo plazo puede traer el recalentar.

Según Amparo Russi, nutricionista de la Pontificia Universidad Javeriana y presidenta de la Asociación Colombiana de Dietistas y Nutricionistas, Acodin, lo recomendable es utilizar lo menos posible el microondas, ya que “para lograr calentar los alimentos de forma rápida las ondas electromagnéticas provocan que las moléculas de los alimentos interactúen entre sí para que produzcan calor. Del proceso resulta la comida caliente, pero así mismo se altera la composición molecular de los mismos”.

Pese a que no hay evidencia científica de que el microondas sea potenciador de cáncer, la continuidad y el mal uso del mismo puede resultar en afecciones para la salud. “Lo perjudicial de su uso pueden darse por varias cosas, principalmente la pérdida de nutrientes a la que los alimentos se ven expuestos por la forma en la que entra el calor (de adentro hacia afuera)”, agrega Russi.

Además de esto, también interfieren aspectos como el recipiente donde se encuentra la comida, como lo dice la nutricionista. “Algunos recipientes plásticos de baja calidad contienen bisfenol, una toxina altamente cancerígena que puede llegar a afectar el sistema endocrinológico, por lo que es preferible usar vidrios. Pero lo mejor sería buscar alternativas para evitar el uso del aparato”.

Tenga en cuenta que el electrodoméstico en sí no es perjudicial, la clave es darle un uso moderado. Sin embargo, hay que tener en cuenta estos cinco alimentos que debe evitar calentar o recalentar en el microondas. Veamos:

Carnes: Evite descongelar, cocer o recalentar tanto las carnes rojas, como el pollo. Uno de los problemas de los microondas es que no calientan de forma homogénea, por lo que puede ser peligroso que no se eliminen del todo posibles microorganismos patógenos como la salmonela en el caso del pollo.

Algo similar sucede con las carnes rojas, especialmente las congeladas. La proliferación de bacterias no disminuye si la cocción no es igual. Además de esto, la carne calentada en microondas puede perder hasta la mitad de sus nutrientes, en especial la vitamina B12.

Arroz blanco: Este alimento es uno de los más comunes de calentar en microondas, pero hacerlo puede ser perjudicial. Las altas temperaturas que genera este electrodoméstico afecta de forma directa su contenido de vitaminas minerales y fibras.

Además, calentar este alimento puede traer distensión abdominal, producto del cambio en la composición molecular del cereal.

Lácteos: Ya sea leche o derivados como la mantequilla o el yogurt, los lácteos no deberían someterse a las altas temperaturas del microondas. En el caso de la leche se eliminan hasta la mitad de los nutrientes y casi por completo la vitamina B12. En el de la mantequilla se pierde toda su carga proteica, por lo que quedan solo las grasas y azúcares.

Comida China: Generalmente esta contiene salsa de soya en grandes cantidades, que está compuesta en su mayoría por sales. La sal es altamente sensible a las ondas electromagnéticas, lo que hace que se evapore con facilidad.

Como hay un cambio tan brusco en la composición molecular del aderezo, la distensión abdominal o incluso la aparición de diarreas o vómitos son casi seguras.

Verduras: Espinaca, acelgas o brócoli son algunas de las verduras que se deben evitar calentar a toda costa. En el caso del brócoli, según el Journal of Science of Food and Agriculture, este alimento puede perder hasta el 97% de sus antioxidantes si es cocido en microondas, en comparación al 17% que perdería cocinado al vapor.

En el caso de las dos primeras, el uso del microondas para calentarlas convierte los nitratos -un compuesto inofensivo que contienen las verduras de hojas verdes- en nitrosaminas, compuesto que se considera cancerígeno.

Artículos Relacionados

  • Galería: Estas son las películas más influyentes de la historia
  • Así fue el concierto de Roger Waters en Bogotá
  • Estas son las fotos más desgarradoras de vida salvaje en 2018
  • “La ciclovía es la playa de los bogotanos”

Send this to a friend