SUSCRIBIRME
INICIO//Estilo de Vida//Tecnología//Los videojuegos colombianos se toman el mundo

Los videojuegos colombianos se toman el mundo

Brainz, una iniciativa de emprendimiento se convirtió en uno de los estudios de videojuegos más sólidos del continente.

Foto: World War Doh / Brainz

Brainz, una iniciativa de emprendimiento se convirtió en uno de los estudios de videojuegos más sólidos del continente.

Son unos gomosos de los videojuegos, pero también del emprendimiento. Su relación empezó hace más de 8 años cuando Alejandro González, arquitecto, se dedicaba a la creación de contenidos digitales interactivos y productos de animación para publicidad. Justamente vendía esos servicios a la empresa en la que trabajaba Jairo Nieto, un ingeniero de sistemas.

Entre un encargo y otro, y al tiempo que los teléfonos inteligentes empezaron a apoderarse del mercado, de las vitrinas de los almacenes de tecnología y del gusto de los consumidores, vieron una oportunidad de negocio.

Decidieron entonces, como buenos emprendedores, poner en marcha un proyecto que rondaba sus cabezas: la creación, desde Colombia, de videojuegos de estrategia y aventura para teléfonos móviles.

“Yo tenía idea de cómo construir un videojuego, pero no de la parte creativa. Todo lo que está detrás a la hora de crearlos, nunca fue mi fuerte. Yo venía del mundo de la animación digital, de hacer cortometrajes animados, comerciales de televisión, incluso experiencias interactivas, pero crear un videojuego divertido, no”, explica González.

Definitivamente, era algo nuevo, algo a lo que prácticamente nadie en Colombia le había apostado, pero que Jairo Nieto sí entendía.

Vea tambien: ¿Qué es el derecho al olvido en internet y cómo puede solicitarlo?

“Él tenía una combinación interesante: entendía los temas de medios digitales, era un escritor, un contador de historias y un ‘gamer’ empedernido (jugador de videojuegos), y lo sigue siendo”, advierte González.

Y así, con esa mezcla y complemento de factores, con nociones de cómo crear videojuegos y de cómo enseñarlos, empezaron con esta aventura, para lo cual contaron con la financiación propia, de ángeles inversionistas y de Promotora, un fondo de inversión de capital de riesgo.

Así, en 2010, nació Brainz, una firma colombiana que prácticamente exportó sus servicios desde el primer día. Vampire Season, Audio Ninja, Mark of the Dragon o Adventure Inn, han sido algunos de los productos que nacieron en la empresa nacional.

“Creo que se necesita pasión, que estés pensando cosas todo el tiempo y tratar de idear y de crear. Eso es lo que hace que se tenga mayor práctica en ese tipo de cosas. Cuando practico un juego nuevo, inevitablemente ya estoy pensando en que una u otra mecánica de él es interesante para un juego en el futuro. Es decir, cuando no estoy trabajando, estoy trabajando”, explica Nieto, director creativo de la compañía.
Estos emprendedores lograron poner sus videojuegos en el App Store y en Google Play, lo que los puso en la vitrina del mundo.

La evolución de las tecnologías y de esta industria, así como el acompañamiento de ProColombia, entre otras entidades, los pusieron en ferias internacionales y los llevó de inmediato a interactuar con otras firmas en el mundo para así desarrollar productos en llave con empresas de Corea, China, Alemania y Japón, entre muchas otras de diferentes países.

Vea tambien: "Antes de Higuita, yo fui el que empezó la moda de arquero salidor", Navarro Montoya

Pero el éxito de la compañía no para ahí. Hace unos meses, Brainz fue adquirida por uno de los principales jugadores de videojuegos móviles en Estados Unidos: la firma Jam City. Ahora Brainz es Jam City Bogotá, que emplea a 20 personas entre los 20 y 30 años de edad y en diferentes disciplinas: animadores, ingenieros, diseñadores, creativos y artistas.

La expectativa, ahora, es seguir creciendo con nuevos juegos para los teléfonos inteligentes.

Diversificación

Estos videojuegos hacen parte de la canasta exportadora del país y se clasifican en el área de servicios, más específicamente en el grupo de servicios personales, culturales y de esparcimiento, que en el 2017 reportó exportaciones por 103,9 millones de dólares.

Dentro de ese grupo hay un servicio dentro del cual se encuentran las ventas al exterior de videojuegos (servicios audiovisuales y conexos), que el año pasado reportó exportaciones por 48,2 millones de dólares. En el primer trimestre de este año, estas ventas sumaron 13,6 millones de dólares, un aumento del 48,8% con relación a los tres primeros meses del 2017.

INSCRÍBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL

Ver términos y condiciones.
Julio
26 / 2018

Send this to a friend