El éxito del ejercicio está en el enfriamiento

Quedarse quieto no es enfriar. Vea la importancia de un buen enfriamiento después de correr, hacer pesas y demás.

“Para el ejercicio no hay nada más importante que el calentamiento”, dicen algunos expertos que explican que el cuerpo debe someterse a una serie de estiramientos, para que los músculos queden listos para la actividad física sin importar la exigencia y duración.

Sin embargo, ¿alguna vez ha escuchado sobre la importancia de enfriar? si su respuesta es no, seguramente se debe a que termina sus ejercicios sentado en el soporte de pesas o tal vez con un botellón de litro en su boca.

Resulta, que según estudios de la Universidad de Oregon, enfriar es el proceso más importante, no solo para su cuerpo, sino para hacer efectivo el ejercicio. “Enfriar el cuerpo depende de la exigencia. Si no puedes hablar después de hacer ejercicio, es obligatorio enfriar”, cuenta John Halliwill, director del laboratorio de fisiología y autor de la investigación.

En el caso de las personas que salen a trotar por las mañanas y tienen contado el tiempo para llegar a la oficina, deben recalcular. “Es necesario contar, mínimo, con diez minutos de enfriamiento después de cualquier actividad física. El cuerpo debe pasar de mayor a menor intensidad, para bajar la frecuencia cardiaca, la temperatura corporal y el retorno de la sangre al corazón”.

En el caso de las pesas lo mejor es trotar suavemente para que la sangre acumulada a los músculos vuelva al corazón. “Esto ayuda a evitar lesiones y entorpecer su próxima rutina”.

 

¿Qué pasa si no dejo que el cuerpo se recupere?

Seguramente ha experimentado mareo, náuseas y sensación de desmayo luego de una exigente prueba física de crossfit, una media maratón o tal vez una sesión de sprints en la bicicleta estática.

“Cuando el cuerpo se somete a una prueba física, bombeará sangre a las extremidades y sentirá que palpitan como un corazón. Esto es gracias a los vasos sanguíneos que se expanden para permitir el flujo de la sangre. Sin embargo, si se detiene en seco, el corazón seguirá bombeando la misma cantidad de sangre para su entrenamiento lo que produce los mareos y desmayos. Podríamos terminar en seco si tuviéramos un segundo corazón que ayuda a recircular la sangre de las extremidades”.

 

¿Cuál es el otro beneficio de enfriar?

Además de evitar el colapso corporal, Halliwill encontró que enfriar ayuda a evitar que el ácido láctico quede en los músculos, sin contar que el retorno gradual de la sangre ayuda a que los nutrientes de su alimentación para el gimnasio se asimile de forma más fácil.

“No podemos comprobar que enfriar ayude al crecimiento muscular. Sin embargo, encontramos que las personas que enfrían tienen una mayor estabilidad”, cuenta Halliwill.

Por último, enfriar de manera adecuada dejará al cuerpo preparado para el próximo entrenamiento.

 

Cómo enfriar después de…

Correr: Luego de trotar 10 minutos y dejar que la sangre fluya por el cuerpo con total normalidad, se recomienda hacer estiramientos de piernas y brazos.

Halterofilia: Si está enfocado en fortalecer su tren superior, marcar sus piernas o tener un abdomen de acero debe tomar agua en sorbos y caminar durante 10 minutos. Esto ayudará a que la sangre de sus músculos fluya con normalidad.

 

¿Qué pasa si tengo calor excesivo?

Si después de hacer su rutina de ejercicio, con enfriamiento incluido, sigue con calor, tome sorbos de agua cada 15 minutos para evitar la deshidratación; también puede probar con agua de coco o agua con limón para reactivar el cuerpo gracias a su cantidad de electrolitos.

El calor excesivo se debe a llevar al cuerpo al exceso de ejercicio. En caso de seguir con calor, consulte a su médico.

 

Artículos Relacionados

  • Hace 54 años se escribieron los tres grandes himnos del pop
  • Las 10 canciones recomendadas de Camila Zárate, de Canal 13
  • Galería: Los mejores retratos de animales en vía de extinción
  • 11 obras al óleo para recordar la historia de Colombia

Send this to a friend