La historia detrás de ‘Catástrofe’, exposición del artista Dor Guez en el MAMBO

El artista nacido en Jerusalén pero de familia palestina y judía habla de Catástrofe, su obra expuesta por primera vez en Latinoamérica.
 
La historia detrás de ‘Catástrofe’, exposición del artista Dor Guez en el MAMBO
/
POR: Simón Granja Matías

Las ruinas y los restos, la devastación que se evidencia en los árboles caídos y las piernas de algunas edificaciones son el recuerdo de la catástrofe. De que algo o alguien pasó por ahí y arrasó, destruyó todo a su paso. 

Sin embargo, de la catástrofe también surgen los reinicios. Y las catástrofes también permiten contar historias, o por lo menos, abrir conversaciones sobre el por qué de las mismas, sobre su simbolismo. 

Es ahí dónde está la intención del artista Dor Guez con su primera exposición en el Museo de Arte Moderno de Bogotá y primera en Latinoamérica. 

La exposición que se encuentra en el MAMBO presenta una selección del trabajo de 2008 a 2022 del artista nacido en Jerusalén y cuestiona el papel del arte contemporáneo en la narración de historias no escritas y la recontextualización de documentos visuales y escritos.

Dor Guez es artista y educador. Nació en Jerusalén en una familia palestina de Lod, al sureste de Tel Aviv por parte de su madre y una familia de inmigrantes judíos del norte de África por parte de su padre. 

La fotografía, las instalaciones de video, los ensayos y las presentaciones de conferencias de Guez exploran la relación entre el arte, la narrativa, el trauma, la memoria y el desplazamiento. 

Interrogando experiencias personales y relatos oficiales del pasado, Guez plantea interrogantes sobre el papel del arte contemporáneo en la narración de historias no escritas y la recontextualización de documentos visuales y escritos. 

En los últimos 20 años, sus estudios y trabajos artísticos se centran en materiales de archivo y prácticas fotográficas de Oriente Medio y el Norte de África, así como en cartografiar las huellas de la violencia en el paisaje.

Diners conversó con el artista que se encuentra en Israel a través de correo: 

¿Cómo define la exposición Catástrofe?

Mi exposición individual en MAMBO lleva el nombre de uno de los principales cuerpos de trabajo de la exposición: Catastrophe, una serie de vistas panorámicas impresas a gran escala. Catástrofe se centra en capítulos de mi propia historia familiar y patria.

Esta serie de fotografías fueron tomadas en bosques de pinos plantados en Israel después de la guerra de 1948, cuando se estableció el nuevo país. Para los israelíes, 1948 simboliza la Guerra de la Independencia y para los palestinos, la “Nakba” (“catástrofe” en árabe). Abundantes en todo Israel, los bosques de pinos se perciben típicamente como parte del paisaje “natural” del país.

El Fondo Nacional Judío (JNL), una empresa propiedad del gobierno, plantó millones de pinos en miles de acres, modificando drásticamente el terreno. El JNL plantó los árboles por varias razones, una de las cuales era la intención de cubrir las ruinas de 418 aldeas palestinas que fueron destruidas después de la guerra de 1948, así como las terrazas agrícolas palestinas. Setenta años después de la plantación de los pinos, la fina capa de tierra ya no aguanta su peso y, como lo demuestran mis vistas panorámicas, se derrumban sobre los restos de los pueblos.

El título de la serie, Catástrofe, también hace referencia al desastre ecológico que estos pinos crearon con el tiempo. Las agujas caídas alfombran el suelo del bosque, sofocando el suelo y obstaculizando el crecimiento de muchas floras naturales.

Dor Guez
Sandías bajo la cama, 2010
Fotograma de video.
Fotos: Cortesía del artista, Dvir Gallery, Goodman Gallery, y Carlier Gebauer Gallery.

¿Cómo marca la violencia los paisajes?

Los bosques y las ruinas que he documentado a lo largo de los años son, de hecho, evidencia de actos de violencia. Es una leyenda de signos que, una vez estudiados, es difícil ignorar lo que se revela. Estos bosques, que han sido plantados por humanos, son especies de plantas invasoras que cubren la vegetación natural y los pueblos destruidos.

Dor Guez, artista nacido en Jerusalén.

¿Por qué convertir la catástrofe en arte?

El arte es especialmente efectivo cuando abre una conversación. A lo largo de los años, he tratado de provocar una discusión profunda de esto a través de referencias a cruces fatídicos en la historia, con la esperanza de que la discusión que se desarrolle haga que cada espectador se relacione con las circunstancias de su vida y su entorno inmediato.

“Mis fotografías, instalaciones de video, ensayos y conferencias-performance exploran la relación entre el arte, la narrativa, el trauma, la memoria y el desplazamiento en relación con mi propia historia”.

Dor Guez

¿Cómo fue el proceso de investigación de las prácticas fotográficas de Oriente Medio y Norte de África? 

Cuanto más cuento una historia que es más personal y plantada en el contexto del entorno cultural y geográfico inmediato en el que crecí, más a menudo se convierte en una historia más amplia, sobre la naturaleza humana, el desarrollo de la identidad y el lugar de la individuo en relación con la mayoría.

¿Qué encontró que lo sorprendiera en el proceso de hacer Catástrofe?

Estoy en un proceso de aprendizaje continuo y estoy constantemente expuesto a diferentes archivos, narrativas e interpretaciones. Creo que a lo largo de los años he descubierto lo importante que es que cada persona sepa que es vista y reconocida. La importancia de este tipo de reconocimiento está en el corazón de muchas de mis obras, incluso un principio rector. Me veo como un narrador.

¿Cómo se cruza su vida personal con la historia de su territorio?

Creo que lo personal es político, es decir, las experiencias privadas están enraizadas en nuestra situación política. Nací en Jerusalén en una familia palestina por parte de mi madre y una familia de inmigrantes judíos del norte de África por parte de mi padre. Mis fotografías, instalaciones de video, ensayos y conferencias-performance exploran la relación entre el arte, la narrativa, el trauma, la memoria y el desplazamiento en relación con mi propia historia. Interrogo experiencias personales y relatos oficiales del pasado, planteo preguntas sobre el papel del arte contemporáneo en la narración de historias no escritas y la recontextualización de documentos visuales y escritos.

Colonia, 2022
Instalación de video tricanal, fotograma de video
Foto: Cortesía del artista, Dvir Gallery, Goodman Gallery, y Carlier Gebauer Gallery. 

¿De qué manera el arte es fundamental para los procesos de reconciliación y memoria en los conflictos?

Los artistas pueden utilizar el museo como plataforma pública. Bajo las condiciones “sagradas” de ver arte -observación activa y escucha- podemos dar visibilidad y voz. En ese sentido, es una etapa única y un privilegio muy grande ser artista.

¿Qué siente al saber que su exposición Catástrofe está ahora en Colombia, un país que también ha vivido una larga guerra?

Creo que esta es una pregunta para la audiencia. No pretenderé conocer circunstancias y contextos de los que no soy parte. Solo puedo esperar que las obras provoquen una discusión sobre estos temas y así hacer de la experiencia en el museo un evento que no se quede dentro de los límites de la discusión estética.

Lea también: Color y concreto en las nuevas exposiciones de la galería El Museo

INSCRIBASE AL NEWSLETTER

TODA LA EXPERIENCIA DINERS EN SU EMAIL
junio
22 / 2022