Mitos y verdades sobre el guayabo

En Diners reunimos los cinco mitos sobre cómo pasar la resaca a propósito de la llegada de las fiestas de fin de año y los brindis con champaña, vino y cócteles.

En estas fechas es inevitable comprar buñuelos recién salidos del horno, asistir a grandes banquetes para despedir el año y cómo no: brindar por una Navidad alegre y un Año Nuevo con mucha prosperidad.

Esta experiencia se repetirá con familia, amigos, compañeros de oficina y otros grupos sociales que querrán celebrar con usted. Junto a estos llegará la resaca por exceso de alcohol y con ella los consejos como, por ejemplo, ‘cómase una empanadita antes para que no lo coja el guayabo’ o tal vez ‘tómese un vaso de leche y verá que amanece como nuevo’.

En Diners pusimos a prueba estos consejos y los desmitificamos para que sepa qué es lo que realmente funciona a la hora de pasar una resaca.

Beber agua y lácteos

Si lo agarró el guayabo y no se puede levantar de la cama por el dolor de cabeza y estómago es vital que se mantenga hidratado, bien sea con un suero, agua o leche. Evite, eso sí, gaseosas y energizantes pues el exceso de azúcar (que se convierte en alcohol) puede empeorar su situación.

Comer antes, durante, y después de tomar

Si está pensando controlar la embriaguez, y por consiguiente el guayabo, con una picada con papa, chorizo, rellena y demás, le contamos que solo estará retardando la llegada del alcohol a la sangre.

No importa lo que coma porque el alcohol, al igual que el agua, viaja una parte por el intestino delgado y otra por la sangre, lo que facilita su distribución por el sistema nervioso. Es decir, que el alcohol entrará en su torrente sanguíneo a pesar de todo el chorizo que tenga en su estómago.

Mezclar alcohol produce más guayabo

Dicen que no hay que mezclar las bebidas alcohólicas por colores o por tipos (destilados vs. fermentados) si quiere evitar el guayabo. Sin embargo, la diferencia real está en el tiempo en que se metaboliza cada bebida. Por ejemplo, 250 mililitros de vino se metabolizan en más o menos 3 horas, mientras que una cerveza de 500 mililitros lo hace en 2. Si se juntan las dos bebidas se extiende el paso del alcohol por su sangre, al igual que puede pasar con dos cervezas o dos vinos.

Sin embargo, esta medida depende del peso, la edad y salud de la persona, pero si quiere hacer la conversión con cualquier bebida tenga en cuenta el grado alcohólico de la bebida por la cantidad ingerida y divídalo por mil (grado de alcohol * volumen consumido en mililitros / 1000).

Tomar medicamentos antiácidos efervescentes quitan el guayabo

Se cree que tomar un antiácido antes de tomar funciona. Sin embargo, la verdad es que evita solamente el ardor en el estómago. Por otro lado, tampoco funciona después del guayabo porque solo aliviará algunos síntomas intestinales, pero el dolor de cabeza y la boca reseca se quedarán.

Vomitar ayuda a quitar la embriaguez

Lastimosamente es mentira. Regurgitar todo el trago que se tomó no servirá de nada, pues los efectos del alcohol ya estarán rondando por su sangre y se quedarán toda la noche.

El mejor consejo…

Evite tomar en exceso y pásela bien en todas las fiestas.

Artículos Relacionados

  • Las películas de Andrés Burgos
  • Vea las primeras imágenes de la segunda temporada de Dark
  • Tómese un rato para conocer a Cardi B
  • Galería: Venezuela es la ganadora del World Press Photo 2018